Es noticia
ACS salva sus cuentas gracias a un pelotazo de ingeniería financiera con Iberdrola
  1. Empresas
tras provisionar 200 millones por industria

ACS salva sus cuentas gracias a un pelotazo de ingeniería financiera con Iberdrola

La operativa con derivados sobre acciones de la eléctrica ha permitido a la compañía presidida por Florentino Pérez dar un pelotazo de 450 millones

Foto: El presidente de ACS, Florentino Pérez (d), junto al vicepresidente de la empresa, Pablo Vallbona. (EFE)
El presidente de ACS, Florentino Pérez (d), junto al vicepresidente de la empresa, Pablo Vallbona. (EFE)

Iberdrola, la inversión que en 2012 provocó las mayores pérdidas de la historia de ACS, al registrar números rojos de 1.927 millones, ha salvado las cuentas del grupo de construcción y servicios del último año. La operativa con derivados ha permitido a la compañía presidida por Florentino Pérez dar un pelotazo neto de 450 millones de euros, tal y como adelantó El Confidencial el pasado 28 de octubre.

ACS ha tirado de ingeniería financiera para apuntarse un ingreso en caja de 856 millones de euros, según consta en el informe de las cuentas anuales de 2013. La compañía tenía desde mediados de 2012 una exposición con derivados sobre 597,3 millones de acciones de la eléctrica tras verse forzada a vender un 12% del capital por la amenaza de ejecución bancaria, Una estructura que, tras reconocer las pérdidas, le permitía beneficiarse de una potencial subida de la cotización de la multinacional energética.

Esa apreciación se ha producido, lo que ha aprovechado ACS para modificar el original call spread en un put spread quemantiene el mismo perfil de exposición, así como los plazos de vencimiento, aunque ajustando ligeramente los precios de ejercicio y el número de acciones subyacente como resultado de los cambios en la política de dividendos practicada por Iberdrola.

La modificación se hizo el 20 de diciembre, un cambio que ha permitido a ACS“monetizar el valor de estos derivados por un importe conjunto de 856 millones. Esta operación está ligada a la cancelación del equity swap o derivado sobre el 4,5% de Iberdrola que el holding hizo en octubre cuando emitió un bono canjeable por 125 millones de títulos de la eléctrica, transacción que le supuso una salida de caja de 398 millones.

Junta de accionistas de ACS. (EFE)La intención de ACS es mantener esta estructura financiera sobreIberdrola hastajulio de 2015, momento en el que vence la opción de venta. Pero fuentes próximas a la alta dirección de la constructora no descartan que el derivado se deshaga –ya hizo algo parecido a finales de 2012 con otra participación similar– con antelación. Porque los beneficios son muy golosos para los accionistas del núcleo duro de ACS, ya que el precio de compra fue de3,26 euros.La compañía pagó una prima de 200 millones por esta estructura.

500 millones de pérdidas por Soria

Las buenas noticias que le ha dado la ingeniería financiera montada con los rescoldos de Iberdrola se han visto mermadas por la nueva provisión que Florentino Pérez se ha visto obligado a hacer por la reforma eléctrica aprobada por el Ministerio de Industria. Aunque todavía no se han concretado losparámetros retributivos de las instalacionesdeenergíarenovables, de cogeneracióny de residuos, ACS ha decidido provisionar 199 millones.

Esta cifra se suma a los 300 millones que ya se apuntó de pérdida de valor de sus plantas termosolares y de sus parques eólicos en 2013, por lo que el coste actual de la reforma asciende a 500 millones. Desde finales de 2010, el holding tiene a la venta todo su negocio de renovables, que en su momento ascendíaa 4.000 millones. Incluso esperaba obtener 5.000 millones por su traspaso.La compañía tan solo consiguió desprenderse de activos por unos 1.000 millones, por lo que aún tiene en cartera plantas con una deuda asociada de 2.973 millones.

Este pasivo no está en el balance de ACS, que se abraza a una normativa contable para extraerlo de sus cuentas. Sin este apunte y otros relacionados con el Proyecto Castor (1.400 millones), la deuda neta total del Grupo ACS al final de 2013 se elevaa 4.235 millones, es decir, un 14,5% menos que en 2012 después de haber reducido el saldo neto en 717 millones por las ventas de activos de Hochtief. La compañía ha reducido significativamente la financiación bancaria en más de 1.100 millones sustituyéndola por un mayor acceso a los mercados de capitales de renta fija.

La empresa participada por los March y los Albertos obtuvo unbeneficio bruto de explotaciónde 3.002 millones de euros (un 2,8% inferior al de hace un año) frente a los 2.986 que esperaba el consenso de mercado. Respecto albeneficio neto, la firmaganó 702 millones frente a las pérdidas de 1.928 millones que había contabilizado un año antes por la depreciación de su inversión en Iberdrola que tantas alegrías le está dando actualmente.

Florentino Pérez Hochtief