ADEMÁS DE LAS TARJETAS 'BLACK' ENTRE 2008 Y 2010

Blesa, Rato, Santín y Rodríguez-Ponga cobraron 400.000 euros al año en dietas

Las tarjetas 'black' de Caja Madrid no eran los únicos emolumentos que se embolsaban sus consejeros, que también cobraban dietas de los consejos de sus filiales.

Los cargos a las tarjetas black de Caja Madrid y Bankia no eran los únicos emolumentos que se embolsaban sus consejeros. La mayoría también cobraba dietas de asistencia a los consejos de la entidad y de varias participadas, por importes muy superiores a los gastados con las famosas tarjetas. Los que más percibían eran Miguel Blesa, José Antonio Moral Santín (IU) Estanislao Rodríguez-Ponga (PP), por encima de 400.000 euros anuales.  Rodrigo Rato cobró más de 350.000 euros en su primer año, y en torno a los 300.000 se situaban Antonio Romero (PSOE), Alberto Recarte, Francisco Baquero (CCOO), Pedro Bedia (CCOO), Ignacio de Navasqües y Mercedes de la Merced (PP).

Estas cifras aparecen en la información remitida por la entidad a requerimiento del Banco de España sobre los ejercicios 2008, 2009 y 2010, a la que ha tenido acceso El Confidencial. Dichos cobros por representar a Caja Madrid en estos consejos no son opacos ni ilegales, pero se añaden a los gastos realizados por los consejeros con las tarjetas B y tampoco incluyen la remuneración fija y variable de los que tenían la consideración de ejecutivos. Como ocurre con los gastos personales a cuenta de la entidad, estas dietas son generalizadas y están repartidas entre miembros del consejo de toda procedencia política, sindical o empresarial. No obstante, hay notables diferencias entre unos y otros.

Así, la palma indiscutible se la lleva Blesa, que también fue el segundo consejero que más dinero gastó con su black (sólo superado por dos directivos, Ildefonso Sánchez Barcoj y Ricardo Morado, y por Moral Santín). En 2008, Blesa recibió en concepto de dietas 298.730 euros: 94.500 del consejo de la propia Caja Madrid, 120.510 de Iberia, 45.000 de la Corporación Financiera de la caja –donde agrupaba sus participaciones en otras entidades financieras–, 34.230 de Mapfre y 4.500 de Altae (la filial de banca privada y gestión de patrimonios de la caja). Ese mismo año, cobró un salario (aparte de estas dietas) de 2,85 millones de euros, divididos en 1,36 millones fijos, 1,09 en variable y el resto entre aportaciones a un plan de pensiones y "otros conceptos". Asimismo, se gastó con su tarjeta VIP 55.700 euros. En total, Blesa percibió más de 3,2 millones ese año.

El exdirector general de Caja Madrid Ildefonso Sánchez Barcoj.
El exdirector general de Caja Madrid Ildefonso Sánchez Barcoj.

En 2009, Blesa consideró que no había tenido suficiente y elevó todos estos conceptos. Sus dietas alcanzaron 408.510 euros: 98.550 de Caja Madrid, 127.190 de Iberia, 82.000 de Cibeles (la nueva corporación industrial), 54.000 de la Corporación Financiera, 43.170 de Mapfre y 3.600 de Altae. Su sueldo se elevó ligeramente hasta 2,89 millones (1,36 millones de fijo, 1,09 en variable más "otros") y su gasto en la black alcanzó el récord de 65.000 euros. En total, se llevó 3,36 millones en 2009. Finalmente, en 2010 se produce su sustitución por Rodrigo Rato, con lo que estos emolumentos se reducen drásticamente: las dietas bajan a 50.800 euros en total, su gasto en la tarjeta cae a 19.000 euros y su remuneración se desploma a 152.000. Una disminución de ingresos tan drástica tenía que compensarse de algún modo: con la indemnización de 2,725 millones que se llevó al salir de la caja.

El exvicepresidente del Gobierno toma el relevo y se lleva 351.840 euros por las dietas de los consejos que antes ocupaba el amigo de su antigo jefe, José María Aznar. Asimismo, cobra un salario de 3,23 millones: 1,51 millones de fijo, 1,09 euros de variable y el resto en otros conceptos. Ese año, Rato se gasta 44.200 euros de su tarjeta opaca. La suma de todos los conceptos asciende a 3,62 millones, con lo que bate el récord de Blesa. 

Moral Santín y Rodríguez-Ponga, los reyes de las dietas

Si vamos a los consejeros no ejecutivos –esto es, que no cobraban un sueldo de la entidad–, las mayores dietas corresponden a Moral Santín, el representante de Izquierda Unida, que se gastó más que Blesa en las tarjetas VIP: 456.500 euros. Aparte de estos gastos personales, que retiraba mayoritariamente en efectivo, Moral Santín recibió 345.620 euros en dietas en 2008, 449.450 euros en 2009 y 466.020 en 2010. Los consejos en que le colocó Blesa y le mantuvo Rato eran, aparte del de Caja Madrid, Mapfre, alguna de las filiales de la aseguradora (Mapfre América o Mapfre Inmobiliaria, según el año), la Corporación Financiera, Cibeles (que supone el salto de ingresos a partir de 2009, cuando se crea) y Altae.

Otro destacado en el cobro de dietas de consejos varios es el exsecretario de Estado de Hacienda con Cristóbal Montoro, Estanislao Rodríguez-Ponga. En 2008, se embolsó 306.830 euros; en este caso, la gallina de los huevos de oro era Indra, aparte de los habituales consejos de Caja Madrid, Altae y la Corporación Financiera. En 2009, la cantidad se disparó hasta 401.030 euros gracias a la creación de Cibeles, donde también se colocó, y en 2010 alcanzó 407.460 euros por los mismos consejos. Su gasto total con la tarjeta opaca ascendió a 255.400 euros.

Políticos y sindicalistas, los más afortunados

Por encima de los 300.000 euros en algunos ejercicios aparecen Antonio Romero, representante del PSOE –que cobró 248.330 euros en 2008 y 347.070 en 2009, aunque la cifra bajó a 50.390 con la llegada de Rato en 2010; su principal fuente de ingresos estaba en Realia– y Francisco Baquero, nombrado por CCOO, que se llevó 221.760 euros en 2008, 315.910 en 2009 y 313.750 en 2010; sus fuentes principales eran Cibeles y Ged Real Estate. Los gastos de ambos en la tarjeta black fueron de 252.000 y de 266.400 euros, respectivamente. En torno a los 300.000 aparecen Pedro Bedia (también de CCOO), la fallecida Mercedes de la Merced (PP), Alberto Recarte (presidente de Libertad Digital e implicado en la venta de acciones al PP supuestamente con dinero B) e Ignacio de Navasqües.

El resto de los consejeros de Caja Madrid también cobró dietas por sentarse en algún que otro consejo de filiales y participadas. Con retribuciones superiores los 200.000 euros anuales también se encontraban Guillermo Marcos Guerrero (miembro de la junta electoral del Real Madrid), Mercedes Rojo (PP) y Ricardo Romero de Tejada (PP).

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
32 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios