Es noticia
Menú
Guerra entre auditoras: BDO replica a las críticas de Deloitte y KPMG en Pescanova
  1. Empresas
ASEGURA QUE NO PUEDE CALCULAR LA DEUDA REAL

Guerra entre auditoras: BDO replica a las críticas de Deloitte y KPMG en Pescanova

BDO, la auditora de Pescanova, intenta cubrirse las espaldas ante la posible afloración de nuevos agujeros de la compañía al asegurar que no tiene forma de

Foto: Factoría de Pescanova en la ría de Vigo. (EFE)
Factoría de Pescanova en la ría de Vigo. (EFE)

BDO, la auditora de Pescanova, intenta cubrirse las espaldas ante la posible afloración de nuevos agujeros de la compañía al asegurar que no tiene forma de saber si la deuda declarada es la real. Esta "limitación al alcance" aparece en la auditoría a las cuentas anuales de 2012-presentadas el 10 de diciembre de este año yque revelaban una deuda financiera de 3.250 millones y un endeudamiento total de 4.200 millones-, recogida en el Informe sobre lasupervisión de losinformes financierosanuales publicado ayer por la CNMV. Y llega después del rapapolvo que le echaron KPMG -autor del informeforensicsobre la pesquera- y Deloitte -administrador concursal- por no haber detectado la catastrófica situación de la empresa.

En la auditoría citada, BDO incluye una limitación alalcance por: "(i) la imposibilidad de verificar que la deuda financiera por créditosdocumentarios a 31 de diciembre de 2011 estuviera totalmente devengada a dicha fecha; (ii) que el gasto financiero registrado en los ejercicios2012 y 2011 corresponde a unaestimación del mismo y no al efectivamente devengado en ambos periodos; y (iii) la toma de ciertas asuncionesen el proceso de regularización de saldos y transacciones con sociedades del grupo que se ha realizado".

A continuación, lanza una andanada a Deloitte: "Si hubiera sido posible disponer de la información exacta adicional, algunos de los importes mostrados en las cuentas anuales consolidadasadjuntas por estos conceptos, podrían haber sido diferentes". Deloitte es la responsable de la formulación de las cuentas anuales de Pescanova tras el concurso de acreedores, y también reconoce que no puede estar segura al 100% del cálculo de la deuda. Pero al final, BDO quita hierro al asunto: "No obstante, el auditor considera que el efecto total de las diferencias en elpatrimonio del grupo y en la cifra de deuda registrada a 31 de diciembre de 2012, no resultaría relevante".

El expresidente de Pescanova Fernández de Sousa.BDO fue auditor de Pescanova durante 10 años, sin encontrar nunca ninguna salvedad en sus cuentas, pese al complejo sistema que teníaManuel Fernández de Sousa, fundador y expresidente de la compañía, para financiarse sin que la deuda apareciera en las cuentas (anteriormente, Ernst & Young hizo lo mismo durante otros 10 años hasta que empezó a detectar anomalías). Asimismo, está imputada por el juezPablo Ruzde la Audiencia Nacional, quien le ha requerido los "papeles de auditoría" para saber si conocía o no realmente la deuda oculta.

KPMG y Deloitte sacaron los colores a BDO

A pesar de todo ello, BDO ha vuelto a auditar las cuentas de Pescanova de 2012, ya bajo la administración de Deloitte. Y desde esta posición se cubrelas espaldas y aprovechala ocasión para devolver algunos golpes. Tanto Deloitte como KPMG cuestionaron su labor al aflorar 1.000 millones de pérdidas ocultasacumuladas en los últimos ejercicios y 1.500 millones de deuda camuflada hasta ahora que BDO no detectó. No obstante, elforensicde KPMG exculpa a la auditora y asegura que fue una víctima de los manejos de Sousa.

La exigencia de mayor información se refiere a que Deloitte no le proporciona todo lo que necesita saber para ralizar una auditoría en condiciones, aunque en realidad esta falta de transparencia es culpa de Sousa, que es quien creó el complejo entramado de Pescanova para ocultar la deuda real. En todo caso, BDO pretende tener una excusa por si al final la deuda total de Pescanova resulta ser aún mayor que los 4.200 millones citado, aunque todos los implicados en este proceso coinciden en que no debería variar sustancialmente. De hecho, las proposiciones a la banca (con quitas de hasta el 90%) dan por buena esta cifra.

Todos pescan en el río revuelto

Algunos observadores creen que BDO tiene muy difícil su continuidad tras este escándalo, máxime si finalmente es condenada, puesto que eso le impedirá contratar con organismos y empresas públicos. Deloitte se encuentra en una situación parecida por su responsabilidad en el hundimiento de Bankia, por la que también puede serimputada (aunque todavía no lo ha sido). Con la diferencia de que Deloitte es mucho más grande.

Resulta llamativo que todas las auditoras relevantes estén sacando tajada de la suspensión de pagos de Pescanova. BDO sigue siendo auditora pese a la imputación, Deloitte es el administrador judicial, KPMG ha hecho elforensic yPwC ha elaborado el plan de viabilidad de la pesquera. Sólo falta Ernst & Young, el antiguo auditor de la empresa, aunque en el sector se da por hecho que "algo pescará" en este concurso de acreedores.

BDO, la auditora de Pescanova, intenta cubrirse las espaldas ante la posible afloración de nuevos agujeros de la compañía al asegurar que no tiene forma de saber si la deuda declarada es la real. Esta "limitación al alcance" aparece en la auditoría a las cuentas anuales de 2012-presentadas el 10 de diciembre de este año yque revelaban una deuda financiera de 3.250 millones y un endeudamiento total de 4.200 millones-, recogida en el Informe sobre lasupervisión de losinformes financierosanuales publicado ayer por la CNMV. Y llega después del rapapolvo que le echaron KPMG -autor del informeforensicsobre la pesquera- y Deloitte -administrador concursal- por no haber detectado la catastrófica situación de la empresa.

Pescanova Deloitte KPMG CNMV
El redactor recomienda