CONCEDIDO POR BANKIA, SANTANDER Y BBVA

Don Simón pide un crédito de 325 millones para liberarse de las cajas nacionalizadas

Bankia, Santander, BBVA, Caixabank y Rabobank han concedido a la compañía vitivinícola un mega crédito para recomprar la participación de las cajas quebradas.

Foto: La planta de García Carrión de Daimiel (JGC)
La planta de García Carrión de Daimiel (JGC)

La familia García Carrión respira más tranquila... pero también más endeudada. Los empresarios murcianos, dueños de la mayoría de las acciones del grupo vitivinícola y de alimentación, han pedido un crédito de 325 millones a once bancos, entre ellos Bankia y Santander, para comprar el 26% del capital, una participación que estaba en manos de varias cajas de ahorros que tuvieron que ser nacionalizadas.

Este paquete será ahora amortizado, por lo que los bodegueros murcianos volverán a tener el control total de la compañía después de muchos años con socios financieros. Los primeros fueron Mercapital en el 2000 y después, en 2005, varias cajas de ahorros entre las que se encontraban Caja Murcia, Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) y Caja Castilla-La Mancha. Las tres tuvieron que ser rescatadas total o parcialmente.

Fuentes financieras indican que Bankia, Santander, BBVA, CaixaBank y Rabobank le han dado una línea de crédito de 320 millones para recomprar la participación que estaba en manos de CAM (9%, ahora en Banco Sabadell), Caja Murcia (rebautizada como BMN, con el 4%), El Monte (CaixaBank, con otro 4%), EBN (4%), y el Fondo de Garantía de Depósitos (FGD), que posee el 4% restante heredado de Caja Castilla-La Mancha (Liberbank). 

Foto: J. García Carrión.
Foto: J. García Carrión.

No obstante, el valor de este 26% se ha tasado en cerca de 250 millones, por lo que el resto del préstamo concedido por Bankia será utilizado para financiar otras actividades industriales. La deuda no la asumirá la familia García Carrión, propietaria del 74% de las acciones, sino el grupo, que tiene previsto reducir posteriormente el capital para que los fundadores se queden con el 100%. Es decir, las garantías no serán personales, sino corporativas.

Además de Bankia, Santander, BBVA, CaixaBank y Rabobank, la empresa con sede en Jumilla (norte de Murcia) ha pedido dinero a otras seis entidades más que están en la parte inferior del crédito sindicado. Un préstamo que se suma al que ya tenía solicitado el grupo por 230 millones y cuyas obligaciones financieras fueron incumplidas por García Carrión en 2012.

Ese año, la compañía tuvo que pedir una prórroga a sus acreedores para hacer frente a tres préstamos con vencimiento en 2014 que, debido al impacto de la crisis, no podía atender desde prácticamente 2010, fecha de la anterior refinanciación. En aquel ejercicio, la empresa vinícola y de zumos alargó su deuda gracias a una línea de crédito de 175 millones facilitada por 22 entidades financieras nacionales e internacionales.

Foto: JGC.
Foto: JGC.

Estos bancos le cobraron un diferencial del Euribor +3%, un precio elevado para ese momento, y le condicionaron el préstamo al cumplimiento de una serie de ratios operativos (covenants). Pero la empresa no los cumplió y se vio obligada en 2012 a pedir árnica, especialmente a BBVA, Sabadell, ING, La Caixa y EBN. Ahora paga Euribor más 400 puntos básicos, motivo por el cual el dueño de Don Simón, su producto comercial estrella, ha ido amortizando el préstamo, que a cierre del 2013 era de 205 millones. El vencimiento nuevo expira en 2017. 

Tras varios años presionado por la caída del consumo y la competencia de la marca blanca, el pasado ejercicio García Carrión consiguió elevar las ventas desde los 722 hasta los 755 millones (un 4,57%), mientras que el ebitda mejoró un 12,8%, hasta los 50,78 millones. Por el contrario, el beneficio neto bajó un 18,75%, hasta los 15,86 millones.

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios