BBVA prevé que el negocio en España siga estancado en 2014 pese a la recuperación
  1. Empresas
VENDERÁ INMUEBLES A PARTICULARES A MAYOR PRECIO

BBVA prevé que el negocio en España siga estancado en 2014 pese a la recuperación

BBVA no comparte la oleada de optimismo del Gobierno sobre la economía y prevé que en 2014 el margen en nuestro país termine a niveles de 2013.

placeholder Foto: El presidente del BBVA, Francisco González. (EFE)
El presidente del BBVA, Francisco González. (EFE)

BBVA no comparte la oleada de optimismo gubernamental sobre la recuperación económica en España y prevé que, en el conjunto de 2014, el margen en nuestro país termine a niveles de 2013. Esto implica una paulatina mejoría en los próximos trimestres frente a la caída del 13% registrada en el primero; es decir, significa que se va a detener la caída, no que va a empezar la fase alcista. Una cautela que coincide con la expresada por otras grandes entidades del país ante una recuperación que todavía está "cogida con alfileres". En cuanto a los inmuebles, el banco que preside Francisco González se suma a la estrategia de centrar sus esfuerzos en la venta a particulares, lo que supone renunciar a hacer más volumen a cambio de conseguir mejores precios que con los inversores institucionales.

Estas predicciones fueron realizadas la semana pasada en un desayuno con analistas por Jaime Sáenz de Tejada, el nuevo 'superdirector' general de finanzas y estrategia que relevó recientemente a Manuel González Cid. Según este ejecutivo, el margen de intereses (el que mide el negocio puro bancario) en España se beneficiará de una caída todavía mayor de la remuneración de los depósitos y de unos volúmenes de préstamos más estables –esto es, que reducirán su descenso–, pero eso será insuficiente para lograr un incremento en el conjunto del año, sino sólo para 'empatar' con 2013. No obstante, dado que parte de una caída del 13% en el primer trimestre, eso significa que los márgenes sí crecerán en la parte final del año.

Sáenz de Tejada también reiteró otros objetivos anunciados por el banco, como la reducción del coste del riesgo (la prima de riesgo de la entidad) en nuestro país hasta 120 puntos básicos, e incluso sugirió que se puede mejorar esta cifra. En cuanto a la rentabilidad, deja la normalización del ROE, a niveles del 12%, para 2015 o 2016, en línea con el resto del sector. Es decir, que hasta entonces el rendimiento del negocio no superará el coste de capital, que es lo que marca una inversión rentable.

El nuevo 'superdirector' general de finanzas y estrategia del BBVA, Jaime Sáenz de Tejada.
Esta cautela sobre el negocio en España es compartida por otras grandes entidades, aunque en público lo habitual es que se sumen a los parabienes al Gobierno por la mejora de la economía. Esto se traduce en la renuncia generalizada a liberar provisiones gracias a la nueva norma de refinanciaciones, e incluso a liberar el exceso de dotaciones realizado en su saneamiento en el caso de Bankia, debido a que "conviene mantener la prudencia porque la incipiente recuperación económica está cogida con alfileres y todavía no se puede descartar una tercera recaída", según una de estas entidades.

Y no se trata sólo del sector: el propio Banco de España alerta de que el escenario sigue siendo complicado y pronostica que "cabría esperar que se mantenga la tendencia creciente de la morosidad hasta que se afiance la recuperación económica". En principio, nadie espera una tercera recaída de la economía, pero tampoco se descarta: "Es verdad que nunca ha habido una triple recesión, pero tampoco había habido una doble y la tuvimos en 2011-2012; después de lo que ha pasado en esta crisis, no se puede descartar nada", señalan en otra entidad.

Vender a particulares para vender más caro

Dentro de este escenario, BBVA se ha sumado también al cambio de estrategia inmobiliaria que anunció Sabadell hace unas semanas, consistente en frenar el descenso de los precios al vender prioritariamente a los compradores particulares y no a los fondos de inversión, ya que los primeros permiten conseguir precios más altos que los segundos. "En 2012 el sector bajó mucho los precios para desprenderse de los peores productos y buscaba generar así volumen. Ahora ha aparecido una demanda más solvente y eso les hace pensar que no necesitan tirar más los precios para vender más pisos", explicaban desde el entorno del banco catalán.

Como es sabido, el sector ha estado vendiendo a pérdida –por debajo de las provisiones exigidas por los Decretos Guindos– con tal de aligerar su cartera de ladrillo. Ahora ya no existe esa urgencia, por lo que las entidades están dispuestas a ralentizar su ritmo de ventas para frenar estos quebrantos e incluso empezar a conseguir beneficios con los pisos (si venden por encima de lo provisionado obtienen una plusvalía, ya que la pérdida se la apuntaron en los ejercicios anteriores). A pesar de este giro, BBVA prevé vender 25.000 unidades este año, un 25% por encima de las 20.000 colocadas el año pasado, si bien con un descenso frente al fortísimo crecimiento del 60% logrado en el primer trimestre. Sabadell espera una caída en 2014, pero en el primer trimestre le ha sorprendido también la fortaleza de la demanda y ha batido sus expectativas.

Francisco González Noticias del BBVA Recuperación económica Optimismo Inmuebles
El redactor recomienda