LA PROMOTORA DUCH AMPLIARÁ CAPITAL

Madrid se alinea con BBVA para reactivar la 'Operación Chamartín' a lo largo de 2015

El Ayuntamiento ultima la revisión del Plan Parcial que permitirá sacar adelante el famoso desarrollo urbanístico conocido como Operación Chamartín

Foto: Imagen del proyecto de la Operación Chamartín
Imagen del proyecto de la Operación Chamartín

Las piezas comienzan a encajar. El Ayuntamiento de Madrid ultima la revisión del Plan Parcial que permitirá sacar adelante el famoso desarrollo urbanístico conocido como Operación Chamartín, según confirman fuentes involucradas en las negociaciones. El consistorio regido por la popular Ana Botella cumple así con la parte administrativa necesaria para que DUCH, la propietaria de los terrenos situados en el eje norte de la capital, lleve adelante el complejo proyecto pergeñado en 1993 y bloqueado, por última vez, en verano de 2013 por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid al considerar que vulneraba la Ley del Suelo de la Comunidad de Madrid.

Este penúltimo requisito formal, en el que se revisará a la baja la edificabilidad prevista en el Plan Parcial original, da sentido a los movimientos que los distintos protagonistas vienen realizando durante los últimos meses. El más reciente ha sido la decisión de DUCH, controlada por BBVA (72,5%) y San José (27,5%), de ampliar capital por importe de 285 millones de euros. Esta cantidad es una parte de los 984 millones que la promotora debe abonar a Renfe y Adif por los 1,8 millones de metros cuadrados que comprende este desarrollo urbanístico, aunque el bloqueo judicial existente sobre el proyecto había permitido demorar el pago, fijado para comienzo de 2014.

Ni siquiera la controvertida ampliación de capital de DUCH puede representar ya un problema. BBVA consideró necesario llevar a cabo este esfuerzo financiero, sin importarle las dificultades de su socio, ocupado en la refinanciación de 1.600 millones de deuda. Al final, el grupo San José ha conseguido sacar adelante su reestructuración, que pasa por asumir sólo 300 millones de deuda y ceder a los bancos (Banco Popular y los fondos Varde y Marathon) su división inmobiliaria, pero sin perder la propiedad de su participación en la Operación Chamartín, que figuraba como garantía del pasivo refinanciado por última vez en 2009.  

El presidente de BBVA, Francisco González. (EFE)
El presidente de BBVA, Francisco González. (EFE)

 

A pesar de las urgencias de BBVA por poner en marcha la ampliación de capital de la promotora, aunque no fuera de la conveniencia de San José en el pleno remate de la refinanciación, tanto las cuestiones técnicas del Ayuntamiento como las monetarias de DUCH están todavía sin materializar, según confirman fuentes oficiales. A partir de este punto, la constructora gallega controlada por el empresario Jacinto Rey debe considerar si dejarse diluir, como es más que probable, y en qué porcentaje deberá hacerlo si quiere seguir optando a parte del negocio que representa el desarrollo de la Operación Chamartín, a la que lleva vinculado más de dos décadas.

En este punto, San José tiene que valorar las opciones a su alcance para subirse al tren que han puesto en marcha BBVA y Ayuntamiento de Madrid. En el caso de la entidad presidida por Francisco González, el rumbo parece claro y todo hace indicar que la llegada hace un año de David Martínez como consejero delegado de DUCH ha cumplido su primer objetivo, que era negociar con el consistorio un nuevo Plan Parcial que se ajustara a derecho. Para el siguiente paso, incluida la futura ampliación de capital, el banco nombró como presidente del proyecto la pasada primavera a Antonio Béjar, el hasta entonces máximo responsable inmobiliario de BBVA. 

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios