Los hermanos Sousa se enfrentan en los juzgados por el colapso de Pescanova
  1. Empresas
FERNANDO CUESTIONA LA VERSIÓN DE LOS DEMÁS

Los hermanos Sousa se enfrentan en los juzgados por el colapso de Pescanova

Los hermanos Sousa están enfrentados desde hace diez años. Hoy Manuel ha cuestionado en el juzgado la versión de otros consejeros de Pescanova

Foto: Junta de Pescanova en el año 2009 con presencia de los hermanos: Manuel (c) y Fernando (3i)
Junta de Pescanova en el año 2009 con presencia de los hermanos: Manuel (c) y Fernando (3i)

Los hermanos Fernández Sousa, Manuel y Fernando, no se hablan desde hace diez años. La razón del enfrentamiento es el mal comportamiento del que fuera presidente de Pescanova con Fernando, miembro de la comisión de auditoría. El principal imputado en la causa que investiga el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz ha pasado una década prometiendo a su hermano que le compraría su parte de las acciones, algo que nunca ocurrió.

Ambos heredaron el negocio familiar, pero sólo Manuel quiso hacerse cargo de la empresa. Compró todas las acciones a sus otros dos hermanos pero no reunió dinero suficiente para adquirir también las de Fernando. Sus promesas se alargaron y el pago de las acciones nunca llegó. Así lo ha asegurado éste en su interrogatorio ante el instructor, que también le citó como imputado, precisamente por formar parte de la comisión de Auditoría y por representar a su hermano como accionista mayoritario.

Según fuentes presentes en la declaración, Fernando ha asegurado que desconocía por completo todas las irregularidades llevadas a cabo en la empresa pesquera. La situación real de la compañía, de la cual se habían estado falseando las cuentas, la conoció por la empresa cuando estalló el asunto, ha afirmado. Además, ha indicado que él se encontraba en la ciudad canadiense de Quebec, donde se mantenía en reposo tras sufrir un accidente de moto.

El hermano del expresidente de Pescanova ha intentado en todo momento desvincularse de la empresa, sosteniendo que su modo de vida es el deporte, al que se dedica de forma profesional. Según las mismas fuentes, ha cargado las tintas contra los auditores, tanto internos como externos, (éstos últimos a través de la empresa BDO) asegurando que ellos conocían el estado real de las cuentas. Como miembro de la comisión de Auditoría desde su fundación, ha explicado que en cada reunión se levantaba acta y estaban presentes ambos auditores. A su juicio, si había algo que no cuadraba y no salió a la luz, el único que lo podía conocerlo era el auditor.

Cuestiona la versión de los demás consejeros

Fernández Sousa ha dado otro dato: seis meses antes de conocerse la situación real de la empresa, que provocó que la Comisión Nacional del Mercado de Valores suspendiera su cotización por un desfase en las cuentas, el Consejo de Administración había aprobado por todos sus miembros desinversiones de activos como la venta del salmón de Chile, porque se preveía que no se iba a poder atender los pagos de los créditos de marzo de 2013, como así ocurrió luego.

Fuentes de la acusación señalan que esta declaración pone en tela de juicio los argumentos de los demás consejeros, quienes aseguraron desconocer la situación crítica de la compañía. Es decir, medio año antes, en septiembre de 2012, ya eran conscientes de que existía un problema de tesorería. En ese mes, cuando se aprobaron las cuentas anuales, ya se sabía que los datos no cuadraban. Estas fuentes apuntan que ahora la labor del instructor es conocer quien dio la orden de vender los activos precisamente para hacer frente a todos los créditos que tenían pendientes.

Pescanova Audiencia Nacional Manuel Fernández de Sousa
El redactor recomienda