Es noticia
Menú
Regalo a la banca: los activos fiscales podrán compensarse de forma retroactiva
  1. Empresas
NO SE SALVARÁN LOS DERIVADOS DE PENSIONES

Regalo a la banca: los activos fiscales podrán compensarse de forma retroactiva

La reforma de los activos fiscales diferidos finalmente será muy beneficiosa para la banca. Según fuentes conocedoras a la misma adoptará el modelo francés

Foto: El ministro de Economía, Luis de Guindos. (EFE)
El ministro de Economía, Luis de Guindos. (EFE)

La reforma de los activos fiscales diferidos (DTA) finalmente será muy beneficiosa para la banca. Según fuentes conocedoras de la misma, adoptará el modelo francés según el cual estos créditos fiscales podrán compensarse no sólo con los impuestos futuros sino también con los pagados en los dos últimos años de forma retroactiva. Esto va mucho más allá de lo que habían solicitado los bancos, que se conformaban con no tener que deducírselos del capital. En ese sentido, definitivamente no se salvarán las dotaciones a fondos de pensiones para los empleados pese a los esfuerzos del Gobierno en este sentido, lo que perjudica claramente al Santander. En principio, la norma adoptará la forma deReal Decreto y se aprobará en Consejo de Ministros el próximo viernes día8.

Hasta ahora, las informaciones oficiales apuntaban al modelo italiano, según el cual podrían salvarse una parte de los activos fiscales de la banca española, pero no los 51.000 aproximadamente del total, como adelantóEl Confidencial en septiembre. La fórmula era convertir estos activos en créditos fiscales que se recuperen en cualquier situación, incluso la quiebra de la entidad (cosa que no sucede ahora), lo que permitiría considerarlos capital según las normas deBasilea III. Pero el Gobierno ha ido más allá y ha conseguido lo mismo que en Francia, es decir, que los DTA puedan compensarse no sólo con los impuestos que la entidad pagara en el futuro sino con los que ya ha pagado en los dos últimos ejercicios. Técnicamente no serán deducibles, sino que la nueva norma cambiará el concepto fiscal aplicado a los dos últimos años para que puedan compensarselos DTA.

Esto es muy importante, porque hasta ahora la recuperación de los activos fiscales estaba limitada a los que el auditor calculara que iban a ser compensables con los beneficios de los próxímos 18 años. Si se pueden compensar contra los ya pagados en los dos ultimos años, se añade un elemento de certeza y, en consecuencia, se elimina parte de la incertidumbre sobre la recuperacion de estos activos, que es el argumento que ha esgrimido el Gobierno para arrancar esta prebenda de las autoridades europeas, según las fuentes consultadas.

Estos activos fiscales son futuros créditos contra la Hacienda Pública (es decir, servirán para reducir los impuestos que deberían pagar los bancos por sus beneficios en el futuro)

Estos activos fiscales son futuros créditos contra la Hacienda Pública (es decir, servirán para reducir los impuestos que deberían pagar los bancos por sus beneficios en el futuro) y pueden ser de dos tipos: losgenerados por pérdidas del pasado (bases imponibles negativas -BIN- en el Impuesto de Sociedades) o derivados degastos anticipados que no son deducibles en el impuesto,como las provisiones dotadas en 2012 por los reales decretos 'De Guindos',los saneamientos y gastos de reestructuración realizados desde 2010, o los compromisos por pensiones.

La regulación internacional de solvencia conocida comoBasilea III, que entra en vigor a partir de 2014,obliga a descontar ambos tiposdel cómputo del capital. Esto supone restar a las entidades una media del 30% de sus fondos propios, pero en el caso de Bankia, el más afectado por esta situación,el porcentaje llega al70%. Un capital que tendrían que generar con sus beneficios, que pedir en el mercado o que recibir de fondos públicos.De ahí que la banca haya instado al Gobierno a pelear en Bruselas para que estos activos no tengan que deducirse del capital, como informóEl Confidencialen agosto.La fórmula consiste en que, si un banco con créditos fiscales quiebra, el Estado pondría el capital que representaban esos activos (es lo que se conoce como 'capital contingente').Esto es lo que se denomina "monetización" de los DTA, que los principales países europeos ya tienen en vigor, por lo que no reconocerlo aquí dejaría wn desventaja competitiva a las entidades españolas.

Esa negociación es la que está a punto de resolverse ahora, aunque sus términos finales no están totalmente definidos. Las fuentes citadas explican que hay un gran hermetismo tanto en el sector como en Economía y en el Banco de España, porque se trata de mantener un perfil bajo y permitir que el Gobierno negocie con Bruselas sin filtraciones a la prensa. Por eso, no hay una cuantificación exacta de los DTA que finalmente podrán mantenerse en el capital de la banca española.

Las pensiones no se salvan

Estas fuentes aseguran también que los gastos por pensiones de los empleados, que forman parte de los DTA, no se salvarán y tendrán que restarse del capital. Y eso, a pesar de los denodados esfuerzos del departamento deLuis de Guindospara conseguir salvarlos en la negociación. Sin embargo, Bruselas se ha mostrado inflexible, como ha ocurrido en la Ley de Cajascon la obligación de que las cajas vendan la mayoría de sus bancos para evitar el fondo de reserva. Así que, finalmente, estos DTA no podrán salvarse.

Los más afectados por esta negativa son los dos grandes. Según estimaciones del banco de inversión KBW, Santander tiene en su balance DTA porgastos de pensiones por valor de 1.539 millones y BBVA, por 1.228. A mucha distancia aparece Caixabank con 282. Estos activos, que parecían salvados inicialmente, estaban en el aire desde hace algunas semanas. Finalmente se han quedado fuera de la nueva norma, siempre según las fuentes.

En todo caso, el reconocimiento de los DTA y la retroactividad de su compensación no se considerarán ayudas de Estado, algo que ya ocurre con el reconocimiento de estos activos en los principales países europeos. En consecuencia, no computarán como déficit ni como deuda pública. Esta nueva legislación es muy importante para la subasta de NCG Banco (Novagalicia) actualmente en marcha, puesto que la entidad gallega tiene unos DTA de hasta 4.500 millones que suponen su principal atractivo para los bancos interesados en su compra.

La reforma de los activos fiscales diferidos (DTA) finalmente será muy beneficiosa para la banca. Según fuentes conocedoras de la misma, adoptará el modelo francés según el cual estos créditos fiscales podrán compensarse no sólo con los impuestos futuros sino también con los pagados en los dos últimos años de forma retroactiva. Esto va mucho más allá de lo que habían solicitado los bancos, que se conformaban con no tener que deducírselos del capital. En ese sentido, definitivamente no se salvarán las dotaciones a fondos de pensiones para los empleados pese a los esfuerzos del Gobierno en este sentido, lo que perjudica claramente al Santander. En principio, la norma adoptará la forma deReal Decreto y se aprobará en Consejo de Ministros el próximo viernes día8.

Santander Créditos Banca
El redactor recomienda