DESTITUCIÓN DE JAVIER MARÍN EN EL SANTANDER

El mercado, encantado con Álvarez: "Es al que tenían que haber nombrado en 2013"

El flamante consejero delegado del Santander, José Antonio Álvarez, ha sido recibido con alborozo por el mercado. Analistas e inversores lo conocen bien porque era el responsable

Foto: La presidenta del Banco Santander, Ana Patricia Botín, y el nuevo consejero delegado, José Antonio Álvarez. (EFE)
La presidenta del Banco Santander, Ana Patricia Botín, y el nuevo consejero delegado, José Antonio Álvarez. (EFE)

El flamante consejero delegado del Santander, José Antonio Álvarez, ha sido recibido con alborozo por el mercado. Analistas e inversores lo conocen bien porque era el responsable de lidiar con ellos habitualmente, y tiene un enorme predicamento en ese mundo. Además, todo el mundo reconoce su gran valía y su capacidad para enderezar el rumbo financiero de la entidad. En general, gusta mucho más que Javier Marín, por lo que el relevo se considera una buena noticia, cuando lo habitual es que estos cambios generen incertidumbre y desconcierto.

"Álvarez es el hombre que tenía que haber nombrado Emilio Botín desde el principio cuando tuvo que cargarse a Alfredo Sáenz. Era su número dos, conocido y respetado. Nadie entendió el nombramiento de alguien que venía de banca privada y no tenía experiencia en banca comercial ni en finanzas o riesgos. Ahora se corrige ese error y el mercado lo celebra", asegura un gestor de fondos.

"Cuando una empresa tan grande como el Santander cambia a su consejero delegado, lo normal es ver una caída en bolsa porque se abre un período de incertidumbre. Eso no ha ocurrido en este caso, lo que demuestra que al mercado le gusta el movimiento", añade un analista. De hecho, el banco subió el 1% en bolsa, el doble que el Ibex. No obstante, "también hay que reconocer que todo el sector bancario está en plena euforia tras las nuevas medidas del BCE y que el relevo de un CEO en España no es tan importante como en otros países, porque aquí los presidentes son ejecutivos".

Algunos creen que es similar a la noticia de la muerte de Botín y el nombramiento de su hija como presidenta; ese día, la cotización del banco sólo bajó el 0,65%. "Entonces se interpretó como el movimiento previsto y descontado; cualquier otra cosa sí habría sido una sorpresa", según otro experto. Sin embargo, la primera fuente opina que "en el mercado sí había cierto recelo por el rumbo que podía tomar Ana Patricia, y lo que ha hecho ahora gusta porque demuestra que va a tomar decisiones y que no le va a temblar la mano para cambiar lo que no funciona".

"Es un poco injusto decir que Marín era parte de lo que no funcionaba, pero desde luego su perfil no gustaba al mercado y el de Álvarez sí". Y añade que "también había muchos fondos que se oponían a su nombramiento porque se consideraba una sucesión dinástica. Estas medidas se interpretan como un intento de profesionalizar el banco y quitarle parte del ascendente familiar".

La prioridad, reforzar el capital

La principal tarea que debe acometer Álvarez, a juicio de los inversores, es reparar la debilidad de capital del Santander, una debilidad que ha puesto aún más de manifiesto la ampliación del BBVA: con esa medida, el banco que preside Francisco González pretende volver a situar su ratio de solvencia de Basilea III con todas las deducciones (fully loaded) en el 9,5% tras la toma de control del turco Garanti. Mientras tanto, el banco rojo pretende alcanzar el 8,5% a fin de año, una situación que el mercado no tolera pese a que haya aprobado con holgura los test de estrés.

Ahora bien, para acometer una ampliación, el Santander necesita comprarse algo para poder presentarla como ofensiva y no como defensiva. Ahí se inscriben posibles operaciones europeas como la parte 'buena' del portugués Espírito Santo (aunque no se subastará hasta la primavera, lo que puede ser un plazo demasiado largo), el italiano Carige o el belga Belfius (antiguo Dexia).

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios