Caixa ofrece a los empleados de Barclays menos que a los de Banca Cívica y Valencia
  1. Empresas
PERO MEJORA LAS CONDICIONES DE BANKIA

Caixa ofrece a los empleados de Barclays menos que a los de Banca Cívica y Valencia

Caixabank ha presentado este martes la propuesta inicial de condiciones para el ERE de Barclays, que afecta a 1.120 trabajadores de la entidad británica.

Foto:

CaixaBank ha presentado este martes la propuesta inicial de condiciones para el ERE de Barclays, que afecta a 1.120 trabajadores de la entidad británica adquirida por la española. Unas condiciones que son algo peores que las que recibieron los trabajadores de la última compra de CaixaBank, Banco de Valencia, y claramente inferiores a las pactadas en Banca Cívica. No obstante, están por encima de lo que pagó Bankia en el mayor ERE del sector, con 4.500 despidos.

Según un comunicado conjunto de UGT y CCOO, la propuesta de la entidad que preside Isidre Fainé se divide, como es habitual, en prejubilaciones para los mayores de 53 años y bajas voluntarias para los menores de esa edad. En el primer caso, ofrece una indemnización del 70% del salario neto hasta los 61 años, descontando la prestación por desempleo, con un máximo de 180.000 euros. En el segundo, propone a los afectados una indemnización de 30 días por año trabajado con un tope de 24 mensualidades, a la que se añade un plus de 1.000 euros por cada tres años. El máximo por todos los conceptos es el mismo que en el primer caso, 180.000 euros.

Estas condiciones se aplican a las bajas voluntarias. Si no se alcanzan las 1.120 salidas previstas, las bajas serían forzosas con peores condiciones: 28 días por año trabajado con un máximo de 22 meses, con el mismo tope que las anteriores. También están previstas compensaciones en el caso de que se aplique movilidad geográfica a los trabajadores que permanezcan en la entidad, en función de la distancia.

Las condiciones para los menores de 53 años son muy parecidas a las del ERE de 765 empleados de Banco de Valencia de febrero de 2013 (30 días por año con un tope de 24 meses), aunque en aquel proceso el tope se extendía a 36 meses para los mayores de 50 y menores de 53. Ahora bien, en aquel caso las prejubilaciones para los mayores de 54 fueron más generosas que las ofrecidas ahora: el porcentaje se situó en el 80% o el 85% del sueldo neto en función de la edad, y el tope era más elevado, 250.000 euros, si bien entonces tenía que cubrir el salario hasta los 63 años frente a los 61 de la propuesta actual.

Ahora, además, la Ley obliga a descontar el pago de la Seguridad Social correspondiente a la prestación de desempleo, que antes la asumía la propia Seguridad Social y que ahora debe pagar la empresa. Asimismo, el tope de 180.000 euros se explica porque, con la reforma fiscal, las indemnizaciones que superen esta cifra deben tributar a Hacienda. Hay que recordar que el ERE de Banco de Valencia no fue ejecutado por CaixaBank, sino por el FROB que, en una sorprendente decisión, le entregó la entidad con el ajuste laboral hecho a costa del contribuyente, además de las generosísimas garantías (EPA) otorgadas a Fainé en la subasta exprés de la entidad nacionalizada.

La bicoca de Banca Cívica

Lo que no resiste comparación son las condiciones ofrecidas en el ERE de 1.500 trabajadores de Banca Cívica en mayo de 2012. Aquel proceso sí fue acometido por CaixaBank y se extendió a todos los empleados de la entidad catalana que quisieran apuntarse, por lo que las condiciones fueron extraordinariamente generosas: 45 días por año con un tope de 42 mensualidades o 300.000 euros para los que se apuntaran en un plazo de dos meses, que se reducían a 35 días, 24 meses y 200.000 euros para los que lo hicieran después.

Además, el plus por años de servicio era mucho más generoso, con un mínimo 10.000 para los que llevaran menos de cinco ejercicios y 30.000 euros para los que llevaran más de 20. En el caso de las prejubilaciones, la diferencia no es tan acusada, puesto que entonces se pagó el 75% del salario hasta los 63 años; eso sí, no había tope. En todo caso, hay que insistir en que la oferta de Barclays es preliminar y es previsible que se modifique en la negociación.

Barclays, mejor que Bankia

Si ampliamos la comparación, es obligatorio fijarse en el mayor ERE acometido por una entidad en la reestructuración financiera: el de Bankia de 4.500 empleados en febrero de 2013. Y ahí los trabajadores de Barclays salen ganando: José Ignacio Goirigolzarri se plantó en las negociaciones con una indemnización de 30 días con un tope de 20 mensualidades para los menores de 54 años, aunque endulzada por un plus más generoso que el de Fainé: de 2.000 euros por cada tres años y otro de voluntariedad de entre 4.000 y 25.000 euros más, según la antigüedad. Para los mayores de esa edad, se pagó un porcentaje del 60% del sueldo neto durante cinco años, si bien con un tope muy elevado de 350.000 euros y con un mínimo de 20 días por año.

Sea como fuere, en todos estos procesos las cantidades ofrecidas o finalmente pactadas son muy superiores a las que marca la Ley tras la reforma laboral, que sitúan la indemnización obligatoria en 20 días por año trabajado con un tope de 12 mensualidades, que es lo que se aplica en la mayoría de las empresas españolas. Pero la banca sigue siendo el sector 'rico' pese a la crisis y a las nacionalizaciones, y sus gestores prefieren pagar más -aunque sea con dinero público- para garantizar la paz social y evitar huelgas y movilizaciones. No obstante, los sindicatos de Barclays han calificado la oferta de CaixaBank de "pésima" y han mostrado su "más enérgico y contundente rechazo" a las mismas, por lo que consideran inviable llegar a un acuerdo.

Barclays
El redactor recomienda