NUEVA SOCIMI DEL PROPIETARIO DE QUABIT

Félix Abánades crea Bulwin Investment en busca de una segunda oportunidad en bolsa

El dueño de Quabit considera superada la herencia envenenada de Bañuelos y Astroc. Ahora prepara el estreno en bolsa de la socimi Bulwin Investment

Foto: Felix Abánades, en una foto de archivo
Felix Abánades, en una foto de archivo

Con dinero o sin dinero, Félix Abánades quiere seguir siendo el rey alcarreño del ladrillo. El dueño de Quabit tiene ya todo listo para lanzar una oferta pública de suscripción (OPS) que permitirá la salida a bolsa de una nueva entidad bautizada bajo la denominación de Bulwin Investment. Ni qué decir tiene que la empresa operará en los mercados con el sugerente e incomparable estatuto fiscal de sociedad cotizada de inversión inmobiliaria, lo que se conoce más popularmente como la típica y tópica socimi, tan de moda ahora en el panorama financiero español.

La ampliación de capital propuesta por el promotor manchego tendrá un importe de 500 millones de euros, pero no será dineraria, sino que los recursos serán cubiertos mediante la aportación de activos inmobiliarios por parte de sus inversores. La oferta no estará asegurada por los bancos, pero irá dirigida a un mercado institucional de socios cualificados. Bajo estas condiciones, es fácil presumir que Abánades se encargará, por la cuenta que le trae, de garantizar el desarrollo de una operación que supone, en el fondo, la consolidación del proyecto empresarial de Quabit.

La creación de Quabit tiene su origen en la fallida venta de Rayet a la antigua Astroc de Enrique Bañuelos. La quiebra de la compañía valenciana hizo que Abánades tuviera que apechugar con todo el ‘marrón’, integrando un amplio conglomerado de empresas inmobiliarias bajo la marca de Afirma. Todo ello ocurrió en 2007, año crítico en el derrumbe del castillo de naipes edificado a golpe de ladrillo en España. Tres años después, en 2010, la compañía fusionada procedió a un lavado de cara en bolsa con el singular nombre de Quabit.

La herencia envenenada de Bañuelos parece haber pasado definitivamente a la historia, toda vez que el grupo encabezado por Abánades ha aprovechado la época de vacas flacas para abordar un ajuste de caballo que ha permitido reducir la deuda de casi 1.500 millones a cerca de 350. En este proceso se incluye la renegociación con la banca mediante la dación en pago de importantes activos inmobiliarios, además de la ayuda derivada de la transferencia de préstamos dudosos a la Sareb. Quabit es ahora una empresa mucho más pequeña, pero con expectativas bastante más claras de rentabilidad.

Vuelta a los beneficios

La compañía acaba de publicar su informe de resultados correspondiente al primer semestre de 2014, que se ha cerrado con unos beneficios de 62 millones de euros. Dicha cifra es tanto más significativa por cuanto que supone un cambio de signo en la evolución de la empresa, que había registrado pérdidas de 10 millones en el mismo periodo de 2013. La transferencia de activos a los bancos ha permitido también un incremento de la cifra de negocios hasta los 50,4 millones de euros, un importe en todo caso muy lejano a los volúmenes de negocio de los años de esplendor.

El saneamiento de balance ha sido clave para superar los números rojos y mantener en pie la compañía sin recurrir a un procedimiento concursal. Una vez remozada la fachada, Abanádes quiere dar un impulso a su grupo aprovechando que los inversores internacionales han vuelto a recuperar la confianza en la economía española. El máximo responsable de Quabit considera que ha llegado el momento de ampliar el margen de liquidez para diversificar la cartera de activos con una orientación especial en el segmento residencial y de oficinas dentro de zonas como Madrid, Barcelona y el Corredor del Henares.

Tras siete largos años de tribulaciones, la fiebre bursátil por las socimis permite a Félix Abánades una segunda oportunidad en el mercado inmobiliario. Bulwin Investment se sumará a la lista que vienen engrosando desde principios de este año entidades como el Grupo Lar, Hispania, Merlin Properties o Axia Real Estate, todas ellas dentro del mercado continuo. Además, figuran también en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB) otras sociedades de análoga naturaleza como Entrecampos, Mercal y Promorent. Bulwin Investment tiene prevista su oferta pública para mediados de octubre con el fin de estrenarse en el parqué durante la primera semana de noviembre.

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios