POR EL CASO CATALUNYA CAIXA

Serra justifica los sobresueldos para adaptarse a los precios de mercado

El expresidente de Caixa Catalunya Narcís Serra ha defendido hoy su gestión al frente de la entidad que acabó nacionalizada y justifica los sobresueldos

Foto: l expresidente de Catalunya Caixa, Narcís Serra (c), en la Ciudad de la Justicia (Efe)
l expresidente de Catalunya Caixa, Narcís Serra (c), en la Ciudad de la Justicia (Efe)

El expresidente de Caixa Catalunya Narcís Serra defendió este lunes su gestión al frente de la entidad de ahorros que acabó nacionalizada al calificarla de "legal", "leal" y "conveniente", además de justificar las subidas de sueldo a los directivos cuando la entidad estaba en plena crisis.

Tras prestar declaración durante casi tres horas como imputado ante el juez que instruye el caso contra los exdirectivos de la entidad por una presunta administración desleal, Serra salió en defensa de su actuación ante los periodistas. En unas breves palabras repetidas en catalán y castellano, y sin prestarse a responder preguntas, aseguró que en 2010 aprobó, entre otras medidas, el aumento de salario variable para el ex director general, Adolf Todó, (también imputado) porque "había que mantener al equipo directivo de la caja".

Sus decisiones al frente de la entidad de ahorro fueron "legales, leales y convenientes en aquel momento", ha subrayado el ex vicepresidente del Gobierno y ex ministro de Defensa.  Serra compareció ante el titular del juzgado de instrucción número 30 de Barcelona para hacer frente a dos imputaciones de la Fiscalía por haber subido de un 35% a un 50% la retribución variable de Todó y por incrementar también en 2010 el sueldo de los directivos en un 1,5%, que correspondía al IPC. El ex dirigente socialista ha subrayado que "la lealtad del consejo de administración está más que demostrada".

Por otro lado, el presidente de Ausbanc, Luis Pineda -director técnico de la acusación popular en este caso- explicó a los periodistas respecto a estos informes que "todo lo que ellos se aprobaban a sí mismos en el consejo de administración se lo volvían aprobar en el consejo de retribuciones, y pagaban cientos de miles de euros a terceros para que ratificaran lo que ellos querían que ratificaran", y pidió prisión provisional por riesgo de destrucción de pruebas.

Pineda explicó que han pedido una vistilla tras la declaración de Serra para solicitar que ingrese en prisión provisional porque se cumplen los requisitos del artículo 503 de la ley de enjuiciamiento criminal, en base al riesgo de que Serra pueda alterar informes o actas, y por las "falsedades que ha vertido durante su declaración". De la declaración, Luis Pineda ha detallado que el imputado ha dicho que actuó como funcionario y "que todo lo ha hecho en virtud de lo que le exigía la Generalitat y el Banco de España".

Según el abogado de la acusación popular, Serra ha asumido que el consejo de administración -de los que hay imputados por este caso una cincuentena de miembros en 2010- se dedicaba esencialmente a las retribuciones, y que "se autorizaba a sí mismo aquellas retribuciones que en opinión de la Fiscalía son delictivas".

Para el letrado, Narcís Serra "vive en un mundo inverosímil y perfecto en el que desconoce que han pasado de 500 millones de beneficio a 180 y después a 77, pero, pese a esta caída brutal de beneficios, para él está absolutamente justificado que las retribuciones fijas y variables aumentasen año tras año". 

Asimismo, ha indicado que el expresidente de la entidad ve "perfectamente justificados sus sueldos y los emolumentos del variable" pese al rescate millonario pedido hasta en tres ocasiones al Frob. "Ese mundo feliz en el que ha vivido le ha llevado a destruir la tercera entidad financiera de España, a empobrecer este país, a no pagar las preferentes y a no pagar la deuda subordinada", ha lamentado el representante de Ausbanc.

Serra se negó a responder las preguntas del abogado de la acusación popular y las del abogado de la CUP -también personada en el caso- alegando que se sintió insultado por estos últimos en el Parlamento catalán, aunque el juez le ha recordado que una comisión parlamentaria y una declaración judicial son procedimientos diferentes.

Protestas a la entrada

Afectados por las preferentes protagonizaron un altercado con los miembros de seguridad de la Ciudad de la Justicia al intentar irrumpir en la sala donde el Juzgado de Instrucción 30 de Barcelona está tomando declaración este lunes al expresidente de Catalunya Caixa Narcís Serra y al exdirector Adolf Todó por cobros desproporcionados de la entidad.

Serra y todó declaran en el juzgado por sobresueldos en caixa catalunya ante la protesta de afectados por las preferentes
Serra y todó declaran en el juzgado por sobresueldos en caixa catalunya ante la protesta de afectados por las preferentes

Más de un centenar de afectados por las preferentes se manifestó este lunes a las puertas de la Ciudad de la Justicia y subieron hasta el rellano donde están las salas de los juzgados, donde tiraron dos petardos y lanzaron gritos de 'Manos arriba, esto es un atraco'. Serra y Todó han llegado a las 9 horas, una hora y media antes de la declaración, cuando todavía los manifestantes no se habían concentrado.

Los manifestantes convocados por Aicec-Adicae llevaron a la concentración un chorizo gigante de plástico para acoger a los dos exresponsables de la entidad bancaria y a ellos se han unido decenas de funcionarios de Justicia, que gritaron consignas contra los recortes en la administración y han mostrado la pancarta 'Justicia en huelga'.

Estos trabajadores mantienen la huelga indefinida desde el 4 de septiembre contra los recortes del Gobierno catalán, aunque el seguimiento de esta convocatoria ha sido escaso. Los concentrados han gritado consignas como 'Ladrones', 'A los jubilados les han robado', 'Las preferentes matan a la gente', y han mostrado pancartas contra productos bancarios como las preferentes y subordinadas.

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
21 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios