Es noticia
Menú
Liberbank se ve obligada a ampliar capital para evitar el suspenso en los test de estrés
  1. Empresas
LINDE ADMITE QUE PUEDE HABER ENTIDADES CON PROBLEMAS

Liberbank se ve obligada a ampliar capital para evitar el suspenso en los test de estrés

Liberbank confirmó ayer a la CNMV que está estudiando una ampliación de capital de 500 millones, que justifica por su objetivo de pagar dividendo y devolver

Foto: El presidente de Liberbank, Manuel Menéndez. (EFE)
El presidente de Liberbank, Manuel Menéndez. (EFE)

Liberbank confirmó ayer a la CNMV que está estudiando una ampliación de capital de 500 millones, que justifica por su objetivo de pagar dividendo y devolver los CoCos inyectados por el FROB. Pero la realidad es bien distinta: hay fundados temores de que la entidad que preside Manuel Menéndez va a suspender los test de estrés del BCE, y con esta medida pretende intentar evitarlo.

Fuentes del Banco de España explican que “en la casa están convencidos de que va a haber algunas entidades españolas que van a suspender los test. Primero, porque no puede ser que suspendan entidades alemanas, francesas e italianas y que aprueben todas las españolas. Pero además, existen motivos para suspender porque hay entidades que se han quedado muy justas de capital tras el rescate, deberían haberles inyectado más dinero”.

El propio gobernador del Banco de España, Luis Linde, reconoció ayer en el Foro ABC que “puede haber algún caso” que tenga problemas para aprobar el examen, aunque "de escasa importancia". Añadió que,“en general, la banca española debería superarlo con tranquilidad”. Entre esos casos, las fuentes consultadas coinciden unánimemente en que el que más probabilidades tiene es Liberbank.

Esto explica la decisión de ampliar capital anunciada ayer. Inicialmente, la fusión de Cajastur, Caja Cantabria y Caja Extremadura pretendía cubrir ese posible déficit mediante la conversión de los bonos convertibles entregados a los titulares de preferentes y subordinada en acciones, aprovechando la fortaleza del valor en bolsa; hay una ventana de canje el 17 de abril. Pero esta operación no llegaría a 300 millones en el mejor de los casos y es muy probable que no acuda la mayoría de los afectados.

El gobernador del BdE, Linde. (EFE)Por tanto, el Banco de España ha considerado insuficiente la medida y ha pedido que acometa una ampliación de capital en condiciones. La banca de inversión llevaba un tiempo aconsejando a Menéndez esta operación, e incluso los informes de analistas posteriores a los resultados de 2013 (que han dado opiniones bastante positivas) insistían en la necesidad de reforzar sus fondos propios.

Así las cosas, Menéndez no ha tenido más remedio que rendirse a la evidencia. Según fuentes del mercado, tenía dos alternativas sobre la mesa: una ampliación de 250 millones, que podría servir para aprobar los test de estrés pero iría muy justa, u otra de 500, con la que en teoría no debería tener ningún problema. Finalmente ha optado por la segunda, por aquello de mejor ponerse una vez colorado que ciento amarillo, y porque el actual apetito inversor por España permite elevar el importe.

Dos opciones para la ampliación

Ahora bien, todavía tiene que decidir qué fórmula utilizará para la ampliación. Por un lado, puede realizar una colocación acelerada como la que se ha ejecutado en la colocación del 7,5% de Bankia. Esto tiene la ventaja de la rapidez, pero los grandes inversores a los que se dirigiría exigirían un descuento sobre la cotización en bolsa y, además, diluiría a los antiguos tenedores de preferentes, actuales propietarios del 31% de la entidad.

La otra alternativa es una ampliación tradicional, con derecho de suscripción preferente. Esta opción es más lenta y trabajosa, y además, requiere que las cajas vendan los derechos que les corresponderían porque no pueden acudir a la operación. A cambio, se puede obtener un mejor precio.

Liberbank presentó un beneficio en 2013 de 34 millones, cuando el consenso del mercado esperaba pérdidas. El margen de intereses se desplomó el 22%, pero lo compensó con la venta de su cartera de deuda pública, que hizo que los resultados por operaciones financieras se disparasen hasta 247 millones. La morosidad subió hasta el 10,4%, pero sin contar los activos cubiertos por el EPA de CCM ni la exposición inmobiliaria traspasada a Sareb.

Liberbank confirmó ayer a la CNMV que está estudiando una ampliación de capital de 500 millones, que justifica por su objetivo de pagar dividendo y devolver los CoCos inyectados por el FROB. Pero la realidad es bien distinta: hay fundados temores de que la entidad que preside Manuel Menéndez va a suspender los test de estrés del BCE, y con esta medida pretende intentar evitarlo.

Manuel Menéndez FROB Rescate Luis María Linde
El redactor recomienda