Mercadona, DIA, Lidl y Carrefour, entre otros

Redada de Hacienda entre los gigantes de los supermercados en España

La Agencia Tributaria ha puesto en marcha una oleada de inspecciones contra grupos como Mercadona, DIA, Lidl y Carrefour por los tributos de los últimos años

Foto: El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, durante la segunda jornada del debate del estado de la Nación (Efe).
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, durante la segunda jornada del debate del estado de la Nación (Efe).

Hacienda ha colocado al sector de la gran distribución en el centro de la diana y ha conseguido que varios dardos hayan conseguido ya puntuar. Mercadona, DIA, Lidl y Carrefour, cuatro de los mayores grupos alimentarios que operan en España, han visto como el fisco ha abierto inspecciones en los últimos tiempos contra su sector. El resultado ha sido, en muchos casos, contrario a los intereses de estas compañías, a quienes la Agencia Tributaria está haciendo pagar con intereses un dinero que debían haber saldado en el pasado.

El caso más significativo, por el número de inspecciones abiertas, es DIA (ver cotización), grupo que se está viendo las caras tanto con la Hacienda española como con la francesa y la brasileña. En el país vecino, el año pasado tuvo que hacer frente a un pago de 4,46 millones de euros por litigios ligados al redondeo del IVA en los ejercicios 2006, 2007 y 2008; al tiempo que en España, "la sociedad dominante ha procedido a los pagos en concepto de Impuesto de Sociedades del ejercicio 2008 por un importe de 3,86 millones de euros y el correspondiente al Acta de Inspección del Impuesto sobre Sociedades de los ejercicios 2008, 2009 y 2010 por importe de 2,85 millones", según reconoce la propia compañía en su informe anual del ejercicio 2014.

Pero los problemas de DIA, que en 2013 ya tuvo que afrontar el pago de 21,4 millones por el acta de inspección del Impuesto de Sociedades de 2003, se han ido ampliando en los últimos meses. Actualmente tiene procesos legales e inspecciones fiscales en marcha, algunas de ellas ya realizadas y que han sido recurridas por la sociedad, para diversos tributos del periodo 2011-2014. No obstante, ante la posibilidad de que estos procesos terminen resolviéndose en su contra, la sociedad dotó el pasado ejercicio 3,5 millones para riesgos fiscales. En total, a cierre de diciembre, la compañía tiene provisionados 63,9 millones para conflictos tanto fiscales como legales y sociales, frente a los 61,18 millones de un año antes.

DIA tiene en marcha varias investigaciones de Hacienda
DIA tiene en marcha varias investigaciones de Hacienda

Los problemas de la cadena con Hacienda se han ampliado recientemente a Brasil, donde DIA "ha sido objeto de una inspección local y como resultado de la misma ha recibido dos notificaciones de las autoridades fiscales brasileñas, una por importe de 13,34 millones de euros, en relación a la discrepancia del impuesto correspondiente a los ingresos por descuentos recibidos de proveedores, y la otra por importe de 77,65 millones de euros en relación al reflejo de los movimientos de mercancías y su repercusión en inventarios", señala la compañía en su último informe anual, donde también puntualiza que está colaborando con las autoridades latinoamericanas para aclarar la situación, ya que sus asesores legales consideran remoto el riesgo de pérdida asociado a estos litigios.

Su dueña hasta 2011, Carrefour, también ha recibido la visita de la Agencia Tributaria, que ha analizado tanto el Impuesto de Sociedades, como el IVA, las retenciones e ingresos a cuenta de rendimientos del capital mobiliario y por imposición a no residentes, así como otros tributos. Las inspecciones hasta 2012 se han saldado con la suscripción de actas de conformidad por parte de la compañía, que ha seguido manteniendo disputas con Hacienda por los últimos ejercicios, "debido a las diferentes interpretaciones de la normativa fiscal aplicable", según reconoce la filial española del grupo galo en su último informe de auditoría, correspondiente al ejercicio 2013.

Carrefour ha terminado suscribiendo de conformidad las actas levantadas por los tributos de 2004 a 2007, años por los que Hacienda reclamó 366 millones

Un año antes, en 2012, la filial española del grupo francés vio como Hacienda levantó actas por importe de 366 millones de euros contra la compañía por las declaraciones de 2004 a 2007, una multa histórica por el volumen de su cuantía, ante la que la compañía ha terminado plegando velas y suscribiendo su conformidad con el fisco, según acaba de reconocer en su último informe de auditoría, donde afirma que "las actuaciones inspectoras iniciadas en ejercicios anteriores correspondientes al periodo 2004 a 2007 han finalizado con la suscripción de conformidad"; una rendición que llega tras dos años en los que Carrefour trató de recurrir la decisión de la Agencia Tributaria, llegando incluso a los tribunales.

Otro gigante extranjero de la distribución, Lidl, también ha optado por dar su brazo a torcer y firmar actas de conformidad con el departamento dirigido por Cristóbal Montoro, en las investigaciones abiertas por éste en "el Impuesto sobre el Valor Añadido, las retenciones practicadas de acuerdo con el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y determinados aspectos del Impuestos sobre Sociedades", lo que le ha supuesto el pago de 773.000 euros. Pero se trata sólo de la punta del iceberg, ya que el grupo se ha mostrado disconforme con el grueso de las actuaciones de Hacienda y se ha declarado en disconformidad con las actas correspondiente al Impuesto de Sociedades de los ejercicios 2008, 2009 y 2010, con un riesgo estimado de 3,62 millones de euros.

Mercadona tampoco ha escapado de las redes de Hacienda. Como adelantó El Confidencial, la cadena valenciana vio como, en 2013, tras una década con un expediente intachable, la Agencia Tributaria llamó a su puerta para hacer una revisión de calado de los ejercicios 2008 a 2011, un procedimiento que todavía está abierto y que afecta, especialmente, al Impuesto de sociedades.

En concreto, las autoridades fiscales están llevando a cabo trabajos de revisión de este tributo "para los ejercicios 2008 a 2011, y para los ejercicios 2009 a 2011 para el resto de los impuestos que le son de aplicación”, reconoce la propia Mercadona en su última auditoría de cuentas, correspondiente al año 2013, en la que también detalla que cualquier conclusión de Hacienda en su contra “no afectaría de manera significativa” a sus balances.

Eroski y Alcampo, otros dos gigantes de los supermercados en España, han salido por el momento indemnes de esta redada de Hacienda contra el sector, según se desprende de sus últimos informes anuales y de las declaraciones de las propias compañías.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
14 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios