según la agencia de calificación MOODY'S

La tasa de activos problemáticos de Catalunya Banc se dispara hasta el 22,3%

La tasa de activos problemáticos de Catalunya Banc se ha disparado hasta el 22,3% al final del primer trimestre, según asegura Moody's en un comunicado

Foto: La tasa de activos problemáticos de Catalunya Banc se dispara hasta el 22,3%

La tasa de activos problemáticos de Catalunya Banc se ha disparado hasta el 22,3% al final del primer trimestre, según asegura Moody's en un comunicado en el que pone en perspectiva negativa el rating de la entidad catalana en proceso de subasta. Esta tasa incluye los activos morosos, los subestándar y los adjudicados. No obstante, Moody's admite que la segregación de los 6.500 millones de 'hipotecas basura' puede reducir de forma importante esta tasa de mora, la más alta de las entidades relevantes del sistema financiero español.

La agencia estadounidense señala que, aunque Catalunya Banc transfirió sus activos inmobiliarios problemáticos a Sareb, sus activos han seguido deteriorándose. "Este deterioro se evidencia en la ratio de activos problemáticos, que se elevó al 22,3% a finales de marzo de 2014, después de caer hasta el 16,4% a finales del 2012", indica Moody's en la nota. La propia entidad informó que la tasa de mora al cierre de 2013 se situaba en el 13,0%, aunque no dio la cifra total de activos problemáticos, lo que los analistas internacionales consideran la "morosidad real" de la banca.

No obstante, Moody's reconoce que la segregación de la cartera de hipotecas basura, que supone en torno al 20% de sus créditos y por la que existe una fuerte demanda como adelantó El Confidencial, permitirá reducir esa tasa y mejorar el perfil de crédito de la entidad. Pero no se trata sólo de la morosidad, sino de la bajísima rentabilidad de su negocio. Según las cifras de la agencia, su rentabilidad medida por el beneficio antes de provisiones sobre los activos ponderados por riesgo (APR) se sitúa sólo en el 0,4% si se excluye el carry trade (la práctica de tomar dinero muy barato de la barra libre del BCE para invertirlo en deuda pública).

Por si todo esto fuera poco, la agencia de calificación advierte del "riesgo material de que el BCE, como parte de su revisión global de los grandes bancos europeos [los test de estrés], pueda imponer una serie de condiciones muy duras a Catalunya Banc, que pueden incrementar sustancialmente el riesgo para los acreedores de la entidad". Es decir, que considera que existe un riesgo cierto de que suspenda el examen.

Como ha informado El Confidencial, la entidad ha mejorado sus cifras de apalancamiento (tiene más depósitos que préstamos) y su tasa de cobertura tras la segregación de las hipotecas problemáticas. No obstante, la mayoría de los interesados en su compra han desistido en el intento, con lo que la subasta se ha quedado reducida básicamente a una pugna entre Santander y La Caixa. Aun así, esta batalla puede permitir que el FROB obtenga un precio positivo por la fusión de Caixa Catalunya, Manresa y Tarragona.

Moody's ha hecho esta afirmación en una revisión para una posible rebaja la calificación de los depósitos y la deuda a largo plazo de Catalunya Banc, que actualmente ya está en B3 –bono basura–, ante el "débil comportamiento" de la entidad, principalmente en términos de calidad de activos y rentabilidad. En su comunicado, la agencia de medición de riesgos señala que la rentabilidad y los activos del banco catalán se han ido deteriorando desde que éste fue recapitalizado a finales de 2012 con unos 12.000 millones de euros de ayudas públicas.

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios