EL BANCO VUELVE A DAR BENEFICIOS

El FROB presume de dar la vuelta al calcetín de Catalunya Banc: no será liquidada

El Fondo para la Reestructuración y Reordenación Bancaria (FROB) ha sacado pecho hoy con los resultados trimestrales de Catalunya Banc

Foto: Fotografía de archivo que muestra una mujer utilizando un cajero automático de catalunya caixa en barcelona. (efe)
Fotografía de archivo que muestra una mujer utilizando un cajero automático de catalunya caixa en barcelona. (efe)

El Fondo para la Reestructuración y Reordenación Bancaria (FROB) ha sacado pecho hoy con los resultados trimestrales de Catalunya Banc. El banco catalán ha pasado de perder 1.760 millones en el mismo período del año anterior a ganar 187 millones a cierre de 30 de septiembre de este año.

La vuelta a los beneficios se basa en el traspaso de Sareb, que ha asumido los activos no rentables y por el despegue de las operaciones financieras, que han generado 470 millones de euros, básicamente por los ingresos de la conversión de híbridos, ya que "no estamos haciendo carry trade con el BCE”.  Tras el traspaso a Sareb, el riesgo inmobiliario es sólo 1.533 millones, contra los 14.024 millones que había en el mismo trimestre del año anterior.

En la partida de beneficios no hay contabilizados atípicos como la venta de CX Inmobiliaria a Kennedy Wilson y Värde Partners, que supone unos ingresos de 40 millones de euros y que presumiblemente se reflejarán en los resultados de cierre de ejercicio, según ha apuntado el director financiero, Josep María Panicello.

El nuevo presidente José Carlos Pla ha destacado la solvencia con la que el banco que heredó el negocio bancario de Catalunya Caixa afronta la salida de la crisis: 2.200 millones de capital y un elevado nivel de liquidez, cerca de 16.295 millones, de los que 1.500 millones son saldo del BCE, en lugar de los 13.400 millones.  

Año de fundación:
1926
Website:
http://www.catalunyacaixa.com/Portal
Sector:
Intermediación financiera
"Ahora, después del ERE, somos una entidad mucho más eficiente y podremos rebajar los gastos de manera importante en el futuro", ha resaltado Pla en su primera comparecencia ante la prensa. El ERE se ha cerrado con 2.153 trabajadores afectados. El número podría reducirse en función de cómo opere la externalización de servicios que lleve a cabo la entidad.

El grupo ha provisionado en estos nueve meses un total de 377 millones de euros, de los que más de 300 se han obtenido activando créditos fiscales, según han explicado hoy los responsables del banco. La morosidad se sitúa en el 12% a 30 de septiembre de este año.

Solvencia en solitario

Pla se ha desmarcado de una de las prioridades de su predecesor, Adolf Todó, que se centraban en vender la entidad. "Nuestra estrategia no está condicionada por el proceso de venta", ha apuntado Pla, recordando que tienen una cuota de mercado en Cataluña del 11%, lo que le permite tener una capacidad para seguir como entidad independiente. "La venta no nos ha de obsesionar. Y en caso de que la venta se lleve a cabo, tenemos un modelo de negocio propio que encajaría con cualquier gran grupo financiero", ha manifestado hoy el actual presidente.

Pla ha resaltado la fortaleza de la red que ha sobrevivido al ajuste, "715 oficinas centradas en Cataluña, con sucursales más grandes y con personal especializado en microempresas" que cubre más del 90% de la población catalana. Si bien Pla ha asegurado que no piensa en la venta,  está claro que se ha esforzado en poner al banco en el escaparate.

Pla ha recordado que "N+1 ha hecho una valoración de la entidad. La venta de Catalunya Banc no se afrontará hasta que se venda NCG. Después N+1 hará una valoración de la venta y se determinará las exigencias que puedan hacer los posibles compradores. No hay prisa en vender la entidad. Pero la decisión de venta la tomará la entidad". Y ha añadido que  "la liquidación de la entidad no se va a producir. Tenemos un balance muy provisionado y se verá en el próximo test de estrés del sector".

Gestión anterior

Sobre la actuación del equipo precedente, Pla se ha limitado a señalar que "la auditoría interna está haciendo un análisis de la antigua gestión, pero este trabajo todavía no ha terminado" y ha descargado la responsabilidad de personarse en la causa penal que ha iniciado la Fiscalía de Barcelona contra 35 antiguos consejeros de la entidad en lo que decidan los servicios jurídicos.

Los antiguos directivos Narcis Serra y Adolf Todó. (efe)
Los antiguos directivos Narcis Serra y Adolf Todó. (efe)

La previsión de Pla es que para el cierre de 2014, el margen de intereses crecerá un 7% y los gastos se rebajarán un 12%. Y que el cierre del año estará en línea de lo obtenido estos nueve primeros meses.

La caída de los depósitos de 1.000 millones de euros en el período comprendido entre septiembre y septiembre supone el 4% de los depósitos. Sobre esto Pla ha justificado que "el ruido mediático no ha favorecido que crecieran los depósitos.  Pero no ha sido significativo y en la actualidad estamos recuperando depósitos". Tras esta rebaja los recursos de clientes se colocan en 47.987 millones.

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios