Concedió ayudas públicas a Fertiberia

Piqué subvencionó a una empresa del grupo Villar Mir, del que es consejero

Fertiberia, la división de fertilizantes de OHL, recibió más de doscientos millones de pesetas en ayudas del Ministerio de Industria

Foto: Piqué subvencionó a una empresa del grupo Villar Mir, del que es consejero

Un caso más de ‘puertas giratorias’, como se diría en el mundo anglosajón. Al largo listado de ilustres nombre españoles que siguieron esta senda se añade ahora el de Josep Piqué, nuevo consejero delegado de OHL, grupo empresarial de propiedad de Juan Miguel Villar Mir. Fertiberia, la división de fertilizantes de este grupo, recibió más de doscientos millones de pesetas (1,2 millones de euros) en ayudas del Ministerio de Industria entre 1996 y 2000, cuando Piqué era el responsable de este departamento. El grupo empresarial había comprado Fertiberia un año antes de Ercros, de la que el ahora exministro era presidente.

El nombramiento de Piqué como nuevo consejero delegado del coloso industrial fue oficializado esta semana. Pero la relación entre Villar Mir y el actual presidente del Círculo de Economía se remonta al menos a 1995, cuando todos eran mucho más jóvenes y España trataba de salir a flote después de varios años de severa crisis. 30 años después, la historia vuelve a repetirse.

Estamos a un año de las elecciones generales que darán el Gobierno de la nación al Partido Popular. El paro está en el 22% después de la crisis que azotó el país entre 1992 y 1993 y Josep Piqué es presidente del grupo industrial Ercros. Su filial de fertilizantes Fesa-Enfersa está a punto de ser vendida a la norteamericana Freeport por el simbólico precio de una peseta. Tres años antes, en diciembre de 1992, Fesa-Enfersa había sido declarada en suspensión de pagos. Sus deudas ascendían a 117.000 millones de pesetas (703 millones de euros), a las que había que añadir 20.000 millones (120 millones de euros) de pérdidas.

Ese mismo año había empezado el plan de reestructuración de Fertiberia, creada 'ad hoc' en 1993 como filial sustentada por los activos viables de Fesa- Enfersa. A mediados de este proceso, en marzo de 1995 Villar Mir informa de su interés por comprar la empresa de Piqué.

Piqué presidió Ercross, cuya filial Fesa-Enfersa (futura Fertiberia) vendió a Villar Mir

Tras aprobarlo el Instituto de Crédito Oficial (ICO), Villar Mir se hace con el control del grupo Fesa-Enfersa a través de su empresa inmobiliaria Espacio SA. Adquiere el 53,60% de su capital por 720.000 pesetas en una compra que incluía Fertiberia y una opción de compra del 20% restante, que se materializará en 1997. Villar Mir llega así a controlar el 99,35% del capital de una empresa con un volumen de ventas de 73.900 millones de pesetas (444 millones de euros).

Ayudas y subvenciones

En 1996, Josep Piqué fue nombrado Ministerio de Industria y Energía, cargo que ostentó durante todo el primer Gobierno de Aznar. En esos cuatro años se concentran las ayudas que este ministerio concedió a Fertiberia, una empresa más dentro del holding construido en torno a OHL, empresa de la que el exministro es, desde ayer, consejero delegado.

Fertiberia cosechó dos tipos de ayudas: subvenciones por un lado y préstamos con tipo de interés bonificado -es decir, menor del que concedería un banco- por el otro. Según consta en el Boletín Oficial del Estado (BOE), en los dos primeros años de Piqué como ministro, Fertiber ingresó 144 millones de pesetas, 865.000 euros. Ambas ayudas entraban en el programa “Programa Industrial y Tecnológico Medioambiental (PITMA)”, pensado para acompañar las empresas en su proceso de adaptación a las exigencias medioambientales.

En 1998, dentro del programa “Ahorro y Eficiencia Energética”, Fertiber recibió cinco subvenciones por sendos programas, de acuerdo con lo que se publicó el BOE. En total, sumaban 63 millones de pesetas, 379.000 euros. La última subvención por parte del Ministerio de Industria -y la última que le empresa recibió- llegó en el año 2000: 20 millones de pesetas (120.000 euros) dentro de una “Iniciativa de Apoyo a la Tecnología, la Seguridad y la Calidad Industrial”.De los 127 millones (763.000 euros) de pérdidas registrados en 1998, en el año 2000 Fertiber volvía a registrar beneficios por 350 millones de pesetas (2,1 millones).

Reestructuración bajo lupa

A mediados de los años 90, cuando Villar Mir se hace con la futura Fertiberia, la empresa está llevando a cabo un profundo plan de reestructuración. Según el Gobierno informó a la Comisión Europea, el plan ascendió a 78 millones de euros y conllevó la pérdida de 160 puestos de trabajo. Como ha podido comprobar este periódico, estas operaciones no quedaron ajenas a los ojos de Bruselas: un informe del año 2000 que firmaba Mario Monti -entonces miembro de la Comisión- ponía en duda que el condono de las deudas por parte de la Seguridad Social y del Tesoro pudieran considerarse como ayuda estatal legal.

“España ha ejecutado ilegalmente la ayuda en cuestión”, concluía el informe, que, sin embargo, matizaba: “No obstante, la Comisión estima que las medidas de ayuda en favor de Fesa-Anfersa cumplen las condiciones establecidas por las directrices comunitarias sobre ayudas estatales de salvamento y reestructuración de empresas en crisis y, por tanto, pueden autorizarse”.

Las subvenciones concedidas fueron cuestionadas por Bruselas

Dos años después, en 2003, fue el Tribunal de Cuentas español quien puso en duda esa operación. Este organismo fiscalizó todas las operaciones llevadas a cabo por Fertiberia entre 1985 y 2000, analizando a fondo su plan de reestructuración. La ayuda pública recibida para ese procedimiento -ayuda directa para que pudiera aguantar la difícil situación del sector- procedió de Hacienda, Seguridad Social e Instituto de Crédito Oficial, en su mayoría. Según el organismo fiscalizador, 37.000 millones de pesetas (222 millones de euros), el 70% de esa ayuda, “debe considerarse como no recuperable en el futuro”. Préstamos a fondo perdido.

“Estas ayudas han sido determinantes para evitar la quiebra de Fertiberia”, señala el informe, que había sido encargado “de urgencia” por la Comisión Mixta del Congreso de los Diputados. Debido a los créditos pendientes de recuperar, el Tribunal concluía que “el coste real que ha supuesto por el Sector Público estas ayudas es imposible de determinar”.

Adiós a la política

El nombramiento de Piqué al frente de OHL se mantiene en la línea de lo que él mismo anunció a mediados de septiembre: “Mi horizonte es la actividad empresarial, no volveré a la política”, aseguraba durante la presentación de su libro Cambio de Era, Un mundo en movimiento: de Norte a Sur y de Oeste a Este

El exministro abandonó oficialmente la vida política en 2007, cuando presentó su dimisión del PPC. Desde entonces, se volcó en lo empresarial. En noviembre de 2007 fue nombrado presidente de la aerolínea de bajo coste Vueling, que dejó tras la toma de control de la empresa por parte de International Consolidated Airlines Group (IAG). Entre 2010 y 2012 presidió Bodaclick, y el año pasado se sentó en la mesa de administración del Grupo San José. Dejó el cargo este mes de septiembre.


 

 

 

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
33 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios