amplían la presentación de propuestas a enero

Acciona y FCC aplazan la venta del World Trade Center por lo bajo de las ofertas

Acciona, FCC y el Puerto de Barcelona tendrán que esperar hasta enero para vender el complejo de oficinas de World Trade Center de Barcelona.

Foto: Vista aérea del WTC de Barcelona.
Vista aérea del WTC de Barcelona.
Acciona, FCC y el Puerto de Barcelona tendrán que esperar para vender el complejo de oficinas de World Trade Center de Barcelona, según avanzan fuentes del sector inmobiliario de la capital catalana. La razón: han tenido que ampliar la presentación de ofertas hasta mediados del próximo mes de enero, en lugar de cerrar la compraventa este 31 de diciembre, tal y como querían los compradores en un inicio.

La razón de haber ampliado el plazo para la presentación de ofertas es que las que han habido hasta ahora superan los cien millones de euros, pero no llegan, y de hecho se sitúan muy lejos de los 150 millones que esperaban los tres propietarios.

El World Trade Center (WTC) es uno de los principales complejos hoteleros y de oficinas de la capital catalana. En total, incluye 40.000 metros cuadrados de oficinas, más otros 4.500 metros cuadrados de salas de congresos, un parking de 900 plazas y un hotel cinco estrellas con 291 habitaciones, propiedad de Testa, administrado por la cadena Hotusa y que no se incluye en la operación de venta.

Las ofertas presentadas hasta ahora se sitúan muy por debajo de los 150 millones que piden los tres propietarios del WTC: Acciona, FCC y el Puerto de Barcelona

La Autoridad Portuaria de Barcelona –el Puerto de Barcelona– es el primer accionista de la sociedad, con un 52%, y el resto del accionariado lo completan FCC, con un 16,51%; y Trasmediterránea, propiedad de Acciona, que también controla otro 16,51%. Complementan el capital, Banco Santander, con un 9,99%, y ACS, con un 4,71%. Ejercen de socios minoritarios.

El bajo nivel de las ofertas se debe a que se trata de una concesión que vence en 2052, es decir, le quedan de vida 38 años. Cada año que pasa el valor del activo es menor, hasta que al final del periodo el valor llega a cero, lo cual dificulta la transacción. Es decir, los inversores tendrían fácil la entrada pero más complicada la salida.

La venta de concesiones públicas en el caso de inmuebles siempre es complicada. Recientemente el Consorcio de la Zona Franca se desprendió de la Torre Telefónica en Barcelona en una operación de 107 millones, y para llevar a cabo la operación primero tuvo que cancelar la concesión del inmueble con el Ayuntamiento de Barcelona.

Diseño de la venta

La venta del WTC que está diseñando Deloitte está pensada para fondos de inversión internacionales. Y son precisamente este tipo de inversores los que han puesto más reparos a fórmulas legales como la concesión, que en el caso de este complejo de oficinas no se quiere modificar.

Torre Diagonal. (Efe)
Torre Diagonal. (Efe)

Han sido las constructoras Acciona, FCC y ACS las que han presionado para vender el WTC. En contra de sus intereses, sin el beneplácito del Puerto de Barcelona, las constructoras de los Entrecanales, Esther Koplowitz y Florentino Pérez, necesitadas de efectivo por diferentes razones, no podrían llevar a cabo la transacción.

Situación diversa

En cambio, la entidad portuaria vive sin apuros. El Puerto de Barcelona, presidido por un amigo personal del presidente catalán Artur Mas, el convergente Sixte Cambra, ganó en 2013 un total de 74 millones. Y el próximo año dispondrá de más excedentes gracias a las indemnizaciones del accidente de Moll Prat.

Para las constructoras, el WTC es un activo que está en el momento en que su venta maximizaría la curva de rentabilidad. Pero como pasa siempre en economía, lo que es bueno para el vendedor es malo para el futuro comprador.

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios