Inditex, Mango y Desigual se rebelan contra Trias por limitar las aperturas en domingo
  1. Empresas
sólo se podía abrir hasta las seis

Inditex, Mango y Desigual se rebelan contra Trias por limitar las aperturas en domingo

Soterradamente, las cadenas de moda mantienen contactos entre ellas para plantarse ante el consistorio y cerrar los domingos el verano próximo.

Foto: Una de las tiendas de Zara en Barcelona (Reuters)
Una de las tiendas de Zara en Barcelona (Reuters)

Al alcalde de Barcelona, Xavier Trias, le crecen los enanos. El verano ha sido polémico en la ciudad por diversas cuestiones. Y aunquela que más eco ha tenido han sido las protestas contra los pisos turísticos en la Barceloneta, no ha sido la única. Soterradamente, las cadenas de moda están manteniendo contactos entre sí para plantarse ante el consistorio y cerrar los domingos el próximo verano… pese a que la nueva normativa estrenada este estío les permite abrir, según explican fuentes del sector del comercio.

La situación es paradójica. Este año, por primera vez, el Ayuntamiento permitió abrir los domingos de julio y agosto para aprovechar el boom turístico de la capital catalana. Pero, a las puertas de septiembre, los resultados han sido tan decepcionantes que la mayoría de las cadenas de moda española –Inditex, Mango, Cortefiel, Desigual, Shana, etc.– han perdido dinero con la experiencia. La razón ha sido queel horario de apertura se ha limitado de 10.00 a18.00 horas, y aestos grupos no les salen las cuentas.

Fuentes del sector conocedoras de las conversaciones entre las firmas de moda española aseguran que se ha estudiado la posibilidad de sumar a El Corte Inglés, pero se ha descartado ya que para estos grandes almacenesla apertura en domingo es una cuestión ideológica.

Sin embargo, en grupos más preocupados por la rentabilidad, la cuestión es más práctica. Por las mañanas, la apertura funciona. Pero entre las 16.00y las 18.00 horaslas tiendas están vacías. Y justo cuando el tráfico de personas se empieza a animar, la inspección municipal sanciona con multas de hasta 20.000 euros a las tiendas que permanecen abiertas un minuto más. Incluso fuentes del Ayuntamiento de Barcelona reconocen que la nueva norma para abrir en domingo no ha funcionado como se esperaba.

Por mucho tirón que tenga Zara, la playa de Barcelona tira más. Y cerrar justo en el horario de regreso de la playa es para los gestores de estos grupos en Cataluña un contrasentido.

Fuentes del sector de estos grupos explican que se ha legislado de este modo porque,en la práctica, el Ayuntamiento de Barcelona siguecon la política del apoyo al botiguer tradicional y no a un fenómeno relativamente nuevo,como las grandes cadenas de moda, aunque Mango y Desigual sean dos grupos con sede en Barcelona.

Vacío legal

Estos grupos califican de puertas para adentro la nueva normativa que ha entrado en vigor este año como oportunista y que sólo buscaba contentar a grupos como la Confederación del Comercio de Cataluña, que aglutinan al pequeño comercio, pero no a este tipo de grandes cadenas, que no están agrupadas en una gran asociación pero que son los verdaderos motores del empleo en el sector.

Hasta que se implantó esta norma, había en Barcelona un vacío legal. En la práctica, los comercios habrían podido abrir en domingo porque, sin normativa municipal propia, se aplicaba la legislación estatal y punto. Para evitarlo, el Ayuntamiento lanzó esta nueva normativa, pero tan restrictiva que en la práctica interesa más seguir cerrado que abrir las puertas.

Esta batalla afecta básicamente a las marcas españolas, que necesitan mucho volumen de ventas para rentabilizar sus aperturas. No en cambioa las tiendas de lujo del Paseo de Gracia, grandes firmas internacionales con otro tipo de clientes y un producto mucho más caro que les permite ganar algo vendiendo pocas unidades.

Discriminatoria

Además, la nueva reglamentación resulta discriminatoria para los centros comerciales. Así, los centros de Unibail-Rodamco, –La Maquinista, Glòries– o Diagonal Mar, propiedad del fondo Northwood, deben permanecer cerrados, al considerarse que no se encuentran en zona turística, mientras que otros, como Las Arenas de Metrovacesa, en Plaza España, sí que pueden abrir, lo que produce una sensación de doble rasero difícil de despejar desde el punto de vista de los inversores en este tipo de producto inmobiliario.

Así, a pocos meses de unas municipales que ya pintan mal para Xavier Trias, la polémica por los horarios comerciales se suma a otras con las que tendrá que lidiar el Ayuntamiento este mes de septiembre.

Xavier Trias Mango
El redactor recomienda