Periodismo colaborativo y filtraciones: cómo se hizo "Luxembourg Leaks"
  1. Empresas
han participado 80 periodistas

Periodismo colaborativo y filtraciones: cómo se hizo "Luxembourg Leaks"

Cuando el International Consortium of Investigative Journalists empezó a trabajar la investigación tuvo que encararse a varios desafíos. 

En el mapa que encabeza estas líneas se indican los principales medios que han colaborado en la invstigación del ICIJ.

Cuando el International Consortium of Investigative Journalists empezó a trabajar en la investigación que culminó en "Luxembourg Leaks" tuvo que encarar varios desafíos. Los documentos clave para este trabajo periodístico son increíblemente complejos. Entenderlos implicaba un gran bagaje de conocimientos sobre fiscalidad y diferentes sectores empresariales.

Lo que sí sabían era que las alrededor de 28.000 páginas de acuerdos fiscales secretos de Luxemburgo nunca habían sido examinadas por periodistas. Almacenadas en un ordenador, ocupan 4.4 GB. Y se trata de documentos que revelan importantes -y hasta hoy desconocidos- detalles sobre cómo la auditora PricewaterhouseCoopers ha ayudado a Pepsi, IKEA, British American Tobacco y otras 340 empresas a obtener acuerdos secretos desde Luxemburgo que les han permitido recortar de forma drástica sus facturas fiscales.

El ICIJ creó un foro de comunicación segura para que los casi 80 periodistas de 26 países implicados en el proyecto pudieran intercambiar notas, informaciones, apuntes e inquietudes sobre las investigaciones en curso. Probablemente ese foro haya sido lo más parecido que se pueda imaginar a una "redacción virtual" donde reporteros de todo el mundo se han ayudado creyendo firmemente que la colaboración lleva a mejores historias y a alcanzar un mayor impacto. La confianza ha sido clave para que se compartieran transcripciones de entrevistas así como documentos confidenciales o contactos.

Se ha trabajado duramente sobre todo para entender el contexto en el que habían sido preparados y para insertarlos en una narrativa que ayudara a los lectores para entender qué ha estado ocurriendo en Luxemburgo.

Decenas de expertos fiscales han ayudado a los periodistas en todo el mundo a entender estos papeles. Más de un medio ha contratado a expertos ad hoc para esta tarea. Y ello ha sido posible porque la Unidad de Datos del ICIJ construyó una plataforma online extremadamente segura en la que todos los periodistas podían buscar y descargar los documentos. Para organizar esta enorme base de datos (consultable ahora en un buscador interactivo), cada uno uno de los más de 500 tax rulings ha sido revisado a mano por los investigadores del ICIJ y etiquetado por país, compañía y otras categorías que han facilitado el trabajo de los periodistas. Y todo esto se ha quedado "detrás de las cámaras", siendo parte de un trabajo alejado del periodismo más 'glamouroso', pero más necesario y trabajoso que nunca. Sin estas tareas, coordinadas entre periodistas de diferentes países, zonas horarias e idiomas, nunca habrían visto la luz los 28.000 folios de los papeles ocultos de Luxemburgo.

Además de los documentos, los periodistas de todos los medios han revisado la situación legal y económica de las compañías que han estado investigando. Algunos de ellos han viajado hasta Luxemburgo y han picado a más de una puerta. PricewaterhouseCoopers, por su parte, ha declinado las peticiones de entrevistas recibidas. De hecho, PwC ha enviado una carta al ICIJ diciendo que la investigación está basada sobre documentos "robados" y que la compañía rechaza "cualquier tipo de acusación sobre cualquier tipo de actuación inapropiada" por su parte.

Es el caso de la Canadian Broadcasting Corporation, el ente público de radiotelevisión canadiense, que ha participado en la investigación. Cuando ha pedido al Gobierno una copia del tax ruling firmado por una compañía pública en Luxemburgo, ha recibido un documento en el que casi todas las líneas habían sido tachadas.

Mientras seguía la investigación, el ambiente del frío Gran Ducado se ha ido calentando. La Comisión Europea ha anunciado investigaciones hacia al menos dos compañías, Amazon y Fiat, que han obtenido sus tax rulings en Luxemburgo. Además, también ha abierto diligencias por la posible infracción de los procedimientos comunitarios contra el pequeño Estado europeo (no olvidemos: miembro fundador de la Unión): asegura que las autoridades de Luxemburgo no han querido entregar todos los documentos que la Comisión ha requerido.

Además de las decenas de historias publicadas en todos los medios, por primera vez el ICIJ ha preparado un buscador en el que se puede tener acceso a los documentos. Estos acuerdos han sido firmados, sellados y aprobados por autoridades oficiales de Luxemburgo. El ICIJ, y El Confidencial con él, los está publicando en nombre del interés público.
_


Este diario anima a sus lectores a escribir a datos@elconfidencial.com para cualquier cuestión relacionada con los ‘Luxembourg Leaks’.

Periodismo
El redactor recomienda