Iberia hace un guiño a los sindicatos para recobrar las rutas a La Habana y Montevideo
  1. Empresas
REANUDA LOS VUELOS A BERLÍN CON IBERIA EXPRESS

Iberia hace un guiño a los sindicatos para recobrar las rutas a La Habana y Montevideo

El acuerdo de productividad que Iberia negocia con los sindicatos es el punto de inflexión para recuperar las rutas que fueron suspendidas hace ahora un año

Foto: Luis Gallego (izda) y Antonio Vázquez (dcha) (EFE)
Luis Gallego (izda) y Antonio Vázquez (dcha) (EFE)

El presidente in pectore de Iberia y actual consejero delegado, Luis Gallego, se plantea la recuperación en los primeros meses de 2014 de las rutas que fueron suspendidas hace un año dentro del Plan de Transformación de la aerolínea. Entre las frecuencias que quiere volver a operar la nueva dirección de Iberia figuran de manera destacada los vuelos a Montevideo y Caribe, incluyendo las conexiones con La Habana, Santo Domingo y Puerto Rico.

La operación ‘retorno a Cuba’, como ya empiezan a denominarla algunos sectores sindicales de la compañía, tiene por objeto aumentar la producción del grupo ante las expectativas de un rápido acuerdo laboral con los representantes de los trabajadores. De entrada, Iberia ya ha recuperado algunas de las rutas que fueron declaradas en stand by, concretamente los vuelos de Madrid a Berlín y Estocolmo, que están siendo operados a través de lberia Express.

La estrategia de International Airlines Group (IAG) empieza a perfilarse de manera clara con la proyección de la filial low cost como cabecera operativa en el tráfico de corto y medio alcance, incluyendo las conexiones con la Europa continental. El papel de Iberia como entidad matriz se concentrará en el largo radio con especial orientación hacia destinos trasatlánticos que proyecten la imagen internacional de marca de la antigua compañía de bandera sin sacrificar el objetivo básico de rentabilidad.

La multinacional surgida de la fusión con British Airways ha asegurado el control efectivo de Iberia a partir de los últimos cambios introducidos en el gobierno corporativo del grupo aéreo. El consejero delegado de IAG, Willie Walsh, se siente ahora con poderes realmente plenipotenciarios para abordar el cambio cultural que siempre ha tratado de promover dentro de la gestión de Iberia y eso le hace más sensible a los planteamientos de los directivos españoles para sacar adelante un pacto social con los sindicatos.

Luis Gallego está menos presionado que sus antecesores, Antonio Vázquez y Rafael Sánchez-Lozano, quizá también por las mejores expectativas del mercado de transporte aéreo y porque los conflictos de la pasada primavera han reducido la guardia alta de los sindicatos ante cualquier modificación de las condiciones laborales en Iberia. Los vientos de cambio han soplado con fuerza dentro de la aerolínea española y todos los colectivos profesionales han entendido que su aclimatación es esencial para asegurar el futuro desarrollo de la empresa en la que trabajan.

Nuevos A330 para renovación de flota

Los nuevos responsables de Iberia no van a poder cerrar un acuerdo global antes de que termine el año, pero llevan las negociaciones muy avanzadas tanto con los tripulantes de cabina (TPC) como con el personal de tierra. El acuerdo con los pilotos parece también más accesible que hace unas semanas, aunque el Sepla no ha dicho todavía su última palabra.

La aerolínea trata de conseguirun convenio estable que permita la productividad sostenida en el tiempo para impulsar la capacidad operativa a partir del próximo año. Iberia ha empezado a recibir los nuevos aviones A330 que hasta un total de ocho han sido contratados por la compañía dentro de sus planes de renovación de flota. El compromiso de la dirección va incluso un paso más allá y supondría la incorporación de una aeronave adicional si el acuerdo laboral se cierra de manera positiva a la vuelta de Navidades.

Aeropuerto José Martí de La Habana (Cuba)En este supuesto se incluye también la opción implícita de recuperar la ruta a La Habana, cuya suspensión estuvo a punto de provocar hace un año un serio incidentecon el Gobierno. La ministra de Fomento, Ana Pastor, como responsable de la regulación del tráfico aéreo en España, no dudó en recriminar la actitud de Iberia y de sus patrones de IAG recordando el carácter emblemático de la conexión con la capital cubana que “ni Franco se atrevió a poner en entredicho”.

Un año después, Willie Walsh y Luis Gallego parecen dispuestos a restañar las heridas devolviendo a Iberia por donde solía. La aerolínea ha restaurado la ruta con Atenas para la temporada de verano, aparte de las de Berlín y Estocolmo con Iberia Express. Si se recuperan las citadas conexiones con Latinoamérica sólo faltarán por rescatar los vuelos a El Cairo y Estambul, que también fueron suspendidos en diciembre de 2012 cuando pintaban bastos en Iberia. Sin que todavíase puedan lanzar las campanas al vuelo, está claro que el clima laboral dentro de la aerolínea española es ahora muy distinto.

Productividad IAG Willie Walsh Ana Pastor Sepla Iberia
El redactor recomienda