dentro del plan de restructuración del grupo

Acciona ultima la venta de Trasmediterránea a Cerberus con fuertes pérdidas

El grupo de energía e infraestructura vende la naviera al fondo buitre por apenas 110 millones después de haber invertido cerca de 400 en un mal negocio.

Foto: Ferry Acciona Trasmediterránea.
Ferry Acciona Trasmediterránea.

Doce años después de que la familia Entrecanales comprase Trasmediterránea al Estado por 272 millones en una reñida subasta, Acciona está a punto de vender la naviera a Cerberus. El fondo buitre pagará algo más de 100 millones de euros por una compañía que ha sido un 'naufragio' de pérdidas para el grupo energético y de infraestructuras.

Según indican fuentes financieras, Acciona está en la fase final de las conversaciones para traspasarle el negocio al fondo oportunista, con el que mantiene negociaciones en exclusiva tras la retirada de Balearia. La firma valenciana se había interesado por Trasmediterránea, pero su adquisición habría supuesto muchos obstáculos por parte de la Comisión Nacional del Mercado de la Competencia (CNMC) por presunto abuso de posición dominante en varias rutas marítimas.

La compañía no ha querido hacer comentarios sobre esta noticia más allá de reconocer que desde el año pasado tiene a Trasmediterránea contabilizada en “disponible para la venta”, es decir, en el mercado. Pero lo cierto es que la naviera está fuera del perímetro de los negocios estratégicos desde hace al menos cinco años. Porque ya en 2009 Acciona trató de desprenderse de los barcos que le compró al Estado a principios de siglo cuando encargó la desinversión a BBVA.

Por aquellos tiempos, los Entrecanales pedían cerca de 650 millones por Trasmediterránea, el doble de lo que habían pagado. Pero no encontró comprador. Al contrario, la constructora tuvo que inyectar dinero por las pérdidas registradas por la filial. Aportó cerca de 110 millones a través de una ampliación de capital a la que no acudieron sus socios, entre ellos la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM). Acciona pasó de controlar el 60% a tener el 80%.

El presidente de Acciona, José Manuel Entrecanales. (EFE)
El presidente de Acciona, José Manuel Entrecanales. (EFE)

Ahora es dueña del 92% del capital, participación que tiene valorada en libros en 110 millones. La compañía cree que puede obtener algo más de esta tasación por su naviera, a la que el pasado año sometió a un saneamiento de cerca de 160 millones. Pero los resultados del grupo no son demasiado positivos pese a la ligera mejoría del beneficio operativo por la subida de los precios.

En 2013, el ebitda fue de 11 millones, un 60% menos que en el ejercicio anterior. En el primer semestre de este año, el resultado fue negativo en cinco millones, dos menos que en el primer semestre de 2013.  Entre enero y junio, los volúmenes de pasajeros y vehículos descendieron un 13,4% y un 17,4%, respectivamente, mientras que los metros lineales de carga atendida aumentaron un 5,9%. La cifra de negocio se mantuvo en los 185 millones.

Un buitre con mucha hambre

Cerberus es uno de los fondos conocidos como buitre que más se ha aprovechado de los saldos de la banca, que ha ido vendiendo carteras de créditos a precios de derribo para adelgazar sus balances. El fondo ha comprado durante la crisis préstamos vencidos en manos de Banco Santander, Liberbank y Bankia, entre otros. Su operación más sonada fue el acuerdo alcanzado con el banco público para gestionar su plataforma inmobiliaria –Bankia Habitat– durante diez años.

El exvicepresidente del Santander Francisco Luzón. (EFE)
El exvicepresidente del Santander Francisco Luzón. (EFE)

Pero en los últimos meses, el fondo, que ha contratado los servicios de dos banqueros de primera fila como Francisco Luzón (exvicepresidente del Santander) y Manuel González Cid (exdirector financiero de BBVA), ha dado el salto al negocio industrial. La semana pasada cerró la compraventa de Sotogrande, el resort de hoteles y villas de lujo de NH Hoteles, información adelantada por este medio en julio, y ahora ultima los trámites para subirse a los barcos de Acciona.

Con esta operación, la constructora avanza en su plan de desinversiones puesto en marcha tras las fuertes pérdidas registradas en 2013 por el impacto de la reforma eléctrica. La compañía quiere centrarse en las divisiones de energía e infraestructuras, decisión por la que también desea desprenderse de otras actividades como la inmobiliaria o incluso Bestinver.

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios