ESPAÑA SE JUEGA 750 EMPLEOS

La oferta de General Electric sobre Alstom, nueva amenaza para las renovables

Malos tiempos para las renovables en España. Si los cambios regulatorios ya han tensado mucho la cuerda y han deteriorado las cuentas de resultados, ahora también las operaciones corporativas juegan en contra

Foto: Turbina de Alstom. (Alstom)
Turbina de Alstom. (Alstom)

Malos tiempos para las renovables en España. Si los cambios regulatorios ya han tensado mucho la cuerda y han deteriorado las cuentas de resultados, ahora también las operaciones corporativas juegan en contra. En el sector energético hay temor por la oferta que ha lanzado General Electric (GE) por Alstom. La división de energía eólica, Alstom Renovables, opera desde España, diseña y fabrica turbina eólicas y está amenazada por la operación en Francia.

Por ahora, GE ha retrasado la presentación de su oferta hasta el día 23 de junio. Esta dilación da tiempo al Gobierno francés para el control de daños. Una de las alternativas que maneja es segregar la actividad de renovables y que se venda a Areva. Esa sería la mejor opción para la división española, mientras que fuentes del sector energético temen que GE aplique criterios puramente económicos y el gigante estadounidense prescinda de la actividad en España. Otra opción es que Siemens deje de deshojar la margarita y compita con GE por el control de Alstom.

Alstom Renovables opera desde Barcelona desde que en 2007 la multinacional francesa compró la cooperativa Ecotècnia por 350 millones. Ecotècnia era un grupo especializado en el diseño y la fabricación de molinos eólicos. Sólo en Barcelona hay 450 trabajadores. La cifra llega a los 750 empleos si se añaden el personal de mantenimiento de los parques y la fábrica de Buñuel, en Navarra.

José Manuel Soria, ministro de Industria. (Efe)
José Manuel Soria, ministro de Industria. (Efe)

En España Alstom Renovables está en pérdidas, en buena parte por el rejonazo eléctrico, que se ha cebado en las renovables, como parte de la política del ministro de Industria, José Manuel Soria. Esta situación hace que un cambio de accionista ponga en peligro todo el negocio.

Alstom Renovables factura 312 millones de euros anuales. Sin embargo, en el 2013 ya empezó a notar dos cosas: la caída de la actividad en España por la restricción de las primas y la obligación que imponen los países a los que exporta el grupo de fabricar en los lugares donde se van a levantar los parques. Eso se acabó reflejando en la cuenta de resultados: 50,8 millones de pérdidas en 2013, unos números rojos que coincidiendo con la oferta de GE llegan en el peor momento por la posibilidad de que los norteamericanos quieran clausurar las unidades no rentables de su nueva adquisición. Fuentes de Alstom en España han declinado hacer declaraciones.

Inquietud institucional

Si hace un mes había inquietud en el sector, ahora ya es institucional y se ha extendido incluso a la Generalitat, que ve con preocupación la evolución de los acontecimientos alrededor de Alstom Renovables.

(Alstom)
(Alstom)

Los comités de empresa de Alstom Renovables han abierto una ronda de contactos con las administraciones para intentar que se impliquen en la defensa de este centro industrial, según fuentes de CCOO.

Por su parte, desde la Generalitat reconocen la intranquilidad, pero aseguran que todavía es pronto hasta saber cómo se decantará la oferta e GE. Por ejemplo, encima de la mesa también está la posibilidad de que Siemens compre Alstom, lo que sería una mejor alternativa para la división de renovables españolas del grupo francés.

Carta a Artur Mas

Los sindicatos han enviado una carta a Artur Mas para que sea consciente del problema. Y también quieren que Soria active negociaciones de Gobierno a Gobierno con París para preservar la actividad industrial en España. Tampoco se quiere que tras la compra se salven los centros productivos en Francia a cambio de sacrificar los españoles.

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios