ALHOKAIR REABRIRÁ ALGUNAS TIENDAS EN ESPAÑA

El futuro de las tiendas Blanco está en Arabia Saudí

El grupo saudí AlHokair reabrirá algunas tiendas en España pero su futuro más próximo está en Arabia Saudí, donde intentará recuperar su prestigio

Foto: El futuro de las tiendas Blanco está en Arabia Saudí

Arabia Saudí. Ese es el nombre del futuro de las tiendas Blanco. Tras el cierre de 43 establecimientos el año pasado y un concurso de acreedores, el grupo saudí AlHokair ha decidido comprar la firma española e intentar sacarla del agujero negro.

Sin embargo, fuentes de la compañía inmobiliaria CBRE han confirmado que el gigante del retail saudí está negociando a través de ellos la reapertura de algunas tiendas Blanco cerradas en España, sin especificar un número concreto, aunque la firma española lo niega. “En nuestro país, a corto plazo, no hay aperturas previstas. Todas en las que estamos trabajando son en Arabia Saudí”, apuntan fuentes de la compañía de la firma española. El futuro se centra en expandir el nombre de la entidad por tierras saudíes.

Los planes de la empresa de moda española son, de hecho,  “continuar con la expansión internacional” y consolidar la marca. El grupo tiene nueve tiendas en Portugal y otras 73 en otros 18 mercados diferentes.

Esperar a que el mercado español se estabilice

Luis Lara, profesor de Internacionalización de ISEM Fashion Business School-Universidad de Navarra, cree que AlHokair esperará a que la empresa y el mercado español se estabilicen antes de apostar por la reapertura de tiendas Blanco.

El embajador español en Filipinas en una de las tiendas de la marca Blanco.
El embajador español en Filipinas en una de las tiendas de la marca Blanco.

En opinión de este profesor, el grupo saudí se dedicará ahora a internacionalizar la marca en países como Inglaterra o EEUU y a esperar a que tanto la empresa como el mercado español se estabilicen para volver a reabrir establecimientos. “Está claro que, en España, Blanco ha perdido capital de marca tras las noticias negativas”.

AlHokair ha comprado Blanco para salvar las 15 tiendas que actualmente tiene en Arabia Saudí y otras 12 que ya estaban en camino. “Vieron que los problemas del grupo les podía dejar sin producto así que decidieron comprarlo”, señala este profesor. Todo apuntaría a que formar parte de un grupo tan grande es beneficioso para la firma de moda, dado que gestiona unas 80 marcas internacionales, pero Lara recuerda que las comparaciones de facturación de todas las empresas pueden ser perjudiciales para las más pequeñas.

¿Quién es AlHokair?

AlHokair compró Blanco por más de 40 millones de euros, una cifra menor teniendo en cuenta que su facturación es de más de 900 millones de euros. Este gigante del retail está presente en 15 países y tiene más de 80 marcas, 1.800 tiendas y 100 centros comerciales bajo su paraguas. Es el gigante de moda encargado de internacionalizar la marca de sus socios por todo el mundo.

De todos sus socios, las firmas españolas tienen un peso importante en la compañía gracias a Amancio Ortega, a Inditex. “El grupo empezó hace más de 20 años en el comercio textil importando marcas británicas hasta Arabia Saudí marcas británicas por su vinculación histórica. Pero a finales de los 90 las negociaciones con Inditex llegaron a buen puerto y comenzó la internacionalización de Zara y del resto de sus tiendas”, explica Lara.

Algunas de las marcas de Alhokair.
Algunas de las marcas de Alhokair.

Según este experto en retail, trabajar con Inditex les abrió las puertas para operar con otras marcas del mundo porque “aprendieron mucho trabajando con el grupo español. Inditex es muy exigente, busca compromiso y buenas inversiones”. A día de hoy están asociados con marcas que incluso son competidoras entre sí, como Zara y Mango, y son capaces de llenar un centro comercial únicamente con sus socios. Su siguiente objetivo es llevar la marca de zapatos Marypaz a EEUU.

Un daño a la marca

El propio grupo reconoce que la imagen de marca se ha visto afectada tras anunciarse el cierre de tiendas y la ejecución del Expediente de Regulación de Empleo. Blanco pasa ahora por “recuperar el volumen de stockaje” y adaptarlo a las tiendas que aún siguen abiertas.

Aunque la firma de moda evita hablar de por qué el grupo ha acabado en un concurso de acreedores y se limita a hablar de la unión de “diversos factores”, Sergio Sánchez, profesor MBA en la Escuela Europea de Negocios, apunta a una posible equivocación en los modelos de venta.

“Inditex ha subido el precio de su producto y se ha centrado en un target que puede seguir adquiriendo su trabajo en tiempos de crisis, tiene capacidad para seguir el ritmo de compra. Sin embargo, Blanco tiene un perfil de comprador más bajo al que sí le ha afectado la crisis y que no puede acudir tantas veces a su tienda”, explica Sánchez.

En opinión de este experto en marcas, la estrategia del grupo pasaría por desarrollar el negocio en los lugares donde su público pueda seguir comprando, como las grandes ciudades, y evitar “abrir tiendas donde sea y vender como sea”.

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios