lanzan Bip&drive

Abertis, Ferrovial e Itínere unen fuerzas y crean una empresa conjunta de telepeaje

Los tres gigantes de las autopistas han puesto en marcha una compañía de dispositivos de telepeaje con la vista puesta en hacer crecer el uso de esta tecnología

Foto: Salida de barcelona por la Ap-7 (EFE)
Salida de barcelona por la Ap-7 (EFE)

Los tres gigantes de las autopistas se han unido para crear una empresa de telepeajes, con la vista puesta en diseminar esta tecnología por todas las vías de pago y parkings de España. Bautizada como Bip&Drive, la nueva empresa tendrá como primer accionista a Abertis, con un 50% del capital, mientras que Cintra (filial de Ferrovial) e Itínere ostentarán un 25% cada uno.

“Las tres sociedades han entendido que deben trabajar juntas y las decisiones estratégicas se toman a tres”, señala Marcelo Levit, director general de la compañía. “Uno de los grandes activos es tener en su accionariado a los tres líderes, porque entienden que VíaT va a proliferar en España”, añade. Abertis, Cintra e Itínere suman el 87% de todos los kilómetros de autopistas explotados en España.

Ya hay cerca de un centenar de parking con esta tecnología implantado en toda España, mientras que todas las vías de pago con VíaT (telepeaje) ya podrán utilizar Bip&Drive, según afirman desde la compañía, además de que sus dispositivos ya son operables en Portugal. Con Madrid y Barcelona como sus dos primeros mercados objetivos, la nueva compañía también aspira a crecer por Galicia, País Vasco, Navarra y Málaga.

Aunque la compañía descarta dar estimaciones de cifra de negocio, sí adelanta que su reto es contar con una cuota de mercado del 8%-10% y entre 130.000 y 150.000 dispositivos instalados en un año. Sanef, filial de Abertis en Francia, tiene su propio dispositivo, Bip&Go, y desde la nueva sociedad española no descartan llegar a acuerdos en el futuro. Donde sí está operativo ya este dispositivo es en Portugal.

Se podrá pagar tanto con cuenta corriente como con tarjeta de crédito y, para posicionarse rápidamente en el mercado, Bip&Drive prevé competir vía descuentos y menores costes para los clientes. Así, por ejemplo, no cobran el dispositivo ni cuota de alta, frente a los entre 30 y 50 euros que se suele cobrar; mientras que su cuota de mantenimiento y servicio, que en el mercado oscilan entre 12 y 15 euros anuales, en este caso se situará en la banda baja, es decir, 12 euros al año.

Para rentabilizar su negocio, la compañía funcionará de manera similar a las empresas de tarjetas de crédito, cobrando al comercio. En un futuro, quieren implantarlo también en gasolineras e ITV. “El objetivo de Bip&Drive no es canibalizar el mercado, sino hacer que crezca”, asegura Levit. Actualmente, la penetración de esta tecnología en España es del 38% y se trata de un negocio dominado actualmente por la banca.

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios