CaixaBank mete a Barclays en pérdidas en pleno ERE al aplicarle sus criterios contables
  1. Empresas
topa con la reticencia del auditor, pwc

CaixaBank mete a Barclays en pérdidas en pleno ERE al aplicarle sus criterios contables

CaiaxaBank ha forzado al recién adquirido Barclays a realizar fuertes provisiones que lo meten en pérdidas y que han despertado el recelo de su auditor, PwC. Estas pérdidas hacen más fácil justificar el ERE del 50% de la plantilla

Foto: Cajeros automáticos de una sucursal del banco británico Barclays en Londres. (EFE/Andy Rain)
Cajeros automáticos de una sucursal del banco británico Barclays en Londres. (EFE/Andy Rain)

Barclays tenía previsto darbeneficios en nuestro país en 2014, en torno a 70 millones según fuentes conocedoras de la situación. Sin embargo, su nuevo propietario, CaixaBank, le ha obligado a dotar fuertes provisiones que eliminan de un plumazo esas ganancias y resultan en unas ligeraspérdidas. Dichas provisiones, que según la entidad catalanaimplican únicamente trasladar loscriterios que aplica ella misma,se centran en créditos a proyectos de energías renovables. Estas operacioneshasta ahora estaban clasificadas como "normal" puesto que se hallaban al corriente de pago, y han pasado a "subestándar", es decir, que corren un alto riesgo de impagar, en teoría por el endurecimiento de la legislación de este sector y el recorte de su remuneración. Esta categoría exige provisionar al menos el 15% del importe de estos préstamos.

Una operación tan agresiva ha despertado los recelos desde el auditor de Barclays, el socio dePricewaterhouseCoopers (PwC)Jorge García Tobajas. Según una de las fuentes, ha puesto reticencias parafirmarlas, lo cual podría suponer un serio problema ya que la nueva filial de CaixaBank tiene previsto publicar sus cuentas esta semana. De acuerdo con otrafuente, se trata de discrepancias normales en estos procesos de ajuste tan complicados, en los que las entidades siempre tienen que negociar con sus auditores, pero no habrá problemas para aprobarlas. Una tercera achaca estas reticencias a que PwC quedaría en evidencia por haber permitido unos criterios mucho más laxos en los ejercicios anteriores. La auditora no hizo comentarios a esta información.

Sea como fuere, estos resultados llegan en plena negociación del ERE de 1.120 empleados (el 48% de la plantilla) del negocio de banca comercial de Barclays, que es el adquirido por la entidad que presideIsidre Fainé. En la plantilla tienen claro que las pérdidas son una "maniobra de La Caixa" para justificar un ERE por causas económicas. De hecho, recuerdan que destinó 400 millones para realizar ajustes a valor razonable y otros 300 para costes de reestructuración, como se recoge en esta presentación; es decir, con ese dinero se podrían haber acometido perfectamente estos ajustes.

Estas fuentes admiten que la reforma laboral permite realizar ERE por causas organizativas, pero sostienen que siempre es mucho más difícil justificar un ERE de esta envergadura en una empresa en beneficios. Asimismo, señalan que La Caixa puede caer en su propia trampa, ya que ha mantenido a Barclays como una filial en vez de fusionarla con CaixaBank. Esto pretende, en teoría, realizar el ajuste laboral antes de integrar Barclays en la matriz, pero "si es una entidad independiente, tiene que contar con sus propios servicios centrales y no puedes echar prácticamente a todos, así queva a ser difícil de justificar por causas organizativas", según estas fuentes.

La Caixa: "Homogeneización de criterios"

Desde la Diagonal de Barcelona las cosas se ven radicalmente distintas. Un portavoz de la entidad asegura que lo único que está haciendo es homogeneizarlos criterios de reclasificaciones con los quese aplican en CaixaBank. Por eso, aunque no hubiera un ERE, habría aplicado el mismo criterio técnico-contable, que es más prudente que el de Barclays y es el que se recoge en la circulardel Banco de España. De hecho, es el mismo tratamiento que se extendió a Banca Cívica y Banco de Valencia cuando se adquirieron, por lo que lo que ahora toca hacer lo mismo en Barclays.

El auditor de Barclays, el socio de PricewaterhouseCoopers Jorge García Tobajas, ha puesto reticencias para firmar las cuentas

Respecto al ERE, la entidad recuerda que Barclays SAU(la unidad comprada)es una filial 100% de CaixaBank cuyo consejo de Barclays es el mismo que el de la matriz, por lo que sí puede alegar la materialización de sinergias para justificar los despidos.Otras de las fuentes consultadas añaden que no se trata sólo de las reclasificaciones de créditos, sino de los créditos fiscales, que en Barclays aparecen duplicados en las cuentas individuales y en las consolidadas. Este tratamiento favorece alcanzar beneficios pero, de nuevo, no es homogéneo con el aplicado en CaixaBank.

Deadline para el ERE y las cuentas

Precisamente, otro elemento clave es la diferencia entre el resultado individual y el consolidado de Barclays. Elconsolidado incluye las participadas, es decir, los resultados de las filiales inmobiliarias (su ‘banco malo’), por lo queel consolidado sí presenta pérdidas.Son las cuentas individuales las que estaban en beneficios y las que ahora entrarían en pérdidas con los nuevos criterios impuestos por La Caixa. Según los datos publicados por la AEB, Barclays arrojaba un beneficio en base individual de 25 millones hasta septiembre de 2014.

Esta polémica se resolverá esta semana, en la que se despejará la incógnita de si PwC finalmente da el visto bueno a las cuentas y en qué condiciones. Además, la fecha tope para llegar a un acuerdo con los representantes de los empleadossobre el ERE es el jueves 26, un acuerdo que puede quedar invalidado tras la polémica votación de la semana pasada en la que la plantillarechazó mayoritariamente al comité de empresacontrolado por los sindicatos pero sin mayoría suficiente para revocarlo, ya que los 'rebeldes' pretenden impugnaresa votación e incluso presentar una demanda.

El día previsto para formular las cuentas de la filial es el siguiente, el viernes 27, ya que Barclays en Londres dará sus resultados mundiales el siguiente martes, 3 de marzo.

Barclays Isidre Fainé Sindicatos CCOO UGT
El redactor recomienda