Es noticia
Menú
Carceller se planta en Pescanova: quita del 80% de deuda o liquidación en quince días
  1. Empresas
lanza un Ultimátum en toda regla

Carceller se planta en Pescanova: quita del 80% de deuda o liquidación en quince días

Demetrio Carceller considera que la única forma de hacer viable Pescanova es con una quita de la deuda del 8%. Si no, la única salida para él es la liquidación

Foto: El presidente de la cervecera Damm, Demetrio Carceller.
El presidente de la cervecera Damm, Demetrio Carceller.

El presidente de la cervecera Damm, Demetrio Carceller,y sus socios, la firma de private equityKKR, el fondoluxemburgués Luxempart y la compañía Ergon Capital, han dado un ultimátum a la banca de Pescanova: o apoyan su propuesta de quita del 80% o no tendrán más remedio que formalizarun convenio de liquidación en un plazo 15 días.

Según han explicado fuentes financieras, esta situación ya se ha comunicado a KKR, que es el interlocutor con la banca desde el momento en que Damm continúa presente en el consejo de administración de la pesquera en calidad de accionista de referencia.Pescanova se encuentra ensituación concursal y con una crisis muy gravedesde que se descubrió que el pasivo real de la compañía suma 3.600 millones de euros, muy por encima de los 1.500 que declaraba la antigua dirección de la empresa.

A pesar de que el consejo de Pescanova, con el respaldo explícito de los administradores independientes,ha propuesto la oferta que lidera Damm como la que mejor garantiza el futuro del grupo pesquero, los bancos se muestran reticentes. Una quita del 80% se considera excesiva por parte de la banca acreedora. Tanto que Deutsche Bank, con el apoyo de la banca extranjera, ha querido resucitar la oferta de Centerbridge para meter presión a Damm y sus socios a fin de que mejorasen las condiciones de su propuesta.

Pero en Damm no lo ven claro. Según el plan de reflotamiento,los 100 millones de ebitda –beneficio bruto operativo– que podría obtener Pescanova en su primer año serían devorados por los costes financieros si la quita fuese inferior al 80%. Por tanto, los promotores de la oferta que lidera la cervecera catalana entienden que la quita es una pieza clave para la supervivencia del grupo gallego.Los quince días de margen no son un plazocaprichoso. Al estar Pescanova en situación concursal, los administradores judiciales deben cerrar un convenio de acreedores antes de 31 de enero. De lo contrario, el grupo pesquero estaría abocado a una liquidación,tal y como marca la ley.

Alternativas de la banca

Con este panorama, la opción que manejan los bancos consiste en capitalizarla deuda y tomar el control de Pescanova, lo que se denomina la "solución Metrovacesa". Pero, precisamente, viendo la experiencia de la citada compañía inmobiliaria,no parece que existaungran interés por parte de la banca, en especial la española, en reproducir ese modelo.

Entre los bancos, tanto BBVA como Santander y, en menor medida Deutsche Bank, se muestran muyreticentes a aplicar la quita que exige Damm, según fuentes financieras conocedoras de la negociación. Además, el tiempo juega muy en contra del grupo gallego, cuya situación financiera se va deteriorando por momentos.

Minimizar los daños

Mientras que la banca extranjera se lava las manos, las entidades españolasparecen divididas. Algunos prefieren la solución Damm, otros consideran que la liquidación les perjudicará. En medio de tantos intereses queda atrapado el presidente de Pescanova, Juan Manuel Urgoiti. El máximo representante institucional de la compañíadefiende la alternativa de Damm y de sus aliados porque está convencido de que es la que mejorgarantiza la viabilidad de la empresa. Pero, por otro lado, sabe que sin el apoyo de los bancos el naufragio de Pescanova será completo. Urgoiti ha perdido esta semana el apoyo de Luis Sánchez-Merlo, el otro consejero independiente que entró de nuevas en el grupo gallego en septiembre y que acaba de presentar su dimisión.

El presidente de la cervecera Damm, Demetrio Carceller,y sus socios, la firma de private equityKKR, el fondoluxemburgués Luxempart y la compañía Ergon Capital, han dado un ultimátum a la banca de Pescanova: o apoyan su propuesta de quita del 80% o no tendrán más remedio que formalizarun convenio de liquidación en un plazo 15 días.

Pescanova Demetrio Carceller Santander Centerbridge
El redactor recomienda