Es noticia
Menú
La aristocracia empresarial catalana suspende a los políticos ante el debate
  1. Empresas
RAJOY CLAUSURA LA ASAMBLEA ANUAL DEL IEF

La aristocracia empresarial catalana suspende a los políticos ante el debate

Los grandes empresarios tienen claro que los políticos no están poniendo todo su parte para solventar la deriva secesionista en Cataluña

Foto: Mariano Rajoy (i), durante su intervención hoy en la clausura de la asamblea anual de socios del Instituto de Empresa Familiar. (EFE)
Mariano Rajoy (i), durante su intervención hoy en la clausura de la asamblea anual de socios del Instituto de Empresa Familiar. (EFE)

Los grandes empresarios tienen claro que los políticos no están poniendo todo su parte para solventar la deriva secesionista en Cataluña. Hasta el punto de quelos socios del Instituto de Empresa Familiar (IEF), reunidos en su asamblea anual en Madrid, apenas conceden a la situación política una nota de 2,33 puntos sobre 9. Un suspenso rotundo que es todo un aviso a navegantes.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que clausuró el cónclave, se refirió a la situación en Cataluña y recordó que, aunque “hay que hablar”, las Cortes Generales conocieron por los medios de comunicación la decisión unilateral de Artur Mas de celebrar un referéndum, que incluso ya tenía fecha. “A eso se le llama un contrato de adhesión”, dijo el jefe del Ejecutivo, que aseguró que “podemos discutir de muchas cosas, pero hoy no se puede ser pequeño”.

Para los empresarios del IEF el problema es mayor, aunque la asamblea de hoy se centró más en temas económicos. No en vano, el Instituto,tradicionalmente vinculado al gran empresariado catalán,asocia a casi un centenar de empresas que factura 169.000 millones al año y supone un 26% del PIB nacional si se cuentan sus asociaciones territoriales. En sus filas se integran nombre ilustres como Rodés, Lara, Carulla, Roig, Andic, o Polanco. Con la mayoría de ellos en sus órganos directivos.

El debate sobre el asunto catalán también estuvo muy presente en el Congreso del IEF el pasado mes de octubre en Jerez. “No nos sentimos cómodos. Yo me siento español y catalán, pero la resistencia a hablar por ambas partes, está provocando una radicalización preocupante. Falta dialogo”, aseguró entonces un insigne empresario catalán. Otro ilustre asociadode la casa no dudó a la hora de expresar su malestar y, asegurar que las empresas catalanas querían un trato fiscal igualitario con Madrid y no ser “una colonia del Partido Popular”.

Reforma fiscal

Más allá de cuestiones políticas, los empresarios expresaron su disconformidad con la propuesta fiscal lanzada por el consejo de sabios designado por el Gobierno.De hecho, su hoja de ruta también tuvo suspenso con 3,6 puntos de calificación. Rajoy dejó claro que con el nuevo modelo todos los trabajadores pagarán menos por sus rentas de trabajo, se avanzaráen la fiscalidad verde y no se subirá el IVA. Más inquietos dejó a los presentes su reflexión sobre el Impuesto de Sociedades.

“Van a bajar los tipos nominales, pero los efectivos se irán acercando a los nominales”, dijo en alusión a la eliminación de deducciones. También fijó plazos que alejan en el tiempo la aprobación del nuevo marco fiscal. Hasta tres meses se concedió el jefe para tenerlolisto, lo que llevará la propuesta hasta el verano. Las empresas se quejaron amargamente de los ajustes fiscales prorrogados en 2014y de las restricciones del crédito.

Por su parte, Javier Moll, nuevo presidente del IEF, destacó que “la coyuntura económica esta cambiando”, si bien insistió en la necesidad de volver al nivel de empleo de antes de la crisis. Moll sustituye en el cargo a José Manuel Entrecanales, presidente de Acciona, tras dos años al frente de la organización.

Los grandes empresarios tienen claro que los políticos no están poniendo todo su parte para solventar la deriva secesionista en Cataluña. Hasta el punto de quelos socios del Instituto de Empresa Familiar (IEF), reunidos en su asamblea anual en Madrid, apenas conceden a la situación política una nota de 2,33 puntos sobre 9. Un suspenso rotundo que es todo un aviso a navegantes.

Mariano Rajoy Política Reforma fiscal Artur Mas IVA Empresa familiar
El redactor recomienda