PIDE más de 250 millones por GRUPO ZENA

¿Apetito por la restauración? CVC vende sus Foster's Hollywood y Domino's Pizza

El mercado de la restauración se anima. El fondo de capital riesgo CVC ha mandatado la venta de Grupo Zena, la cabecera multimarca con la que opera.

Foto: Foto: ell brown (Flickr)
Foto: ell brown (Flickr)

El mercado de la restauración se anima. Ahora que el desplome del consumo parece haber tocado fondo, algunas de las enseñas más conocidas salen al mercado. El primero en dar un paso al frente es el fondo de capital riesgo CVC, que ha mandatado la venta de Grupo Zena, la cabecera a través de la cual opera bajo el formato multimarca en nuestro país con Foster’s Hollywood, Domino’s Pizza, Cañas y Tapas, La Vaca Argentina, Nostrus, ilTempietto y Burger King, según han confirmado a este diario fuentes de la operación.

CVC espera cobrar más de 250 millones de euros para finalizar su relación con Zena. El fondo de capital riesgo ha superado el desierto de la crisis con esfuerzo, gracias al tirón de algunas de sus marcas líderes, pero sin conseguir los potenciales números que imaginó para esta inversión. En este contexto de posible antesala de cambio de ciclo, la venta llega con el grupo facturando más de 270 millones de euros, con un margen de explotación medio de otros 30 millones y con unos beneficios muy ajustados de varios millones.

La venta tiene un ‘pero’ en forma de deuda. La cadena de restauración acumula algo más de 100 millones de créditos bancarios, que refinanció en 2012 por tres años, fecha a partir de la cual (2015) vencen los principales tramos. El primer acreedor de la compañía es ING, el banco mandatado ahora para la venta, que mantiene una estrecha relación como entidad de cabecera desde el año 2005, cuando participó en la primera refinanciación asumida por los accionistas CVC (70%) e Inveralia (30%), que vendió en 2008 su parte.

Los fondos de capital riesgo entraron en Grupo Zena en el año 2001, tras comprar la mayoría a la familia fundadora Gallardo. Entonces, el holding facturaba 144 millones de euros, generaba un ebitda de 12 millones y contaba con más de 200 establecimientos. Tras más de una década, casi la mitad con un mercado en caída, CVC ha conseguido duplicar el tamaño del negocio, pero se ha quedado muy lejos del objetivo de facturar 600 millones y superar a rivales como Vips y Telepizza, también afectados por la crisis.

Durante este tiempo, el grupo ha sufrido serias transformaciones, algunas de ellas decisivas para superar la caída del consumo, como por ejemplo en 2010, año en el que Zena experimentó un descenso del 37% en su beneficio de explotación debido al impacto de las remodelaciones y reposiciones de tiendas, así como al cierre de locales, especialmente Nostrus y Cañas y Tapas. Además, un año antes hizo frente a la pérdida de la franquicia de Pizza Hut, por diferencias de precio, enseña que sustituyó por Domino’s Pizza.

Esta operación servirá para medir el pulso al mercado. Han pasado más de tres años, desde principios de 2011, sin una transacción de peso en el sector. Entonces, el fondo de capital riesgo Corpfin vendió su grupo de restauración Restauravia, compuesto por los restaurantes italianos Il Pasitificcio, Trastevere y La Tagliatella, y la franquicia para España de Kentucky Fried Chicken, a la firma polaca Amrest por algo más de 200 millones de euros. Mientras, otros como Café & Té (propiedad del fondo 3i) esperan su turno.

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios