ESTÁ PENDIENTE DE SER SUBASTADA POR EL FROB

CatalunyaCaixa ganó 532,2 millones en 2013 después de ser recapitalizada

CatalunyaCaixa, marca comercial con la que opera el banco nacionalizado Catalunya Banc, cerró 2013 con un beneficio de 532,2 millones de euros, después de ser recapitalizada.La

Foto: Sucursal de CatalunyaCaixa en Barcelona (Efe)
Sucursal de CatalunyaCaixa en Barcelona (Efe)

CatalunyaCaixa, marca comercial con la que opera el banco nacionalizado Catalunya Banc, cerró 2013 con un beneficio de 532,2 millones de euros, una vez acometida su recapitalización y saneamiento, frente a la pérdida de 11.856 millones que tuvo en 2012, y se siente "preparada" para afrontar "con garantías" el test estrés de la autoridad bancaria europea.

La entidad nacionalizada, que está pendiente de ser subastada por el FROB, ha precisado en un comunicado que de este beneficio, un total de 167,8 millones es de carácter recurrente, esto es, procede estrictamente de su negocio bancario, mientras que el resto, 364,4 millones, se atribuye a dotaciones, activos fiscales y canje de híbridos.

Fuentes de la entidad han explicado a Efe que, en total, CatalunyaCaixa ha activado en 2013 créditos fiscales por 2.023 millones de euros, y que ha destinado a dotaciones 2.156 millones de euros, por lo que una partida ha compensado la otra.

CatalunyaCaixa, que ha recibido ayudas públicas por valor de 12.050 millones, asegura que su ratio de capital principal se sitúa en el 14,4%, un porcentaje que sería del 12,3% si se tiene en cuenta la aplicación plena de los criterios de Basilea III.

El margen de intereses de la entidad sumó 500,4 millones de euros, un 2,2% menos, mientras que el margen bruto sumó 1.342,8%, un 38,6% más que el año anterior.

La entidad inició en noviembre un proceso de reestructuración que afecta a 2.153 empleados y que debe llevar al banco a concentrarse en su negocio en Cataluña, donde tendrá 715 oficinas.

CatalunyaCaixa está a la espera de conocer la fecha de su subasta, en lo que será el tercer intento de vender la entidad, una subasta a la que ya se han mostrado dispuestos a presentarse los grandes grupos bancarios españoles, entre ellos CaixaBank.

En la presentación de los resultados hasta septiembre, el presidente de la entidad, José Carlos Pla, destacó que la liquidación de la entidad no tenía sentido, porque estaba ya "totalmente estabilizada", y subrayó incluso que podría seguir "en solitario".

En el comunicado, el banco se presenta como una entidad "atractiva" ante potenciales compradores y que está "preparado para afrontar con garantías los próximos test de estrés de la autoridad bancaria europea".

Por otra parte, CatalunyaCaixa ha destacado que cuenta actualmente con un cuota del mercado superior al 11% en Cataluña, donde cubre más del 90,7 % de su población, y ha reiterado su intención de dedicar hasta 5.000 millones este año a financiar a particulares y proyectos viables de pymes.

Fuentes de la entidad han indicado que la morosidad del banco cerró el año pasado en el 13% sobre activos totales de riesgo, mientras que la tasa de cobertura alcanzó el 64,8%, un porcentaje que llega hasta el 138,3% teniendo en cuenta las garantías hipotecarias.

La entidad suma 63.000 millones en activos, un 14,9% menos que el año anterior.

Por otra parte, la entidad destaca que ha reducido sus gastos de explotación un 13,1% y que ha iniciado "una nueva etapa" después de concluir el canje de instrumentos híbridos y de cerrar el acuerdo laboral sobre el ERE en la entidad.

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios