la responsabilidad del estado, en juego

El Frob observa discrepancias de 5.000 millones entre los dos peritos de Bankia

El Frob quiere demostrar la inconsistencia de los dos informes periciales de Bankia para que el Estado no tenga que pagar los reembolsos de la salida a bolsa.

Foto: El ministro de Economía, Luis de Guindos (Efe)
El ministro de Economía, Luis de Guindos (Efe)

El Frob ha detectado una inconsistencia de 5.133 millones de euros en el análisis comparado de los dos informes periciales efectuados sobre los estados contables del grupo BFA-Bankia (ver cotización). Los ajustes considerados por el inspector Antonio Busquets, que no han sido tenidos en cuenta por Víctor Sánchez, se elevan a 337 millones. En sentido contrario, el trabajo de este último eleva hasta 4.796 la cifra del eventual ‘agujero’, teniendo en cuenta conceptos diferentes de los enunciados por su colega del Banco de España.

El informe pericial efectuado por Busquets sólo determina ajustes en los estados financieros consolidados de Bankia a fecha de 31 de marzo de 2011, que alcanzan la cifra de 237 millones, así como en las cuentas consolidadas de BFA a 31 de diciembre del mismo año, por importe de 100 millones de euros. Por el contrario, el dictamen firmado por Sánchez estructura su cifra de ajustes en todos los cierres contables analizados en BFA y Bankia. En el caso de la matriz, BFA, apunta un ‘agujero’ de 592 millones a finales de 2010, que se eleva a 2.600 millones al término de 2011. En Bankia, el segundo informe señala ajustes de 412 millones en marzo de 2011, que ascienden a 1.192 al cierre de 2011.

Los dos peritos iniciaron ayer la defensa de sus respectivas tesis ante el juez Fernando Andreu dentro de un proceso de declaración que se prolongará hasta el próximo viernes, día 16. Los responsables finales de los informes tratan de demostrar la coherencia de sus respectivos trabajos mientras que los abogados del Frob y Bankia pretenden justamente lo contrario. Cabe recordar que las conclusiones de los técnicos dejaban en evidencia tanto la gestión llevada a cabo durante la etapa presidencial de Rodrigo Rato como también la reformulación de las cuentas que llevó a cabo el actual equipo de gestión encabezado por José Ignacio Goirigolzarri.

Diferencias cuantitativas y de concepto

El análisis comparado pone de relieve también ciertas discrepancias de concepto que evidencian criterios abiertamente contradictorios entre uno y otro perito. En el caso de los ajustes financieros de Bankia a 31 de diciembre de 2011, el informe de Víctor Sánchez realiza estimaciones por importe de 1.192 millones de euros. Por el contrario, Antonio Busquets no cuantifica ningún tipo de quebranto porque, a diferencia de su compañero, considera que no existe información suficiente al respecto.

El presidente del FROB, Fernando Restoy. (EFE)
El presidente del FROB, Fernando Restoy. (EFE)

Las estimaciones realizadas de los impactos que afectan a los mismos conceptos muestran igualmente serias diferencias.  En los análisis de las sociedades inmobiliarias sobre las cuentas de Bankia a 31 de marzo de 2011, las discrepancias alcanzan los 410 millones de euros. Más grave es el contraste que muestran los dos informes periciales a la hora de analizar la recuperación de los activos fiscales por parte de BFA, con una diferencia de hasta 1.316 millones de euros.

Los representantes legales del Frob y Bankia tratarán, además, de subrayar ante la Audiencia Nacional una serie de errores técnicos, entre los que se incluye la imputación por dos veces de un mismo ajuste de 779 millones de euros en la cuenta de pérdidas y ganancias de BFA correspondiente al año 2010. La entidad nacionalizada y su accionista estatal de referencia consideran, además, que los informes confunden los problemas asociados a BFA como causantes de las pérdidas de Bankia y, por ende, de los accionistas que entraron a formar parte de la entidad con motivo de la salida a bolsa en julio de 2011.

Al margen de la integridad reputacional de Bankia, el objetivo del Frob consiste en demostrar ante el juez Andreu la incoherencia de los informes periciales para evitar lo que se conoce como responsabilidad patrimonial del Estado. Si los inspectores del Banco de España sacan adelante en sede judicial las conclusiones de sus estudios, es previsible que los particulares que acudieron a la OPV de Bankia dispongan de argumentos de peso para exigir la devolución de sus aportaciones. Bankia limita los reembolsos a 1.800 millones, pero la contingencia puede implicar una factura adicional de hasta 3.000 millones de euros que habría que sumar a los 22.000 millones que ya ha costado el rescate de Bankia a todos los españoles.

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
17 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios