CAIXABANK LLEGA A UN ACUERDO

Caixa firma el ERE de Barclays con 975 salidas y condiciones mejores que Banco de Valencia

CaixaBank se ha rascado el bolsillo para mantener la paz en Barclays y ha mejorado las condiciones del ERE hasta superar las de Banco de Valencia. Los sindicatos han firmado el acuerdo esta noche

Foto: Caixa firma el ERE de Barclays con 975 salidas y condiciones mejores que Banco de Valencia

La dirección y los sindicatos de Barclays han alcanzado esta madrugada un acuerdo sobre el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) presentado por el banco, ahora filial de CaixaBank, que afectará finalmente a 975 personas, 145 menos de las previstas inicialmente. Asimismo, ha mejorado notablemente las condiciones iniciales hasta superar las que ofreció el FROB en su anterior adquisición, Banco de Valencia: 38 días por año trabajado con tope de 250.000 euros para los despidos y hasta el 90% del sueldo con un máximo de 320.000 para las prejubilaciones.

Estas condiciones son notablemente mejores que las ofrecidas inicialmente por Caixabank, de 30 días por año para los despidos y del 70% del sueldo para las prejubilaciones, con un máximo en ambos casos de 180.000 euros.  Asimismo, la entidad que preside Isidre Fainé ofrece la recolocación de 727 empleados en su red de oficinas, en otras filiales del grupo y en empresas ajenas al mismo, con compensaciones por la movilidad geográfica (el grueso de estas plazas se encuentra en Cataluña).

Concretamente, para los mayores de 52 años se establece un sistema de jubilación creciente desde el 75% del sueldo para los empleados que tengan 52 años hasta el 90% para los de 56. Estas condiciones se aplicarán hasta que cumplan 63 años y se jubilen. A la inversa, el máximo es creciente de forma inversa a la edad, desde 250.000 euros para los de 56 años hasta 320.000 para los de 52. La elevación de este tope era uno de los puntos cruciales para los representantes de los trabajadores, puesto que buena parte de la plantilla lleva muchos años trabajando en la entidad. Asimismo, la entidad mantiene sus aportaciones al plan de pensiones.

Para los que tengan menos de 52 años, se ofrece una indemnización de 38 días con un máximo de 250.000 euros (sin tope de mensualidades), a los que se añade una prima lineal si se acogen voluntariamente al ERE, que va desde 10.000 euros para los que lleven menos de ocho años en Barclays hasta 30.000 para los que tengan una antigüedad superior a 16 años. Y otros 1.000 euros más por cada año trabajado.

Como suele ocurrir en estos casos, la entidad catalana prima que las bajas sean voluntarias. En caso de que no se alcancen las 975 de esta manera, se procederá a extinciones forzosas entre los empleados nacidos después de 1966 con 30 días por año trabajado y un máximo de 22 mensualidades o 250.000 euros. En este caso, tampoco se cobra la prima por antigüedad.

¿Fin de la guerra civil?

Estas condiciones mejoran las ofrecidas en la anterior integración acometida por Caixabank, Banco de Valencia: en el ERE de 765 empleados acometido en esta entidad en febrero de 2013 se indemnizó con 30 días por año con un tope de 24 meses, aunque el tope se extendía a 36 meses para los mayores de 50 y menores de 53. En aquel caso las prejubilaciones para los mayores de 54 ofrecieron un porcentaje del 80% o el 85% del sueldo neto en función de la edad. El máximo era el mismo que el de los prejubilados más mayores de Barclays, 250.000 euros, aunque en el caso actual los más jóvenes pueden llevarse hasta 320.000.

Como ha venido informando El Confidencial, este ERE ha provocado una guerra civil en la plantilla del banco británico en España, ya que la mayoría de los empleados de servicios centrales quería revocar al comité de empresa, controlado por CCOO y UGT, para fichar al despacho Jiménez de Parga. Esta revocación no fue aprobada por no alcanzarse más de la mitad del censo, pese a obtener una mayoría aplastante en una votación celebrada la semana pasada. Ahora habrá que ver si se impugna la misma o si las condiciones ofrecidas por Caixabank ponen fin al enfrentamiento.

Como también ha adelantado este diario, Caixabank ha forzado a Barclays a entrar en pérdidas en España en 2014 al endurecer sus criterios sobre provisiones, lo que en la entidad adquirida se interpreta como un intento de facilitar la aprobación del ERE por causas económicas. Un cambio que ha encontrado la reticencia del auditor, PwC.

 

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios