se incorpora como adjunto a la presidencia

El Corte Inglés ficha a Manuel Pizarro como mano derecha del presidente Isidoro Álvarez

Fichaje de relumbrón en El Corte Inglés. El grupo de grandes almacenes ha decidido incorporar a Manuel Pizarro como adjunto a la presidencia

Foto: Manuel Pizarro, en una foto de archivo. (Efe)
Manuel Pizarro, en una foto de archivo. (Efe)

Fichaje de relumbrón en El Corte Inglés. El grupo de grandes almacenes ha decidido incorporar a Manuel Pizarro como adjunto a la presidencia. El que fuera el máximo ejecutivo de Endesa se va a convertir en el asesor de referencia de Isidoro Álvarez, que está decidido a renovar y profesionalizar la gestión del holding de comercio minorista.

Pizarro, de 62 años, se convertirá en la mano derecha del veterano (79 años) presidente de El Corte Inglés, que el pasado año ya designó a Dimas Gimeno, su sobrino, director general y número dos de facto de la compañía. El aragonés centrará principalmente sus funciones en asesorar a Álvarez en las cuestiones financieras, un tema esencial del grupo, que el año pasado consiguió alargar siete años sus 5.000 millones de deuda bancaria.

El reconocido abogado y agente de cambio y bolsa complementará la labor de Gimeno, que seguirá siendo el máximo responsable del día a día de la compañía. Su fichaje le servirá a El Corte Inglés para dar un paso más en su estrategia de despersonalizar la gestión -todos los cargos de alta dirección habían sido ocupados por personas vinculadas a las familias fundadoras- y ganar reputación ante la banca y los inversores. De hecho, el cargo que va a desarrollar es de nueva creación.

Isidoro Álvarez, posa para los medios antes de iniciarse una Junta de Accionistas de El Corte Inglés. (Efe)
Isidoro Álvarez, posa para los medios antes de iniciarse una Junta de Accionistas de El Corte Inglés. (Efe)

Su llegada coincide con una etapa “financiera” en el grupo dueño de enseñas como Supercor, Bricor o Sfera. La refinanciación firmada el pasado otoño, con el visto bueno de las principales entidades bancarias, y el lanzamiento de la primera emisión de bonos de su historia supusieron un hito en la sociedad, que nunca había tenido que hacer frente a una situación similar. La adecuación de los plazos de pago y la aceptación de una serie de condiciones o covenants supusieron un cambio muy significativo en la gestión del holding.

El reto es mayúsculo para Pizarro, que en Endesa se ganó el reconocimiento de los inversores institucionales y minoristas. Su defensa numantina contra las ofertas de compra lanzadas por Enel y E.ON se saldó con una mejora del 100% sobre el precio de la primera OPA. El aragonés no dudo en ningún momento en enfrentarse al Gobierno de Rodríguez Zapatero y a la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

El turolense no es de los que se asustan precisamente. “A mí me gustan las crisis porque siempre me ha ido bien en las crisis”, dijo en marzo en un acto en Valencia. Su aportación servirá para que El Corte Inglés mejore en eficiencia tras superar una de las mayores crisis del consumo que se recuerdan. No obstante, Pizarro ya llegará con gran parte de los deberes hechos y con el viento de cola, ya que el ligero pero consistente incremento del gasto de los consumidores repercutirá positivamente en las cuentas del holding. La empresa, que cierra su ejercicio el 28 de febrero, suele presentar sus cuentas a finales de agosto.

Actualmente, Pizarro es presidente del bufete internacional Baker & Mckenzie. Anteriormente también ocupó el puesto de primer ejecutivo de Ibercaja y de Bolsa de Madrid, así como el de la Confederación Española de Cajas de Ahorro. En su etapa profesional también fue consejero de Telefónica, mientras que en su faceta política fue en las listas del Partido Popular en las elecciones de 2008. Su acta de diputado la abandonó en 2010 tras advertir que apenas contaba para Génova en aquel momento.

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
29 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios