Es noticia
Menú
Repsol espera una rentabilidad del 10% en Talisman... con el petróleo a 85 dólares
  1. Empresas
BRUFAU DICE QUE LA PRIMA DEL 86% NO ES EXCESIVA

Repsol espera una rentabilidad del 10% en Talisman... con el petróleo a 85 dólares

Repsol espera obtener una rentabilidad del 10% con la adquisición de la canadiense Talisman por 12.900 millones de dólares, según ha anunciado su CEO.

Foto: El presidente de Repsol, Antonio Brufau y el consejero delegado, Josu Jon Imaz (Efe)
El presidente de Repsol, Antonio Brufau y el consejero delegado, Josu Jon Imaz (Efe)

Repsol espera obtener una rentabilidad del 10% con la adquisición de la canadiense Talisman por 12.900 millones de dólares (10.400 millones de euros), según ha anunciado este martes su consejero delegado, Josu Jon Imaz. Sin embargo, esta proyección se basa en un precio del barril de petróleo de 85 dólares en 2015, 93 en 2016 y 99 de 2017 en adelante, muy por encima de los precios actuales del crudo, que hoy ha perdido los 60 dólares. En todo caso, su presidente, Antoni Brufau, ha rechazado que el precio pagado sea excesivo, pese a que supone una prima del 86% sobre la cotización de la empresa el día anterior al anuncio de la operación.

Esa rentabilidad del 10% se basa en unas sinergias de 200 millones al año. En ese escenario base, la ratio de deuda sobre Ebitda (beneficio operativo bruto) de Repsol se irá hasta 1,9 veces en 2015, para después bajar hasta 1,2 veces en 2017; el endeudamiento neto de la empresa se va a disparar de 2.500 a 15.400 millones de dólares con esta adquisición. Ahora bien, la petrolera trabaja con un escenario desfavorable en el que esta ratio llegaría a 2.3 veces el próximo año, escenario que contempla un barril Brent de 70 dólares en 2015, 75 en 2016 y 79 en 2017. De nuevo cifras muy superiores a las reales en la actualidad.

De hecho, el mantenimiento de los niveles de 50-60 dólares por barril cuestionaría sus nuevos proyectos de exploración, incluido el de Canarias, según ha admitido Imaz. No obstante, ha matizado que los precios que imortan son los de dentro de seis o siete años, cuando se empiece a explotar el posible yacimiento, y que "ni nosotros ni el mercado descontamos unos precios en esos niveles para entonces". En todo caso, Brufau ha asegurado que ninguna explotación actual dejaría de ser rentable con los niveles actuales y que, de tener que revisar la valoración de sus reservas, "no sería relevante".

Distintos analistas han cuestionado el elevado precio pagado por Talisman, de 8 dólares USA por acción (en torno a 9,3 dólares canadienses), que supone una prima del 86% sobre la cotización del jueves pasado, antes de que el Financial Times publicara la operación. De hecho, hace una semana se especulaba con un nivel de entre 6 y 8 dólares canadienses. Con esta subida de última hora, Repsol ha conseguido que el consejo de Talisman apruebe por unanimidad la oferta, incluidos los dos representantes del inversor activista Carl Icahn.

Brufau niega que la prima sea excesiva

Brufau ha respondido que esta prima es irrelevante, porque lo importante es la prima sobre el valor de la empresa (incluyendo deuda), que en este caso se sitúa en el 42%, en línea con los precedentes de adquisiciones en Canadá... de nuevo, con unos precios del crudo muy superiores a los actuales. Asimismo, ha asegurado que los precios con los que se comenzó a negociar este verano eran superiores al pagado finalmente.

Según el presidente de Repsol, la operación ha aprovechado el bajo nivel de cotización de Talisman, que estaba muy penalizada no sólo por la caída del crudo, sino por la debilidad financiera de la compañía: elevado endeudamiento y free cash flow negativo. Estas circunstancias se solucionan con su integración en el balance de Repsol, lo que inmediantamente eleva el valor de los activos comprados, según su argumentación.

Utilizará la indemnización de YPF

La compra de Talisman viene a sustituir la parte de exploración y producción que perdió Repsol con la expropiación de YPF. De hecho, va a utilizar los 6.400 millones de dólares recibidos como idemnización en Argentina para hacer frente al pago de la canadiense. Además, tendrá que poner otros 1.900 millones en efectivo y asumir deuda por 4.700 millones más. Para financiar la operación, emitirá híbridos (preferentes) por 5.000 millones y pretende vender activos por 1.000 millones en 12 meses, algo para lo que Brufau no espera tener problemas pese al derrumbe del barril.

La compra de Talisman es la mayor operación corporativa realizada por una empresa española en los últimos cinco años. Según Repsol, servirá para incrementar el peso del upstream hasta el 58% de su capital empleado, así como elevar su diversificación geográfica. Así, Norteamérica será la región con mayor peso, al alcanzar el 50%, mientras que Lationamérica disminuye desde el 50% al 22% y también se reduce el exposición a "países arriesgados", en paabras de Imaz.

Repsol espera obtener una rentabilidad del 10% con la adquisición de la canadiense Talisman por 12.900 millones de dólares (10.400 millones de euros), según ha anunciado este martes su consejero delegado, Josu Jon Imaz. Sin embargo, esta proyección se basa en un precio del barril de petróleo de 85 dólares en 2015, 93 en 2016 y 99 de 2017 en adelante, muy por encima de los precios actuales del crudo, que hoy ha perdido los 60 dólares. En todo caso, su presidente, Antoni Brufau, ha rechazado que el precio pagado sea excesivo, pese a que supone una prima del 86% sobre la cotización de la empresa el día anterior al anuncio de la operación.

Repsol Rentabilidad Petróleo Antonio Brufau Josu Jon Imaz