LOS MONTORO pagan 30 MILLONES por el activo

GMP se hace con otra 'perla' inmobiliaria: la antigua sede de Caja Madrid y Altadis

Ubicado en la calle Eloy Gonzalo número 10 de Madrid, este emblemático inmueble cuenta con más de 13.000 m2 de superficie bruta alquilable

Foto: Antigua sede de Altadis
Antigua sede de Altadis

Otro activo singular que va para el ajuar de la familia Montoro Alemán. El emporio anónimo de Gmp engordó ayer miércoles con la compra del edificio que fue antigua sede de Caja Madrid y luego de Altadis, ubicada en la madrileña calle de Eloy Gonzalo 10 de Madrid, un activo con más de 13.000 metros de superficie bruta alquilable que someterá a una rehabilitación integral por el que ha pagado cerca de 30 millones de euros, según fuentes del mercado.

Este emblemático edificio, construido en 1982 como sede original de Caja Madrid, pasó a manos de la tabaquera Altadis una década después, en 1992, para ser su sede corporativa, hasta que en 2010 la multinacional hispanofrancesa, tras integrarse con la británica Imperial Tobacco, se trasladó a su sede actual en el complejo empresarial Cristalia (Metrovacesa), en la inmediaciones del recinto ferial de IFEMA y el Campo de las Naciones.

Desde entonces, el inmueble ha permanecido cerrado a cal y canto, sin ningún tipo de actividad. Durante estos cuatro años largos, las seis plantas de oficinas y planta baja comercial, además de las 134 plazas de aparcamiento bajo rasante repartidas en tres niveles, han estado esperando comprador, a pesar del singular emplazamiento del inmueble, en pleno corazón del barrio de Chamberí, una de las zonas residenciales más cotizadas de Madrid.

Con el mercado en pleno repunte, Gmp ha apostado por la rehabilitación, trabajo que se prolongará entre 12 y 14 meses, como vía para poner en valor el inmueble y su inversión, como ya ha hecho en repetidas ocasiones con otros inmuebles singulares, como las sedes corporativas de Garrigues (Hermosilla) e ING (Génova), por ejemplo, y como también hará con la Torre BBVA de Azca cuando el banco se mude a su sede de Las Tablas. 

Con esta operación, intermediada por Recoord Desarrollos Inmobiliarios, la inmobiliaria controlada por Francisco Montoro amplía su cartera de activos en el segmento de oficinas y parques empresariales de alta calidad, uno de los pilares sobre los que Gmp basa su modelo patrimonialista, negocio iniciado hace más de tres décadas que ha permitido a esta inmobiliaria convertirse en uno de los principales grupos del sector no cotizados.

A pesar de sortear el ciclo negativo de los últimos siete años, Gmp inició hace meses un proceso con JP Morgan para identificar un socio financiero al que vender hasta un 30% del grupo, que maneja activos valorados en torno a 1.300 millones de euros, con un 15% de suelo de uso terciario. La familia de origen murciano pretende así dotarse de recursos para las oportunidades actuales del mercado y reordenar su estructura de deuda.

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios