Carlyle se queda con los embutidos y con los postres de Grupo Palacios
  1. Empresas
PROA CAPITAL VENDE SU PARTICIPACIÓN

Carlyle se queda con los embutidos y con los postres de Grupo Palacios

El fondo de capital riesgo acaba de comprar la firma riojana de embutidos y postres congelados, que ha conseguido abrirse camino durante la crisis desarrollando productos de marca para terceros

Foto: Foto: Grupo Palacios
Foto: Grupo Palacios

El dinero sigue entrando en el segmento del gran consumo. El fondo de capital riesgo Carlyle acaba de comprar la firma riojana de embutidos y postres congelados Grupo Palacios, una de las corporaciones alimentarias nacionales que ha conseguido abrirse camino durante la crisis. Después de casi todo ese periodo, más de cinco años, los fondos ProA Capital (60%), Partners Group (20%) y Talde (15%) han dado por concluidasu inversión en la compañía riojana, por la que abonaron cerca de 100 millones de euros.

Con esta operación, Carlyle vuelve a la carga en el mercado español, donde había llegado a liquidar casi toda su cartera de participadas. En los últimos años, el fondo estadounidense vendió el proveedor Arsys (2013) y sacó a bolsa la compañía de inspecciones técnicas Applus (2013), además de liquidar el operador turístico Orizonia tras fracasar en su intento de venta. Desde entonces, sólo mantenía la inversión realizada a finales de 2011 para comprar Telecable, el operador de cable asturiano del que controla el 85%.

Aunque el importe de la transacción no se conoce, Grupo Palacios cerró el último ejercicio con una facturación de 155 millones de euros,un 10% más que hace cinco años, cuando desembarcaron ProA Capital y el resto de inversores. Durante este tiempo, además de afrontar algunos de los años más duros para el consumo como consecuencia de la crisis y otro tipo de vicisitudes, como incendios en dos plantas de producción, el fabricante riojano ha ampliado su área de negocio a la pizza, tortilla y pastelería congelada.

Grupo Palacios cambió de manos con la tercera generación. A 12 kilómetros de Logroño, la carnicería de Albelda de Iregua regentada por el abuelo de la saga desde 1960 se convirtió, a partir de los años 80, en fabricante industrial de embutidos, fundamentalmente chorizos, gracias al impulso de Dolores García y sus tres hijos, Jaime, Francisco Javier y el menor Ángel Pablo Palacios, máximo responsable en la gestión hasta mediados de 2000, para crear el consejo familiar que tuteló la posterior venta en el verano de 2009.

Del lado vendedor, ProA Capital continúa dando salida a sus participadas, como ha hecho también estos días con la clínica de fertilidad Eugin. Estas desinversiones permiten a la firma de capital riesgo fundada por Santiago Gómez y Fernando Ortiz rotar casi por completo el portfolio de su primer fondo, despejando así el camino para terminar de levantar su segundo vehículo de inversión, con el que debutaron en 2007 tras abandonar la firma N+1 para emprender su propia aventura empresarial.

ProA Capital Venta Capital riesgo
El redactor recomienda