SEPARADO DEL RESTO DE ACUSACIONES

El Santander se persona como perjudicado contra Jenaro García en el caso Gowex

El juez Pedraz ha admitido la personación del Banco Santander como perjudicado en la causa que se sigue contra el presidente de Gowex, Jenaro García

Foto: Fotografía de archivo de Jenaro García (EFE)
Fotografía de archivo de Jenaro García (EFE)

El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz ha admitido la personación del Banco Santander como perjudicado en la causa que se sigue contra el presidente de Gowex, Jenaro García, por la estafa de la empresa distribuidora de wifi gratis. La entidad bancaria quiere formar parte del proceso al entender que dio una serie de créditos a la empresa tecnológica basándose en información falseada.

Según ha podido saber El Confidencial, el magistrado ha admitido que el Santander se presente con abogado y procurador propio y no bajo el mismo letrado, como ha exigido al resto de acusaciones, al entender que todas las acusaciones, tanto las particulares como las populares, tienen “intereses coincidentes” al ser todos los perjudicados inversores “que han visto frustrada su inversión por la actividad delictiva”, según explica el instructor en un auto.

Sin embargo, este no es el caso de la entidad que preside Ana Patricia Botín. Pedraz considera que el Santander tiene un interés distinto: “La concesión de créditos y avales al Grupo Gowex, sobre la base de las cuentas  presentadas por el grupo mercantil y el propio auditor”. Según las informaciones conocidas, Gowex adeuda 10 millones de euros a la entidad de Botín, seguida de Bankinter (5,2 millones), Deutsche Bank (3,3 millones), Bankia (3 millones) y Sabadell (2,3 millones). Todos ellos concedieron créditos con el convencimiento de que la situación de la tecnológica era distinta a la real. Esta financiación proviene del ICO en su mayor parte, pero son las entidades las que asumen el riesgo de impago y, por tanto, las provisiones a las que obliga la normativa en caso de concurso de acreedores.

La presidenta del Banco Santander, Ana Patricia Botín. (EFE)
La presidenta del Banco Santander, Ana Patricia Botín. (EFE)

Cuando estalló el caso, la deuda de Gowex ascendía a 36,2 millones de euros, tras duplicarse desde finales de 2012 y haber terminado el pasado ejercicio con un pasivo de 29,8 millones declarados. Sin embargo, cuando salió a bolsa en junio de 2010, los compromisos pendientes de pago sólo alcanzaban los 2,9 millones, suma que se iría multiplicando en los años posteriores.

Pedraz busca responsabilidades

Mientras tanto, el caso sigue. Este lunes, Pedraz citó a declarar en calidad de imputada a la exdirectora de marketing de Gowex, Tania Roel Mosquera, quien aseguró que el dinero de una cuenta de Renta 4 Banco a nombre de la sociedad Eco Energy 3, de la que es socia única, proviene de una venta de acciones de su propiedad de la empresa de wifi, las cuales había recibido como un regalo por parte de la compañía. Esos títulos se revalorizaron y alcanzaron un precio de 300.000 euros, momento en el que sus asesores fiscales le aconsejaron que creara la sociedad Eco Energy 3 en Bélgica. En el momento en que las acciones llegaron al valor de un millón de euros, decidió venderlas porque, si seguía la misma trayectoria, tendría que pagar un gran volumen de impuestos, aunque reconoció que nunca se benefició de ese dinero.

La compañía de la que Roel es socia única es considerada por el juez como una empresa pantalla de Jenaro García, que era utilizada para desviar dinero de Gowex. Lo mismo ocurre con Eco Energy 1, entre otras, cuyo director general, el belga Michel Yvon René Ramioul, también ha sido imputado, aunque no apareció en la comparecencia. Esta sociedad también tenía una cuenta en BNP Paribas Fortis que recibió una transferencia de 1.638.000 euros el pasado 3 de julio, dos días después del informe de Gotham City que precipitó el caso al sostener que Gowex infló sus resultados y asegurar que su valor –que el año pasado triplicó hasta alcanzar los 1.400 millones de euros– era en realidad de cero. En el documento afirmaban que la compañía iba a ser “la próxima Pescanova y que sus acciones también acabarán suspendidas de cotización”.

Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

Junto con García, los principales imputados son su mujer, Florencia Maté, el exconsejero y director financiero de Gowex, Francisco Manuel Martínez Marugán y el auditor de M&A José Antonio Díaz Villanueva, este último en prisión tras no poder pagar la fianza de 200.000 euros impuesta por el magistrado. Sin embargo, la instrucción sigue su curso y todavía pueden saltar más imputaciones relevantes. Los investigadores están analizando el papel que pudo tener en todo el caso la auditora Ernst & Young, el asesor registrado de Gowex en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB), por no alertar de la situación real de las cuentas.

Demandas civiles a E&Y, Bolsas y Mercados y Beka Finance

Por otro lado, los perjudicados siguen con su idea de presentar demandas civiles contra los presuntos responsables de que Gowex actuara con tal impunidad hasta que saltó el escándalo y provocase millones de pérdidas a 5.000 inversores. Parte de los afectados, representados por Asinver, ya han enviado una reclamación previa a Ernst & Young, Bolsas y Mercados Españoles y Beka Finance para informar de su intención de interponer una demanda civil con el objeto de que se hagan responsables de la deuda de la compañía.

Si no llegan a un acuerdo previo y optan por hacer frente al pago de la deuda, se presentarán sendas demandas por la vía civil por su responsabilidad en la gestión de Gowex. Se les hace responsables de la mala actuación, supervisión y control que se hizo sobre la tecnológica. En el caso de Ernst & Young se le reclama como asesor externo registrado de Gowex, al entender que el MAB otorga al asesor registrado la obligación de verificar los resultados, cuentas y el conjunto de la información trascendente que la empresa cotizada publicita o dirige a sus accionistas. En el caso de Beka Finance, el objeto de la demanda es que esta entidad colocadora de los títulos de Gowex no comprobó la solvencia en la salida a bolsa, y respecto de BME, por no inspeccionar debidamente a la compañía cuando realizó ampliaciones de capital por valor de más de 40 millones de euros entre 2011 y 2013.

 

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios