el banquero sopesa dejar el banco de inversión

Enel invita a Prado a dejar Mediobanca por el "conflicto de intereses" con Endesa

La compañía italiana ha pedido al banquero que deje la presidencia ejecutiva de Mediobanca por el conflicto de interés que supone aseorar a competidores de Endesa.

Foto: El presidente de Endesa, Borja Prado (EFE)
El presidente de Endesa, Borja Prado (EFE)

La salida inesperada de Andrea Brentan como consejero delegado de Endesa puede que no sea el último cambio relevante en la cúpula directiva de Endesa. Enel, el mayor accionista de la eléctrica italiana, ha invitado a Borja Prado a que elija entre la presidencia de la compañía energética y la de Mediobanca, la entidad financiera desde la que asesora a otros competidores de la propia Endesa.

Francesco Starace, el nuevo capo de Enel desde el mes de mayo, ha conminado a Prado a abandonar una de estas dos funciones por lo que se considera un “evidente conflicto de intereses”, según fuentes cercanas a la multinacional italiana. El consejero delegado del primer accionista de Endesa ha puesto encima de la mesa esta incómoda situación después de que este medio publicase que Prado estaba asesorando a CVC Capital Partners en la compra de los activos de E.ON en España, negocios por los que también está pujando la propia Endesa.

En Italia no entienden cómo el presidente de su empresa española está al mismo tiempo siendo el socio financiero de CVC, un competidor directo en la subasta de los activos de la compañía alemana. Por este motivo, Starace, para preservar los intereses de los accionistas de Endesa, le ha solicitado que abandone la presidencia ejecutiva de Mediobanca o la de la eléctrica porque considera que no es ético trabajar con las dos tarjetas corporativas.

Francesco Starace, nuevo consejero delegado del holding italiano Enel. (Reuters)
Francesco Starace, nuevo consejero delegado del holding italiano Enel. (Reuters)

Prado siempre ha sostenido que esta doble posición ejecutiva no supone ningún conflicto de interés. Más aún, arguye que sus contratos están depositados en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), que hasta la fecha no le ha puesto ningún obstáculo a esta duplicidad de funciones. Una coyuntura que tomó cuerpo cuando, siendo ya presidente de Endesa, asesoraba a ACS en la toma de control de Iberdrola, de la que llegó a tener un 20%.

Según distintas fuentes, para evitar un enfrentamiento con Roma, Prado ha decidido que va a dejar temporalmente la presidencia ejecutiva de Mediobanca a favor de Javier de la Rica, su mano derecha. El banquero de inversión seguirá en la entidad financiera italiana, pero en un segundo plano. Aunque el relevo es más estético que funcional, el paso atrás de Prado tiene una profunda relevancia porque pone de manifiesto la tensa relación entre Starace y el ejecutivo español. Ni Borja Prado ni Javier de la Rica han respondido en la última semana a las llamadas y mensajes de este medio para conocer su versión de los hechos.

Después de conocer que Prado estaba asesorando a CVC Capital Partners en la compra de los activos de E.ON en España, Francesco Starace ha conminado a Prado a elegir entre una de sus presentes ocupaciones

Actualmente, Mediobanca es asesor de ACS en la venta de los negocios de energías renovables de la constructora. Dichos activos, valorados en hasta 3.200 millones, pueden ser colocados entre inversores institucionales antes de fin de año mediante una oferta pública de venta (OPV), una operación que competirá también con la colocación de hasta el 22% de Endesa por cerca de 5.500 millones. Por tanto, ambas compañías rivalizarán por el mismo colectivo de inversores.

Borja Prado (Madrid 1956) fue nombrado presidente de Endesa en marzo de 2009, después de que Enel tomase el control de la eléctrica española. Poco antes había montado la filial de Mediobanca en Madrid tras dejar la vicepresidencia de Lazard en 2007. Es considerado uno de los banqueros de inversión mejor relacionados del mundo empresarial, como prueba el hecho de que ha participado en numerosas operaciones corporativas en los últimos diez años.

La relación laboral entre Prado y Endesa se basa en un contrato mercantil como ejecutivo, que según su versión finaliza en 2016. El pasado año recibió un salario de 2,36 millones de euros, cantidad a la que hay que añadir el casi millón que tiene acumulado como fondo de pensiones.

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios