pese a sus esfuerzos por salvar la operación

El FROB compensará a los preferentistas de Ceiss aunque digan no a la oferta de Unicaja

El FROB busca el éxito de la fusión de Unicaja y Ceiss, pero se había callado que, si fracasa, a los tenedores de preferentes y subordinada les dará casi lo mismo

Foto: El presidente del FROB, Fernando Restoy. (Reuters)
El presidente del FROB, Fernando Restoy. (Reuters)

El FROB ha puesto todo de su parte para conseguir el éxito de la fusión de Unicaja y Ceiss (de lo contrario, tendrá que nacionalizarla y venderla) y está combatiendo los infundios que circulan para confundir a los preferentistas de Caja España-Duero, de quienes depende la operación. Pero hasta ahora se había callado una información fundamental: si la operación fracasa, a los tenedores de preferentes y subordinada les dará casi lo mismo, porque también habrá un arbitraje para devolverles su dinero. E incluso en mejores condiciones de las que propone la oferta de la entidad andaluza. Por el contrario, los que han sido rechazados en el arbitraje actual son los que más beneficiados saldrán si la operación sale adelante.

Como es sabido, el FROB ha ofrecido a los clientes de las cajas castellano-leonesas que fueron víctimas de una mala comercialización de estos productos una especie de arbitraje por el que recuperarán el 100% de su dinero (menos los intereses cobrados) si a cambio aceptan el canje de Unicaja y renuncian a acciones judiciales. Pero de ese dinero, una parte importante -un 42,1% de media- se percibe en CoCos (convertibles contingentes) de la caja andaluza, que serán ilíquidos al menos hasta 2016. Inicialmente, los afectados tenían que tomar su decisión antes de saber si el arbitraje les iba a dar la razón, en un agravio claro con las entidades nacionalizadas como Bankia. Para subsanarlo, el FROB puso en marcha antes de Navidad un simulador del arbitraje del que no había informado hasta ahora.

El objetivo de este arbitraje es animar a los preferentistas a acudir al canje de Unicaja, que está condicionado a que lo acepte el 75% del volumen de estos títulos. Pero faltaba una información fundamental: ¿Qué pasa si no acuden a la oferta? Y la respuesta es que... nada. O casi nada, al menos. Si no se alcanza ese porcentaje de aceptación, la fusión se vendrá abajo y Ceiss será nacionalizada. Y, como en el resto de entidades de capital público, el FROB está obligado a realizar otro arbitraje con las mismas reglas que los de Bankia, NCG Banco o Catalunya Banc, según fuentes del fondo de rescate. Es decir, que estos afectados van a recuperar su dinero pase lo que pase y, por tanto, no tienen prácticamente ningún incentivo para acudir a la oferta.

Protesta de afectados por las participaciones preferentes
Protesta de afectados por las participaciones preferentes

Ventajas e inconvenientes de cada opción

Hay algunas diferencias entre una y otra opción. En caso de no acudir a la oferte de Unicaja, en el segundo arbitraje recibirán un porcentaje mayor en efectivo, que puede llegar hasta el 100% si se aplica la misma operativa que en NCG y Catalunya Banc: que el Fondo de Garantía de Depósitos compre los CoCos de Ceiss que recibieron en el canje forzoso de sus preferentes para darles liquidez. Si tiene éxito la oferta andaluza, esa liquidez no llegará hasta 2016, si es que para entonces logra salir a bolsa Unicaja. Aunque el FGD no intervenga, si fracasa la fusión, los afectados tendrían bonos de una entidad propiedad del Estado y no habría riesgo de perder ese dinero. Además, los bonos que ofrece Unicaja pueden dejar de pagar los intereses prometidos a discreción de la entidad que preside Braulio Medel.

A favor de acudir al canje está sobre todo la cuestión temporal: si la fusión sale adelante, recuperarán el dinero en unos dos meses, mientras que, en caso contrario, la nacionalización y la puesta en marcha de un nuevo arbitraje puede retrasarlo hasta siete u ocho meses. Claro que, para unas personas que llevan desde 2009 sin poder recuperar su dinero, esperar un poco más quizá no sea tan relevante. Otra diferencia es que los criterios serán más estrictos para dar la razón al afectado, según el propio FROB; eso se traduciría en que, en vez de recuperar su dinero el 60% de los afectados -estimación del FROB para Ceiss si tiene éxito la operación con Unicaja-, lo recuperaría el 50% -estimación de Luis de Guindos para las nacionalizadas-.

Esta nueva información puede frenar a muchos afectados que estaban dubitativos y, por tanto, torpedear el éxito de una fusión que se lleva negociando casi tres años (desde abril de 2011). De momento, la caja malagueña anunció ayer que ya ha acudido al canje el 50% de estos productos, es decir, necesita que se sume otro 25% en los próximos seis días laborables. De lo contrario, tendrá que decidir si sigue adelante con un porcentaje inferior o si desiste. Desde Unicaja siempre se ha sostenido que, por debajo del 75%, "no salen los números".

Los perdedores del arbitraje, beneficiados por la fusión

El presidente de Unicaja, Braulio Medel. (Efe)
El presidente de Unicaja, Braulio Medel. (Efe)
En todo caso, estamos hablando siempre de casos claros de mala práctica: personas con patrimonios o ingresos reducidos, sin grandes conocimientos financieros, que desconocían que eran las preferentes o la subordinada, que no recibieron indormación adecuada sobre sus riesgos, que invertían tradicionalmente en depósitos y donde estos títulos suponen una parte relevante de sus ahorros. Estos son los que recuperarán su dinero tanto si sale la fusión como si no.

Los que no se encuentran en esta situación serán, paradójicamente, los más beneficiados si la oferta de Unicaja sale adelante. Medel ha ofrecido un mecanismo a aquellos rechazados por el arbitraje -en realidad rechazados por el citado simulador, puesto que el arbitraje no se resolverá antes del día 20- por el que podrán recuperar el 38,6% de su dinero en el caso de las preferentes y el 63,3% en el de la subordinada. Si la fusión fracasa, esta oferta se evapora y tendrán que ir al segundo arbitraje, que será más estricto como se ha dicho. Por tanto, si han sido rechazados ahora, es casi seguro que volverán a recibir un "no". 

En esa circunstancia, parece mejor recuperar esos porcentajes, superiores al valor de los CoCos de Ceiss que han recibido en el canje forzoso. Asimismo, desde el fondo público sostienen que, si han perdido el arbitraje, también perderán en los tribunales, puesto que los criterios del FROB están siendo más laxos que los de los jueces.

Con toda esta información, los que compraron preferentes y subordinada en 2009 deben tomar su decisión. Y deben hacerlo rápido: aunque la fecha tope para hacerlo es el 20 de enero, desde el propio FROB alertan de que si el preferentista lo hace ese mismo día, "es muy probable que no le dé tiempo a hacer todas las gestiones necesarias", por lo que aconsejan pronunciarse como muy tarde el día 18. 

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios