pide acciones por el 3% del capital

Soros entra en Saeta y endulza la discreta salida a bolsa de las renovables de ACS

Florentino Pérez tiene desde hoy un inversor de postín con el que no contaba cuando hace una semana lanzó la Oferta Pública de Venta (OPV) de

Foto: El multimillonario estadounidense de origen húngaro George Soros. (EFE)
El multimillonario estadounidense de origen húngaro George Soros. (EFE)

Florentino Pérez tiene desde hoy un inversor de postín con el que no contaba cuando hace una semana lanzó la oferta pública de venta (OPV) de Saeta Renovables, la filial de energías verdes de ACS. Se trata de George Soros, que el pasado miércoles cursó una orden para convertirse en un accionista de referencia de esta sociedad, que saldrá a bolsa el próximo lunes a un precio cercano a los 10,45 euros por acción.

Esta es la alegría que se ha llevado ACS, que, no obstante, se ha tenido que conformar con fijar el precio de la OPV en la parte baja del rango de precios, el cual oscilaba entre los citados 10,45 y los 12,25 euros. La mayoría de las solicitudes de compra registradas durante las dos semanas de prospección de demanda estaban en la zona inferior de la horquilla indicativa y no vinculante.

Se desconoce con exactitud cuál ha sido el importe pedido por Soros, si bien distintas fuentes indican que se le podría adjudicar hasta el 3% del capital de Saeta. La compañía de energías renovables del grupo constructor debutará el próximo lunes con una valoración de 852 millones, por lo que la inversión del magnate estadounidense ronda los 25 millones. Una apuesta inferior a los 500 millones que solicitó en la reciente privatización de Aena, en la que finalmente se le adjudicaron acciones por 100 millones, un 1% del capital del grupo aeroportuario. Por tanto, el desembolso económico bruto es menor, pero proporcionalmente mayor.

Esta será la quinta inversión de relevancia del multimillonario de origen húngaro en España, después de las incursiones en el capital de Aena, en la inmobiliaria Hispania, en Banco Santander y en FCC. La constructora, de la que llegó a tomar un 3,8% a finales de 2013, fue su primera declaración de intenciones, hasta el punto de que el pasado año intentó hacerse sin éxito con la mayoría del capital.

El presidente de ACS, Florentino Pérez, en una junta de accionistas. (EFE)
El presidente de ACS, Florentino Pérez, en una junta de accionistas. (EFE)

La entrada de Soros ha servido para apuntalar la OPV de Saeta, que no ha generado todo el interés esperado. Aunque el atractivo de la compañía es la alta retribución a los accionistas vía dividendo, la incertidumbre sobre el pago de las primas a las energías limpias en España ha frenado el potencial interés de los fondos especializados en infraestructuras. “Más que una compañía, es un project finance de rentabilidad limitada, menor de la que esperaba ACS”, explican fuentes del mercado.

Un alivio para ACS

En cualquier caso, la salida a bolsa de Saeta será un verdadero alivio para el grupo de construcción y servicios, que lleva algo más de cuatro años intentando desprenderse de esta sociedad por la elevada deuda que arrastra. En concreto, 2.300 millones que ACS tiene aparcados bajo el epígrafe contable Activos disponibles para la venta y que hasta la fecha no computan en el balance global del grupo. La multinacional tiene una deuda bruta de más de 12.000 millones de euros.

De no poder salir a bolsa o venderla, la compañía presidida por Florentino Pérez y participada por los March y los Albertos debería reconocer estos pasivos, lo que debilitaría sensiblemente la salud financiera del holding. Si la colocación llega a buen puerto, como la demanda registrada hasta el momento parece indicar, sería un paso muy importante para que ACS obtuviera la calificación de empresa solvente –rating– ante los inversores institucionales.

Saeta se ha constituido con una cartera de activos formada por 16 parques eólicos ubicados en España, que suman una potencia de 539 megavatios (MW) y tres plantas termosolares, también en el mercado doméstico, que generan 150 MW. Tras la operación, la firma de energía limpia tendrá como segundo mayor accionista al fondo estadounidense GIP, dado que, con ocasión de la salida a bolsa, ha acordado comprar un 24,4% de Saeta a ACS, que por su parte se quedará así con otro 25,5% de su capital.

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios