revaloriza más del 95% de LOS residuos que genera

Danone se compromete a reducir sus emisiones de CO2 en un 50% hasta 2020

Danone ratifica su compromiso con el entorno y la sociedad, anunciando su apuesta por reducir sus emisiones de CO2 hasta llegar el 50% en 2020

Foto: Danone se compromete a reducir sus emisiones de CO2 en un 50% hasta 2020

Coincidiendo con el Día Mundial del Medio Ambiente, Danone ratifica su compromiso con el entorno y la sociedad, anunciando su apuesta por seguir reduciendo sus emisiones de CO2 hasta llegar al 50% en 2020, profundizando el proceso de reducción iniciado en 2007.

Trabajando a partir de cuatro ejes (agricultura sostenible, embalajes, huella de carbono y huella hidráulica), la empresa busca reforzar su programa de mejora medioambiental, que les ha permitido reducir en más de un 37% las emisiones totales del grupo entre 2007 y 2012. La valorización de residuos ocupa un papel fundamental en el compromiso medioambiental de la compañía, alcanzando actualmente más del 95% de los residuos generados cada año.

El compromiso de Danone forma parte de sus objetivos desde hace más de 40 años. Esta aspiración se alinea con el doble proyecto (económico y social) que promueve la compañía. En este sentido, Danone España fue la primera empresa alimentaria en adherirse a un Sistema de Gestión Ambiental de mejora continua (bajo la norma UNE-EN ISO 14001), ya en el año 1997.

Más adelante, el grupo implantó el denominado Plan Nature, destinado a reducir la huella de carbono disminuyendo la emisión de gases de efecto invernadero. En una primera fase de este plan, el Grupo Danone se fijó como objetivo reducir las emisiones de CO2 en Europa en un 30% entre 2007 y 2012. En ese periodo, y gracias a una intensa labor de concienciación y programas de ahorro y eficiencia, se logró alcanzar una reducción del 37,4%. Danone España fue uno de los grandes contribuidores a estos resultados mediante una combinación de diferentes acciones y proyectos que implicaban a todas las áreas.

Danone ha establecido un nuevo objetivo para el 2020 con la ambición de reducir sus emisiones de CO2 en un 50%. Este objetivo está incluido en el llamado Plan 2020, basado en cuatro ejes: agricultura sostenible, embalajes, huella de carbono y huella hidráulica

En su búsqueda continua de mejora, Danone ha establecido un nuevo objetivo para el 2020 con la ambición de reducir sus emisiones de CO2 en un 50%. Este objetivo está incluido en el llamado Plan 2020, basado en cuatro ejes: agricultura sostenible, embalajes, huella de carbono y huella hidráulica. Con este nuevo plan el Grupo Danone se compromete a seguir trabajando para transformar los residuos en recursos y usar materiales fabricados a partir de recursos sostenibles, intensificar la reducción del consumo energético disminuyendo el ratio de kWh por tonelada de producto, usar refrigerantes naturales y aplicar políticas de uso responsable de los recursos hídricos. Además, se compromete a actuar desde el origen de la materia prima (leche y otros ingredientes) con acciones que contribuyan a tener una cadena de valor.

Para alcanzar estos objetivos, la empresa promueve la implicación de empleados y proveedores en cada área de trabajo, desde la recogida de leche hasta el envasado y la distribución, así como la colaboración de entidades y administraciones. El objetivo final, en definitiva, es no solo convertirse en referente nacional y mundial en responsabilidad medioambiental sino, sobre todo, ofrecer un mejor servicio a sus consumidores y a la sociedad en general.

De un yogur Danone a un lápiz

Danone revaloriza actualmente más del 95% de los residuos que genera al año, la gran mayoría son industriales y antes han pasado por un exhaustivo proceso de gestión y selección. El reto es llegar a la totalidad, mejorando la gestión de aquellos residuos que pueden tener un uso doméstico futuro. Además, un envase de Danone tiene un recorrido mucho más largo del que aparentemente se pueda pensar y es que, además de ser el continente del yogur, puede tomar cuerpo en otros artículos de uso doméstico como perchas, bandejas o lápices.

Un ejemplo de esta política de revalorización y reutilización, es la “nueva vida” dada a los residuos plásticos que se generan en las fábricas a través de un acuerdo en el que están implicadas cuatro empresas de distintos sectores; SAICA, Acteco, BIC y Danone. Se trata de una iniciativa que está en funcionamiento desde hace un año y medio (diciembre 2013) y que permite revalorizar la totalidad de los residuos de poliestireno generados en las cuatro plantas de producción que la empresa tiene en España.

En el marco de este acuerdo, la empresa Saica gestiona y recoge los residuos plásticos generados en las fábricas y los envía a Acteco. Esta compañía se encarga de reciclarlos y crea con ellos un material plástico en forma de pastilla (granza de poliestireno) que se emplea posteriormente en la fabricación de más de 50 millones de lápices BIC®

En el Día Mundial de Medio Ambiente, Danone recuerda la importancia de la implicación de todos los actores de la sociedad, tanto en forma individual como corporativa, para el cuidado y la protección del entorno en el que convivimos.

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios