admite su responsabilidad política

Juncker anuncia medidas para limitar los acuerdos secretos destapados por 'LuxLeaks'

Un sistema de intercambio de información. Es esta la primera medida que Jean Claude Juncker, presidente de la Comisión Europea, ha anunciado para limitar los acuerdos que favorecen

Foto: El presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker (Efe)
El presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker (Efe)

Un sistema de intercambio de información. Es esta la primera medida que Jean Claude Juncker, presidente de la Comisión Europea, ha anunciado para limitar los acuerdos que favorecen la tributación de las multinacionales en varios estados miembros de la UE. Unos acuerdos conocidos como tax rulings que, en Luxemburgo, han permitido a centenares de compañías recortar sus facturas fiscales globales, como ha destapado la investigación conocida como 'LuxLeaks' y publicada en España por El Confidencial.

Nadie le esperaba, pero, tras la amenaza de una moción de censura, Jean Claude Juncker ha dado la cara en la mañana de este miércoles ante los medios de comunicación. Primer Ministro del Gran Ducado durante la etapa en la que se firmaron los citados acuerdos, Juncker ha asegurado no estar al centro de ningún conflicto de intereses, pero sí tener responsabilidad política por lo ocurrido en el pequeño país centroeuropeo. Y ha anunciado querer limitar esta situación: "He pedido a Moscovici [el comisario de Economía] que prepare una directiva para crear un sistema de intercambio de información automático entre estados miembros sobre los acuerdos y los tax rulings que firmen", ha anunciado el Presidente. 

Vídeo: Declaración de Jean-Claude Juncker

 

Juncker, que no comparecerá en el Pleno del Parlamento de esta tarde ya que viajará a Australia para asistir a la cumbre del G20, ha recalcado que todos los acuerdos se firmaron en el marco de la legislación nacional e internacional"Obviamente, la actual interferencia entre normas de diferentes países puede significar que algunos tengan una una menor tributación", ha explicado para justificar la unidad fiscal que busca su Comisión: "Diferentes acuerdos en los estados miembros pueden efectivamente llevar a resultados que no son ni moralmente ni éticamente aceptables. Es el resultado de una insuficiente armonización fiscal y tributaria en Europa", ha argumentado.

Son de este tipo de 'fallos' en la estructura tributaria europea lo que ha permitido a Ikea, Pepsi, Burberry, Amazon, The Wall Street Institute y otras 340 empresas aprovechar los marcos legales existentes y la experiencia de auditoras como PwC para elaborar complicados esquemas fiscales y 'optimizar' su facturación. Unos esquemas legales en el Gran Ducado gracias a la legislación vigente mientras Juncker ejercía como primer ministro: "soy políticamente responsable de lo que ocurrió en Luxemburgo", ha admitido ante los medios.  

Cuatro claves para entender la fiscalidad de las multinacionales en Luxemburgo

Vídeo: Cuatro claves para entender la fiscalidad en Luxemburgo

 

Una responsabilidad que, por el momento, no tendrá repercusiones en la Comisión. Varios grupos del Parlamento comunitario, así como prestigiosos medios internacionales, han pedido a Juncker que dejara el puesto, pero el Presidente descarta rotundamente dimitir. Ahora bien, el Grupo de la Izquierda Unitia ha comenzado este martes a buscar apoyos (necesita a 76 diputados) para presentar una moción de Censura en el mes de diciembre. Si consiguiera el apoyo de los socialistas -que han pedido "escuchar" a Juncker en una comparecencia ante de decidir- podrían obtener los dos tercios de la Cámara necesarios para dinamitar la comisión. 

Juncker está convencido, por su parte, que el 'caso LuxLeaks' no pone en entredicho su posición. Ante la pregunta de si se habría candidato igualmente para la Presidencia si todos hubieran sabido lo que saben ahora, ha respuesto con un rotundo "sí, lo haría" antes de dejar la sala de prensa.

El anuncio de la directiva que Moscovici tendrá que preparar es un primer intento de rodear una de las principales barreras de Luxemburgo: su opacidad. A pesar de tratarse de un Estado miembro y fundador de la UE, Luxemburgo ha impedido a la Comisión de Competencia acceder a los acuerdos tributarios que conseguió con determinadas multinacionales, como Amazon o la italiana FIAT, que el antiguo departamenteo de Joaquín Almunia está investigando. 

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
14 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios