por llevarse más de 200 millones de la compañía

El juez pide el embargo de las cuentas ocultas de los hermanos Salazar en Suiza

El pleito de Deoleo, antigua SOS Cuétara, contra los conocidos empresarios se ha extendido al país helvético por sospechar que allí ocultan más de 200 millones de euros sacados de la compañía

Foto: Foto de archivo de los hermanos Salazar, dueños del extinto Grupo SOS.
Foto de archivo de los hermanos Salazar, dueños del extinto Grupo SOS.

La batalla judicial de Deoleo contra sus antiguos accionistas, los hermanos Salazar, se ha extendido a Suiza. La Fiscalía ha pedido a las autoridades helvéticas el embargo de varias cuentas a nombre de los que en su día fueron los primeros ejecutivos de la extinta SOS Cuétara. Un dinero con el que la compañía aceitera quiere recuperar parte de los 360 millones que les exige desde 2009 por presuntos delitos societarios.

Según consta en la información de los resultados de 2014, Deoleo solicitó el pasado 21 de noviembre librar comisión rogatoria a las autoridades judiciales suizas para identificación de titularidad de determinadas cuentas de Jesús y Jaime Salazar Bello. Previo informe favorable del Ministerio Fiscal, el Juzgado acordó el 2 de diciembre de 2014 una nueva comisión rogatoria a Suiza para el embargo de dichas cantidades y su puesta a disposición de las autoridades españolas.

Se desconoce todavía la respuesta del país que se ha visto salpicado por el escándalo de la lista Falciani, pero fuentes próximas a Deoleo están convencidas de que procederán a congelar las citadas cuentas, dado que la justicia helvética ya decidió el pasado año motu proprio dar un paso al frente en el caso ante el presunto blanqueo de capitales por parte de los conocidos empresarios. 

En efecto, en abril de 2014 las autoridades judiciales de Suiza iniciaron su propia investigación contra los Salazar tras recopilar datos para la Audiencia Nacional en la pugna judicial que enfrenta a la compañía aceitera y su antiguo gestor. La Fiscalía suiza acusa a Salazar de posible blanqueo de capitales al haber trasladado al país helvético, supuestamente, parte del dinero extraído de la caja de la antigua SOS.

Secreto bancario

Este nuevo proceso judicial se inicia tras recibir la justicia suiza una comisión rogatoria que reclamaba información sobre las cuentas de Salazar en dicho país, que se encontraban protegidas por el secreto bancario. La comisión rogatoria fue enviada a Suiza en septiembre de 2013, petición tras la cual se ha iniciado un nuevo proceso judicial paralelo al que está abierto en la Audiencia Nacional desde junio de 2009.

El conocido como caso Salazar se remonta a febrero de 2009, cuando varios consejeros de Grupo SOS mostraron su rechazo a las cuentas de 2008, que incluían la concesión de un préstamo de 212,7 millones de euros, con vencimiento a 2013, que la empresa de alimentación otorgó a Condor Plus, una sociedad controlada por los hermanos Jesús y Jaime Salazar, que entonces ostentaban los cargos de presidente y consejero delegado respectivamente.

La concesión de este préstamo tenía como objeto el desarrollo de una operación corporativa con un fondo soberano libio, negociación de la que no se tuvo más información. Tras su sustitución en mayo de 2009, los entonces responsables de SOS presentaron una querella por supuestos delitos de apropiación indebida, estafa, blanqueo de capitales, falsedad documental, delito societario y delito contra el mercado. Deoleo reclama a los hermanos 360 millones de euros, además de cerca de 76 millones a los bancos alemanes Nordbank y Landesbank por fianzas de responsabilidad.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios