ALEGA QUE es irRELEVANTE PARA EL CASO

CaixaBank se niega por tercera vez a revelar los detalles de la absorción de Banca Cívica

El juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco deberá resolver los recursos contra su decisión de sobreseer provisionalmente el caso Banca Cívica sin disponer de pruebas fundamentales para el procedimiento.

Foto: Sede de CaixaBank en Barcelona (EFE)
Sede de CaixaBank en Barcelona (EFE)

El juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco, instructor del procedimiento en el que se investiga el proceso de fusión de Banca Cívica y su posterior salida a bolsa, tiene que pronunciarse en los próximos días sobre los recursos que han planteado las partes a su decisión de enviar a los juzgados de Pamplona una parte del caso y sobreseer el resto de la investigación judicial. Pero el juez deberá resolverlos sin contar con información decisiva para la causa.

El magistrado ha pedido hasta en tres ocasiones a CaixaBank que remita a su juzgado la información que manejó sobre Banca Cívica antes de absorberla en 2012, pero el banco de origen catalán ha esquivado hasta ahora todas esas solicitudes alegando que esos detalles no son relevantes para el objeto del procedimiento. Siete meses después de que Velasco reclamara por primera vez esa documentación a CaixaBank, los datos todavía no han llegado a su mesa.

Sucursal de Banca Cívica, en Pamplona. (Efe)
Sucursal de Banca Cívica, en Pamplona. (Efe)

Las acusaciones populares personadas en el procedimiento y la Fiscalía quieren acceder a esa información para tratar de esclarecer por qué los 2.732 millones de euros que supuestamente valía Banca Cívica en julio de 2011, momento de su salida a bolsa, acabaron reduciéndose a 363 sólo un año después, según la due dilligence sobre la entidad que realizó Deloitte para CaixaBank antes de la absorción. Las acusaciones consideran que los detalles de esa valoración son imprescindibles para aclarar si los máximos responsables de Banca Cívica cuando se produjo la entrada de la entidad en el mercado bursátil pudieron maquillaron sus cifras para aparentar mayor solvencia de la que en realidad tenía.

Tres peticiones en seis meses

Por ese motivo, Velasco reclamó, a petición de las acusaciones y el Ministerio Público, “el informe de due dilligence de Deloitte relativo a la absorción de Banca Cívica por CaixaBank en su integridad, con todos sus estudios, datos y análisis pertinentes” los pasados 14 de enero, 28 de marzo y 2 de junio. Pero el juez aún no ha obtenido la respuesta que buscaba.

A la última petición, el banco con sede en Barcelona respondió alegando que ya presentó toda la información elaborada por la firma auditora. Si los datos no están en el juzgado es únicamente porque “las valoraciones que se han utilizado [para absorber Banca Cívica] no forman parte del documento de due dilligence que llevó a cabo Deloitte”. Las valoraciones fueron efectuadas por otra firma. Ese es uno de los motivos que esgrime CaixaBank para justificar que aún no haya remitido la información reclamada. El otro es que no considera que los datos sean relevantes. “Entendemos que debe desatenderse la petición”, afirma la entidad, después de negar rotundamente que “esté ocultando información”.

A por la cuarta reclamación

Las acusaciones no están de acuerdo y han reclamado al juez que exija esos datos por cuarta vez. No es la única prueba pendiente por llegar al juzgado de Velasco. El magistrado también ha pedido información a los dos peritos del Banco de España que han evaluado la situación contable antes, durante y después de los acuerdos de fusión que dieron lugar a Banca Cívica, así como del propio proceso de absorción de la entidad por CaixaBank. Los peritos ya entregaron un primer informe en el que concluían que no se apreciaba ningún indicio de criminalidad en la gestión del banco y aseguraban que sus cuentas reflejaron en todo momento su verdadera situación patrimonial. Sin embargo, las acusaciones y la Fiscalía solicitaron a Velasco que los peritos realizaran un segundo informe para que tuvieran en cuenta documentos sobre “determinadas operaciones” que no les habían llegado cuando entregaron sus primeras conclusiones.

El magistrado ha pedido en tres ocasiones a CaixaBank que remita la información que manejó sobre Banca Cívica antes de absorberla. El banco ha esquivado todas esas solicitudes alegando que no son relevantes

El juez también accedió a esa petición pero, sorpresivamente, antes de que llegaran las pruebas que había considerado pertinentes, acordó en un auto enviar a Pamplona la parte del procedimiento relacionada con las presuntas “operaciones sospechosas de criminalidad” que habría efectuado la Caja de Ahorros de Navarra (CAN) antes de su integración en Banca Cívica y decretar el sobreseimiento provisional del resto del caso.

Las partes ya han recurrido esa decisión de Velasco. Las acusaciones aseguran que sin las pruebas que faltan es imposible concluir que no se produjeron delitos en el proceso de fusión y salida a bolsa de Banca Cívica. Y las defensas de los responsables de la entidad han pedido a la Sala de lo Penal que deje sin efecto el auto del juez y decrete el archivo definitivo de todo el procedimiento. El magistrado, primero, y la Sala de lo Penal, después, deberán decidir si se mantiene el primer dictamen, el caso se archiva por completo o continúa la instrucción judicial, al menos, hasta que lleguen los documentos de CaixaBank y el segundo informe de los peritos del Banco de España.  

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios