Santander y Endesa planean un pelotazo de 150 millones con suelo de lujo en Barcelona
  1. Empresas
TERRENOS PARA CONSTRUIR otro DIAGONAL MAR

Santander y Endesa planean un pelotazo de 150 millones con suelo de lujo en Barcelona

Santander y Endesa se encuentran hermanados en una gran operación para poner a la venta lo que fuentes del sector califican del 'caramelo' de los solares de Barcelona

placeholder Foto: Localización del "caramelo" de los solares del área de Barcelona
Localización del "caramelo" de los solares del área de Barcelona

La política hace extraños compañeros de cama, y el inmobiliario también. Banco Santander y Endesa se han encontrado hermanados en una gran operación para poner a la venta lo que fuentes del sector califican del “caramelo” de los solares del área de Barcelona. Una transacción por la que esperan obtener más de 150 millones de euros.

Se trata de dos fincas contiguas en el ayuntamiento de Sant Adrià del Besós, junto a Barcelona. Es suelo industrial, pero susceptible de ser recalificado para promover unas 3.000 viviendas, según han apuntado fuentes del sector inmobiliario, lo que sería el equivalente a un segundo Diagonal Mar en las últimas pastillas que están en primerísima línea de costa en la provincia de Barcelona.

El banco que preside Ana Botín ya tiene los deberes hechos. Sus más 75.000 m2 de suelo están limpios –antes hubo una planta de pinturas de Akzo–. Por su pastilla pide 80 millones.

En cambio, Endesa inició las tareas de saneamiento del suelo la pasada semana. Por sus casi 120.000 m2 la eléctrica pedía 100 millones, pero fuentes del sector inmobiliario aseguran que ya ha bajado el precio y que estaría dispuesta a aceptar cerca de 70 millones. La ventaja para Endesa es que los activos están totalmente amortizados: lo que se ingrese será beneficio que irá directamente en vena a la línea final de la cuenta de resultados de la eléctrica.

Un par de fondos chinos y un gran inversor estadounidense han estudiado la operación atraídos por la ubicación –la primera línea de mar abre la puerta a construir una parte de las viviendas con calidad de pisos de lujo– y por los pocos propietarios. Una gran parcela de más de 200.000 m2 en manos de sólo tres dueños –el tercero es el consejo comarcal– supone una bicoca para el promotor que quiera poner un pie en la zona y que juegue a largo plazo. Por ahora no se ha llegado a ningún acuerdo, pero en el contexto de Barcelona las operaciones de suelo vuelven a estar de moda.

Barcelona, en la liga de París y Londres

Este suelo precisa cambiar el Plan General Metropolitano. Y luego modificar la calificación urbanística y definir el número de viviendas y el tipo de las mismas. No se puede hacer antes de las municipales. En todo caso, se trata de replicar el modelo que se aplicó en la cercana Diagonal Mar, en el término municipal de Barcelona.

Diagonal Mar fue un nuevo barrio que se promovió en Barcelona en la década del 2000 gracias al impulso de la promotora estadounidense Hines, donde dieron sus últimos pelotazos los reyes del ladrillo locales como Habitat (Bruno Figueres), Espais (familia Casamitjana) o Procam, la promotora de CatalunyaCaixa, antes de que la crisis del ladrillo se los llevara por delante. Diagonal Mar cambió el mercado inmobiliario en Barcelona. Tras su éxito, y coincidiendo con el boom turístico que vive la ciudad, el mercado de la vivienda de la capital catalana se ha despegado del español.

Barcelona es ahora un mercado residencial que juega en la liga de Londres, París o Venecia, ciudades que atraen grandes fortunas internacionales. Estos compradores quieren casas cerca del mar, lo que ha revalorizado zonas como Poblenou o la Barceloneta en detrimento de los tradicionales barrios pudientes de la capital catalana, como Sarrià o Les Corts. Es en ese contexto, y esperando que no cambie la tendencia, en el cual los terrenos de Endesa y Banco Santander son tan valiosos.

Precedentes y necesidades

Pero los anémicos promotores locales no disponen ni del pulmón ni del crédito para catapultar un complejo residencial de tanto calado. Por tanto, dependen de fondos internacionales, lo que complica las cosas. Junto a estos terrenos, en el límite entre Barcelona y Sant Adrià, el propietario de la discoteca Amnesia en Ibiza, Martín Ferrer, iba a construir una nueva macrodiscoteca bajo la misma marca aprovechando el tirón de la zona del Fórum para conciertos y actividades de ocio. Pero los inversores internacionales que iban a poner los 30 millones que hacían falta se han caído y ahora el proyecto está muerto.

Sin inversores internacionales el proyecto del nuevo barrio en Sant Adrià se estancará. Reyal Urbis ya lo intentó cuando compró los terrenos de la antigua fábrica de pinturas Akzo Nobel por 140 millones. La crisis inmobiliaria provocó que Banesto ejecutase el préstamo con el que se había financiado la operación. Tras absorber Banesto, ahora el negocio lo hará el Santander.

Otro fleco pendiente es qué hacer con las Tres Chimeneas y la planta de turbinas de la antigua central eléctrica. Para los vecinos de Sant Adrià, esta instalación es un referente paisajístico. Y el Ayuntamiento está buscando la fórmula para convertirlo en un equipamiento cultural de alto nivel, al estilo de la Tate Gallery de Londres, de manera que se garantice su conservación.

Noticias del Banco Santander Endesa Barcelona Mercado inmobiliario
El redactor recomienda