Distrito castellana norte

Gobierno y BBVA se dan cuatro meses para activar la nueva Operación Chamartín

Rebautizado como Distrito Castellana Norte, el principal desarrollo de la capital quiere tener aprobado el plan en primavera para empezar las obras este año

Foto: Ana Pastor (2d); el presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González (2i); la alcaldesa, Ana Botella; y el presidente del BBVA, Francisco González, durante la presentación del proyecto.
Ana Pastor (2d); el presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González (2i); la alcaldesa, Ana Botella; y el presidente del BBVA, Francisco González, durante la presentación del proyecto.

Distrito Castellana Norte. Así se ha rebautizado la popularmente conocida Operación Chamartín, el desarrollo inmobiliario más importante de España que, sin embargo, lleva más de 20 años durmiendo el sueño de los justos por los problemas judiciales y administrativos que durante décadas se ha encontrado para salir adelante. Hasta ayer, cuando se dio el pistoletazo de salida definitivo tras un importante acuerdo a cuatro bandas.

La ministra de Fomento, Ana Pastor; el presidente de la Comunidad de Madrid; Ignacio González; la alcaldesa de la capital, Ana Botella; y el presidente de BBVA, Francisco González, han unido fuerzas para modernizar los más de 3 millones de metros cuadrados que discurren entre Plaza de Castilla y la M-40, junto a la estación de Chamartín y sus vías, en un desarrollo que supondrá la prolongación del Paseo de la Castellana y la conexión de los barrios del norte de la capital, actualmente divididos por la vías de la estación ferroviaria y la falta de conexiones. (Vea las imágenes del proyecto)

El objetivo de la sociedad Distrito Castellana Norte, la antigua Duch, controlada por BBVA, es empezar las obras a finales de este mismo año o principios del próximo, según reconoció ayer el propio Antonio Béjar, presidente de la promotora, en la presentación del proyecto. Para poder cumplir este calendario, todas las partes se han dado de plazo cuatro meses para llegar a primavera con el nuevo Plan Parcial aprobado.

Porque, lo que se presentó ayer, fue un nuevo diseño de la antigua Operación Chamartín, que se ha hecho a la medida de la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) de 2013, que anuló el anterior Plan Parcial por considerar que vulneraba la Ley del Suelo de la Comunidad de Madrid. Para adaptarse a este fallo, y teniendo en cuenta que Madrid todavía tiene pendiente aprobar su propio Plan General de Ordenación Urbana, este proyecto se irá desarrollando a lo largo de 20 años, adaptándose a la realidad de cada momento, ya que se ha diseñado con un modelo mixto, donde no se plantean usos ni espacios excluyentes

Entre las características de Castellana Norte destaca respetar las casas bajas de los ferroviarios que discurren a lo largo del Paseo de la Castellana frente al área de las Cuatro Torres, renunciar a la edificabilidad de 6.000 metros cuadrados que lindan con un parque natural para garantizar la integridad del parque o reducir la inversión inicialmente prevista de 11.000 millones a 6.000 millones para adaptarse a la nueva realidad de precios inmobiliarios.

Con las elecciones de mayo como fecha roja marcada en el calendario, y teniendo en cuenta que este plan necesita el visto bueno de la Junta de Gobierno y del Pleno del Ayuntamiento de Madrid, en el mejor de los escenarios, el nuevo plan podría ir a la Junta de Gobierno del próximo jueves, pasar por la mesa de Urbanismo de mediados de febrero y ser aprobado en el pleno del día 20 del próximo mes.

No obstante, este tipo de desarrollos exigen un mes de consulta pública, con sus correspondientes alegaciones, y el caso concreto de Distrito Castellana Norte requiere obtener los informes a favor de una treintena de organismos tan variados como Aviación Civil, Medio Ambiente, Arqueología o Defensa, según explican responsables del proyecto, lo que hace que, como pronto, habrá que esperar hasta abril para tener superada esta primera prueba administrativa.

La única amenaza que sigue sobrevolando el proyecto es que alguna nueva denuncia volviera a paralizarlo en los tribunales. Máxima que sus promotores rechazan, convencidos de que este plan, que supondrá la prolongación de la Castellana en 3,7 kilómetros, con la creación de 17.000 viviendas, un nuevo centro financiero y un área tecnológica, cumple escrupulosamente los requisitos, según insistió ayer Béjar.

Vea las imágenes del proyecto 'Distrito Castellana Norte'

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
25 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios