TIENE UN 80% DE COBERTURA DE LA MOROSIDAD

El FROB pone guapa a Catalunya Banc para venderla: tiene más depósitos que préstamos

El FROB ha puesto guapa a Catalunya Banc para tratar de conseguir un precio positivo en la subasta. La entidad tiene ya más depósitos que créditos.

Foto: El presidente del FROB, Fernando Restoy. (EFE)
El presidente del FROB, Fernando Restoy. (EFE)

El FROB ha puesto guapa a Catalunya Banc para tratar de conseguir un precio positivo por ella en la subasta que comenzará la próxima semana, como adelantó ayer El Confidencial. Según los documentos iniciales distribuidos por N+1, el banco de inversión encargado del proceso, la entidad nacionalizada tiene ya más depósitos que créditos, es decir, su ratio loan to deposits es inferior al 100% (el 94%). Asimismo, su cobertura de la morosidad alcanza ya el 80%. Pese a ello, los grandes bancos son reticentes a pagar dinero por ella, aunque han rebajado sus pretensiones de ayudas públicas.

Esta importante mejora de las cifras de la entidad responde en parte a la segregación de los activos más problemáticos, las 'hipotecas basura', que se están vendiendo por separado y que N+1 cifra en 6.500 millones. La documentación distribuida da por hecho que se venderán, algo que parece probable ya que más de 40 fondos se han interesado por ellas. Otra cosa es qué descuento exigen, que será cubierto por el FROB por un importe que el fondo de rescate estima en 1.500 millones.

Dicha segregación tiene varios efectos positivos. El primero es que reduce el volumen total de crédito de la entidad, de forma que, con los mismos depósitos, la relación entre ambos mejora. Según esta documentación, los depósitos alcanzan los 26.000 millones y la cartera crediticia se queda en 24.500 millones tras restar los 6.500 citados.

Esta relación, conocida como gap comercial, es muy relevante porque en la época de la burbuja las entidades españolas se endeudaron muchísimo en los mercados para financiar el crecimiento del crédito, con ratios muy superiores al 100% (incluso del 200% en algunos casos). Esa fue una de las causas principales de la insolvencia de muchas de ellas. Y ahora el principal objetivo de todo el sector es reducir ese gap por debajo del 100%, bien mediante una restricción de los préstamos como la de los últimos años, bien captando más depósitos. Entidades como Santander o Sabadell ya lo han reducido por debajo del 100%.

Una mujer utiliza un cajero automático.
Una mujer utiliza un cajero automático.

Además, también se reduce el activo total de Catalunya Banc, que es el denominador de la ratio de capital, por lo que la solvencia aumenta aunque los fondos propios sean los mismos. O volviendo la oración por pasiva, ahora su posible déficit de capital por la pérdida esperada de su cartera es menor. Finalmente, como estas hipotecas basura son morosas en buena medida, al eliminarlas disminuye la tasa de morosidad y aumenta la tasa de cobertura con provisiones hasta el citado 80% (aunque las provisiones dotadas para esa cartera se traspasan junto con ella).

En busca de un precio positivo

Con esta 'limpieza', el FROB pretende forzar a los candidatos a pagar un precio positivo por la entidad –como ya consiguió en el caso de NCG Banco, a diferencia de todas las subastas anteriores, que necesitaron ayudas públicas–, aunque este se encuentre muy alejado de los 12.052 millones de dinero público inyectados. Por un lado, quita argumentos a los compradores para pedir más ayudas públicas, ya que la pérdida esperada y el posible déficit de capital son menores.

Por otro lado, el menor tamaño de la entidad (su activo se reduce a 63.000 millones) permite pujar a otros compradores aparte de los tres grandes: Santander, BBVA y CaixaBank. Popular y Kutxabank se lo están planteando, si bien Sabadell ya ha rechazado participar. El FROB también ha intentado adelgazar Catalunya Banc con la venta de su red situada fuera de Cataluña, pero no ha tenido éxito precisamente por el desinterés de los grandes. Sólo han participado EVO y Popular, pero ambos sólo pretenden comprar una pequeña parte de esa red.

En todo caso, los grandes son los favoritos para llevarse el gato al agua y pretenden forzar la máquina todo lo posible para no pagar un precio positivo. De hecho, en la subasta de NCG las ofertas de los tres contemplaban más ayudas públicas en forma de EPA, y sólo la participación de outsiders como Guggenheim y Banesco –a la postre ganador– permitió al FROB salirse con la suya. La duda es si esta vez habrá alguien que rompa el mercado.

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios