tras la espantada del fondo 3i

BBVA, Santander y Rabobank ponen a la venta La Sirena, otra víctima de Mercadona

La guerra de precios en la cesta de la compra se ha cobrado otra víctima, que busca nuevos inversores para salir adelante: Congelados La Sirena

Foto: Foto: La Sirena
Foto: La Sirena

La guerra de precios en la cesta de la compra se ha cobrado otra víctima, que busca nuevos inversores para salir adelante. Se trata de Congelados La Sirena, cuyos acreedores han puesto a la venta la cadena para intentar recuperar los cerca de 100 millones de deuda concedida. El pasado otoño, la firma británica 3i le traspasó las acciones por un euro al equipo directivo, que se hizo cargo de unos préstamos imposibles de devolver.

Según han confirmado fuentes financieras, el presidente y director general de la compañía catalana, Francesc Casabella, ha encargado a 360 Corporate la búsqueda de un comprador que inyecte dinero fresco para poder cumplir con unas obligaciones financieras que el grupo ha sido incapaz de atender en su totalidad desde que fue adquirida por la firma de capital riesgo 3i en 2007.

La última refinanciación, la cuarta, se rubricó el verano pasado, cuando La Sirena reconoció a BBVA, Banco Santander, Rabobank, BES y Natixis que sus resultados le impedían cumplir con sus compromisos. Las ventas cayeron un 10,5%, hasta los 150,5 millones, “debido principalmente a la crisis económica actual y a la intensificación de la competencia”, mientras que la parte baja de la cuenta reflejaba unas pérdidas de 5,7 millones, ocho millones menos que en el ejercicio precedente.

“La dirección de la sociedad, en previsión de que no podrá cumplir con las obligaciones financieras establecidas en el Tercer Contrato de Novación para el ejercicio anual terminado el 30 de abril de 2014, solicita la dispensa y/o revisión de determinados ratios y obligaciones”, explica en la memoria.

El pasado mes de julio, la banca le concedió el waiver, como se conoce en el argot financiero, y le alargó la deuda con vencimiento inmediato hasta julio de 2015. Además, le aplazó el pago de las cantidades debidas en concepto de intereses, que debía hacerse el 27 de junio de 2013, hasta el día 27 de diciembre del mismo año. La refinanciación se completó con el cambio de varios ratios de obligado cumplimiento y la eliminación de otros con el único objetivo de ponerla a la venta por un euro.

La Sirena puso en práctica en 2013 un plan de negocio enfocado a recortar costes, con una bajada de sueldos, tanto para la plantilla como para el equipo directivo, el cierre de las tiendas que no eran rentables y una significativa reducción de los precios de venta al público para competir con Mercadona, según reconoce Casabella. La compañía asegura que ya se ha ralentizado la caída de las ventas y la pérdida de volúmenes, al tiempo que ha conseguido contener el impacto en el margen bruto (tan sólo 1,4 puntos básicos) por las medidas de choque.

Ni pescado congelado

“El consumidor busca ahorrar, se enfoca en precio y reduce el tamaño de su cesta”, explica La Sirena, que para hacer frente a esta coyuntura ha apostado por una “constante mejora de la competitividad de precios y una más agresiva oferta promocional, reduciendo precios y ajustando márgenes”. Esta estrategia ha conseguido a lo largo del ejercicio frenar la caída de tickets en las tiendas, recuperando paulatinamente volumen, y en especial volumen por ticket, concluye.

Los gestores de La Sirena argumentan que los malos resultados de los últimos años se han producido porque “en momentos de crisis es recurrente la disminución del consumo de productos del mar”. A pesar de ser España uno de los principales consumidores de pescado en términos per cápita, “en épocas de restricción de los presupuestos familiares para alimentación, los productos del mar ven disminuido su consumo a favor de las proteínas de origen cárnico”.

La compañía, aunque es muy difícil hacer previsiones en la coyuntura actual, confía en una "estabilización de la cifra de negocio y de los resultados como consecuencia en las medidas puestas en marcha, tanto para aumentar la competitividad en precio como en lo relativo a disminución de costes". Un plan que incluye la apertura de franquicias que se iniciará en el ejercicio 2013-14 y que "contribuirá al aumento de la cifra de negocio y de los resultados".

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
22 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios