La CNMC ‘arregla’ el recibo de la luz pero pasa a Soria la 'patata caliente' de la subasta
  1. Empresas
el regulador defiende su independencia

La CNMC ‘arregla’ el recibo de la luz pero pasa a Soria la 'patata caliente' de la subasta

El Ministerio de Industria pretendía que la CNMC zanjara la tarifa para todo el año 2014 pero el regulador estima que eso distorsiona el mercado

Foto: Fotografía de archivo de José Manuel Soria (c), Alberto Nadal y Cristóbal Montoro (EFE).
Fotografía de archivo de José Manuel Soria (c), Alberto Nadal y Cristóbal Montoro (EFE).

La Comisión Nacional de Mercados y Competencia (CNMC) no ha tenido más remedio que aceptar su papel como ‘convidado de piedra’ en la batalla del Ministerio de Industria con las compañías eléctricas. Pero el regulador le ha salido respondón al Gobierno porque su propuesta sobre el recibo de la luz sólo representa un mero parche que no responde al requerimiento completo del secretario de Estado de Energía, Alberto Nadal. El Gobierno quería una solución para todo el año y la CNMC sólo resuelve el recibo de enero ante la imposibilidad de garantizar la “competencia y la estabilidad” en el mercado minorista de electricidad.

El organismo regulador que preside José María Marín Quemada celebró a primera hora de la mañana de ayer una reunión plenaria de su consejo de administración en la que se acordó una fórmula optativa para determinar la tarifa eléctrica vigente a lo largo del primer trimestre de 2014. El encargo del Ministerio de Industria exigía una respuesta a fecha fija con el fin de facilitar la tarea del último Consejo de Ministros del año que, bajo la presidencia de Mariano Rajoy, zanjará hoy la cuestión sobre el precio final que marcará el recibo de la luz a partir del próximo miércoles.

El máximo órgano de gobierno de la CNMC ha intentado nadar y guardar la ropa como condición indispensable para salvar la independencia de una entidad de muy reciente creación y cuyos movimientos están siendo vigilados con lupa por la Comisión Europea. El nuevo ‘supervisor mayor del Reino’ fue constituido el pasado 10 de septiembre y el conflicto eléctrico supone una verdadera prueba de fuego que ha obligado a tentarse la ropa a todos los comisionados elegidos a instancia de los distintos departamentos del Gobierno y aledaños.

José María Marín Quemada. (EFE)Los diez miembros que componen el pleno de la CNMC han decidido finalmente tirarpor la tangente de una solución intermediaque no sirve para arreglar el problema estructural del mercado eléctrico pero que, al menos, ofrece una salida airosa al ministro de Industria. El regulador ha propuesto dos opciones alternativas, como aquellas que le ponían a Fernando VII en sus partidas de billar, si bien esta vez sólo es posible decantarse por una de ellas.

El Consejo de Ministros tiene que decidir entre una subida del 1,4% u otra del 2,9%. Ambas responden a una misma metodología de cálculo y la única diferencia reside en el plazo de referencia. En el primer caso el regulador ha tenido en cuenta los contratos trimestrales negociados durante los últimos seis meses. En el segundo supuesto se consideran solamente los últimos tres meses. Es previsible que el Gobierno, de perdidos al río, se decante por el precio más bajo al que luego habrá que añadir el incremento de las tarifas de acceso derivado de los 3.600 millones que Cristóbal Montoro decidió a última hora sacar de los Presupuestos del Estado.

Subida total en torno al 2,5% para el primer trimestre de 2014

La amortización anual de este déficit extra de tarifa supone aproximadamente un 1% en números redondos, por lo que la subida total del recibo de la luz en enero quedará situada en torno al 2,5%.En todo caso, una cifra muylejana del 10,9% que determinó la ‘subasta maldita’ del pasado día 19 cuando el Gobierno se vio obligado a intervenir el sistema de precios minoristas para no provocar un conflicto social en un servicio especialmente sensible para cualquier país.

El Ministerio de Industria forzó la suspensión de la subasta y se comprometió a determinar un nuevo sistema de fijación de precios. La CNMC no ha querido llegar tan lejos en su cometido como organismo regulador y ha devuelto la ‘patata caliente’ al Gobierno señalando que la situación creada exige implementar un “mecanismo transitorio” con el fin de “evitar cualquier impacto distorsionador en el mercado minorista”.

El regulador tiene en cuenta los problemas de cobertura que la eliminación de la subasta CESUR puede provocar a las comercializadoras libres, que son las que no dependen de ninguna de las grandes empresas de generación eléctrica. A tal efecto, encomienda al Gobierno para que “en el mínimo tiempo posible” ponga en marcha un procedimiento definitivo que, en el mejor de los casos, debería ser efectivo de cara a la actualización del recibo de la luz en abril.

La Secretaría de Estado de Energía pretendía que la CNMC determinase de golpe toda la tarifa eléctrica para el conjunto de 2014, lo que habría ahorrado al Gobierno la engorrosa tarea de enfrentarse con nuevas subidas de la luz durante el resto del año. El regulador no se ha mordido la lengua en su informe y ha valorado “negativamente” dicha reclamación por entender que “supone una distorsión para la competencia en el mercado minorista”. Dicho de otro modo, dentro de tres meses el problema volverá a surgir de forma inexorable y para entonces el Ministerio de Industria está obligado a disponer de un sistema de prevención que evite nuevos incendios en el mercado de la electricidad.

CNMC José Manuel Soria Alberto Nadal José María Marín Quemada Eléctricas
El redactor recomienda