ASESORES DE LOS FONDOS LONE STAR Y APOLLO

Botín contra Botín: el ladrillo español de Eurohypo enfrenta a la saga de banqueros

La familia Botín juega a varias bandas en la operación financiera del año, la venta de la cartera inmobiliaria española del banco alemán Eurohypo.

Foto: Javier Botín y Felipe Morenés Botín.
Javier Botín y Felipe Morenés Botín.

La familia Botín juega a varias bandas en la operación financiera del año, la venta de la cartera inmobiliaria -créditos por valor 4.500 millones de euros- que el banco alemán Eurohypo tiene comprometida en el mercado español. A pesar de que el comprador final saldrá de la terna formada por los fondos de inversión Apollo, Lone Star y Blackstone, la primera familia banquera del país está presente en el proceso a través de varios candidatos, para los que trabaja, asesora o coinvierte, distintos niveles de compromiso dependiendo del miembro de la saga Botín del que se trate.

En principio, los herederos del banquero Emilio Botín se reparten entre los principales favoritos que optan a imponerse en la millonaria transacción. Por un lado, el más pequeño de la dinastía en liza es Felipe Morenés Botín, hijo de Ana Patricia Botín (primogénita y consejera delegada de Santander Reino Unido) y del financiero Guillermo Morenés, que participa en el proceso de Eurohypo, bautizado como Operación Octopus, sirviendo en las filas del fondo de inversión tejano Lone Star, donde trabaja desde hace justo un año tras su paso anterior por el gigante suizo UBS.

El nieto del presidente del Banco Santander, aún con poca experiencia en el mundo financiero, compite contra los miembros de su familia enrolados en la candidatura de la firma de inversión neoyorquino Apollo. En este caso, la presencia de los Botín es doble. Por un lado, el fondo puja por la cartera de Eurohypo en alianza con Merrill Lynch y el propio Banco Santander, al que meses atrás compró su plataforma inmobiliaria Altamira Real Estate por 650 millones de euros para convertirse a partir de entonces en socio estratégico de Emilio Botín para sus operaciones en España.

Por si la presencia fuera escasa, Apollo ha contratado también como asesor los servicios de JB Capital Markets, la firma financiera fundada por Javier Botín, el hijo menor de Emilio Botín. Antes de iniciar su andadura en solitario, hace casi cinco años, el pequeño Botín fue socio de su cuñado Guillermo Morenés en MB Capital Advisers, entidad de asesoramiento y gestión de fondos que saltó por los aires tras el caso Madoff, episodio que salpicó su reputación y que propició su traslado a Londres aprovechando el nombramiento de Ana Patricia como responsable del Santander Reino Unido.

A falta de ascendente en el clan de los Botín, el tercero de los fondos finalistas en el proceso -Blackstone- ha optado por jugar sus bazas del lado del gigante alemán Deutsche Bank, convencido de que la condición de banco rescatado de Eurohypo (ahora propiedad de Commerzbank) pueda jugar a su favor teniendo como socio al mayor banco alemán. Sin embargo, todos los finalistas apuran sus opciones, ya que Lone Star adquirió hace meses la cartera hipotecaria de Eurohypo en Reino Unido, mientras que Apollo se ha convertido en el principal comprador de activos tóxicos en nuestro país.

En cualquier caso, el trabajo de los Botín ha sido intenso hasta en Semana Santa. El calendario de la operación ha sufrido un acelerón y el día 5 de mayo, dentro justo de dos semanas, las ofertas de Apollo, Lone Star y Blackstone, con sus respectivos socios, deberán estar presentadas en tiempo y forma para que pueda resolverse la adjudicación de los 4.500 millones de euros de préstamos inmobiliarios (performing, subperforming y non performing loans) que Eurohypo quiere liquidar de golpe. Sea cual fuere el vencedor, es muy probable que algún Botín pueda celebrar el triunfo.

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios